Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 8 de noviembre de 2017

La fe siempre nos salva (Parte II)



Sabiendo que la  fe siempre nos  salva,
 motiva  intensamente el día a día
 en tanto esa esperanza desde el alba
 nos muestra su esplendor con osadía.

Es fragua que endurece, nos enalba
blanqueando hasta el pesar de la agonía,
construye milagrosa en su porfía
e impera vehemente mientras ralba.

Es cierto que cual fénix se levanta,
renace consistente, sin rencores
y obrando humildemente se adelanta.

Supera el intrigar de los rencores,
con firme decisión ella suplanta
la odiosa tempestad de inquisidores.





ralbar: levantar.
Dar la primera reja de arado a las tierras.


enalbar.
(Del lat. inalbāre, blanquear).
1. tr. Caldear y encender el hierro en la fragua hasta que parece blanco.

domingo, 5 de noviembre de 2017

La fe siempre nos salva


Parte I




Gozando los tesoros preferidos
en busca de lo auténtico y valioso,
el pacto marcha intenso,  silencioso
y ofrenda pormenores escondidos.

Quizás algunos sueños confundidos
irrumpan el presente temeroso,
entonces lo real maravilloso
esplende en los confines sorprendidos.

Más valen los detalles sublimados,
melifluos en el mazo o la collalba
que dejan sus terrones desmembrados. 

Sensibles horizontes que a mansalva
ofrecen desafíos impensados,
sabiendo que la  fe siempre nos  salva.



collalba
1. f. Mazo de madera con el cual los jardineros desmenuzan los terrones.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La estrella que siempre inspira




Eres tú la consentida
de ángeles y querubines,
luz en las horas vacías,
despertar en los declives.
Para ti no hay imposibles
porque el milagro te alcanza,
eres el alba encarnada,
la estrella que siempre inspira
y bendice nuestras vidas
aliviando nuestras cargas.

Eres quien media y activa
esa fe que nace libre,
vives el sí que no humilla 
y propone ser humildes.
Abraza hasta lo increíble
ese amor que te ilumina,
 batalla día tras día
contra el odio y la venganza,
regalándonos la  gracia
de vencer la cruel perfidia.

La traición que contamina
revienta ante lo sublime.
Frente al odio que aniquila
eres escudo invencible.
No te quiebra lo terrible 
y perseverando ofrendas,
 tu inmaculada paciencia
y el  maternal sacrificio,
intercediendo ante el hijo
en el cielo y en la tierra.



martes, 31 de octubre de 2017

Surtidoras de poderes




Llegan brujitas traviesas
con sus pócimas rebeldes,
en las vasijas de barro
surtidoras de poderes.
Con euforia callejera
subiendo por las paredes,
sorprenden con su destreza
entre papelillos verdes.

Alocadas, pizpiretas,
trenzando los acertijos
vierten confetis dorados
que adornan sus laberintos.
Buscan escobitas nuevas
con zalema y regocijo
y conjuran a la luna
en el convite divino.

Danzan, auguran, revuelan
y conspiran de repente,
murmuran y se sonríen
maliciosas, confidentes.
Guardan el polvo de estrellas,
  el elixir y las mieles,
quieren conquistar luceros
y excederse en sus placeres.

Mimosas y lisonjeras
halagando con cumplidos,
saben de rumba y de salsa
 de merengue y de buen ritmo.
Cumplidoras de promesas
y alucinando delirios,
siguen tejiendo quimeras
hilvanando desatinos.

Con sus varitas coquetas
retozando libremente,
 confabulan con el arte
presuntuosas, diligentes.
Como arúspices deidades
junto a los elfos y duendes,
ellas gozan zalameras
con el hechizo que expelen.







Sin que pueda jamás




Y buscó en el ayer un refugio entre penas, 
un pasado que ahogó sus nostalgias vividas
cual antaño crucial de inminentes caídas
en colinas angostas y en quebradas ajenas.


Vislumbró al caminar añoradas almenas
y esas luces de paz por el sol revestidas,
fueron más que un fulgor de almenaras prendidas
mientras sin pregonar derribaron cadenas.


Y admitió la razón, confesó sus verdades,
se tocó el corazón sacudiéndose todo
concediendo el honor de sanar realidades.

Solamente el amor dignifica bondades
y el orgullo ahogará su mentira en el lodo,
sin que pueda jamás perpetuar sus maldades.
















lunes, 30 de octubre de 2017

Solo un soplo del alma



Se ha de lustrar el brote que asoma en la quimera
asida y aferrada a una ingenua esperanza,
se ha de pulir la piedra vital sin asechanza
borrando el artificio que engaña y desespera.

Se ha de trocar la envidia que al odio convenciera
y enmudecer el grito sin vacilar, a ultranza,
resueltamente libre sin rastro de añoranza
convencido que el gozo de amar vence la espera.

No será la nostalgia la que el sueño impidiera 
sometida al bohemio desvelo de la holganza 
ni tampoco el abismo que al cielo estremeciera.

Solo un soplo del alma que anima en su pujanza
verá el halo que augura verdor de primavera
mientras tanto el presente defiende su bonanza.   



domingo, 29 de octubre de 2017

La amistad no ha de rogar




¡Qué bueno es poder contar 
con un amigo sincero
que solidario y certero
nos auxilie sin dudar!
La amistad no ha de rogar
el abrazo sin fronteras,
ha de acudir sin barreras
con optimismo y consuelo,
siendo fiel en el desvelo
y arquitecto de quimeras.

Una palabra que sana
ofreciendo su empatía,
es cual leal melodía
que del corazón emana.
Sabe que el dolor profana
cuando el ingrato traiciona,
la mentira conmociona
y flagela sin medidas,
en las sensibles caídas
esa presencia alecciona.

Si la amistad se quebranta
escondiendo su grandeza,
nunca existió la nobleza 
y a su falacia amamanta.
En el silencio atraganta
todo lo que dar quisiera,
su cobardía supera
el valor de lo sublime
y la verdad que redime
sucumbirá prisionera.



miércoles, 11 de octubre de 2017

Mientras el ocaso




No será la apuesta quien rompa el secreto
ni será la causa de la despedida,
pues del universo la quimera henchida
tejerá la cuerda que conduzca al reto.

Dicen que algún ángel presenció discreto
la entrega preciada del alma elegida,
que bendijo el aura de la fe encendida 
y atisbó el milagro que asomaba inquieto.

Añorado encuentro que el placer trasciende
deja con su encanto melodioso arpegio
mientras el ocaso cenital se extiende.

Cuentan quienes vieron aquel sortilegio
 en la  ilusa noche cuya luz sorprende
 que el aire gozaba de ese privilegio.