Mis letras versadas

Mis letras versadas

domingo, 15 de abril de 2018

Entre ciprés y reseda.



Me deslumbró la armonía
en la agradable vereda,
bajo frondosa arboleda
pensé que nunca me iría
y que allí me quedaría
entre ciprés y reseda.

Imaginé tantas cosas
inspirada en el paisaje,
maravilloso paraje,
tentaciones prodigiosas,
junto a musas caprichosas
con su más tierno lenguaje.

Me extasié escuchando el trino
y recordé aquel sinsonte,
caprichoso por el monte
en el palmar tan divino.
Me inspiró lo más genuino:
¡visualicé el horizonte!

Me transportó hasta el estero
allá por la lejanía,
el deleite y la ambrosía
en el valle del jilguero,
El Yumurí, su sendero
el salitre y la bahía.

Ví una calle de adoquines
en aquel instante tierno,
viví el guateque fraterno, 
las azucenas, jazmines,
zunzunes en los jardines
revolando en mi cuaderno.

Se atolondró el pensamiento
entre la caña y la olmeda,
el rosal y la alameda
tras las caricias del viento,
me trajeron al momento
entre ciprés y reseda.



martes, 10 de abril de 2018

Besa su melancolía



El céfiro besa su melancolía
al caer la tarde cuando el sol se esconde
y las letras fluyen hacia el horizonte
donde se entremezclan más que fantasías.

Romance y plegaria, desvelo y vigilia
de azules pinceles, cetrinos colores,
junto a los destellos de insomnes visiones
brindan el mosaico que transforma vidas.

Pleno el panorama con sus maravillas,
el ocaso goza su beldad sin nombre,
es cual paraíso que obsequia sus dones
para que el poeta vibre en su estampida.

El poniente intuye su fuerza atrevida
sopla sus azares, también confesiones,
lo mejor del alma, sus fieles soportes,
en días de sombras y en horas perdidas.

El céfiro besa su melancolía
de azules pinceles, cetrinos colores,
es cual paraíso que obsequia sus dones
en días de sombras y en horas perdidas.



sábado, 7 de abril de 2018

Capricho del Tintero

Pluma, camino y desconcierto,
 letras con alas fugitivas,
vena del poeta que entre líneas
procura sublimar los sentimientos.

Pluma, capricho del tintero,
euforia en el torrente inusitado
moldeas cual mirífico artesano,
la vida, sus azares y embelesos. 

Pluma, pasión, fuga en el tiempo
espacio agitador en tempestades,
consuelo en el conflicto inexplicable
y escape en la impotencia ante lo incierto. 



viernes, 6 de abril de 2018

Ternura de la lira



Verso, ternura de la lira,
besas el surco del iluso anhelo,
cruzas la puerta, abrazas el revuelo
del insomne capricho que delira.

Verso, templanza y osadía,
arte que fluye desde lo profundo,
 amando la sorpresa y lo fecundo
que incita el suspirar en poesía.

Verso, convite y desafío,
asilo de la voz incomprendida,
refugio en la tediosa despedida
y trino en el silencio del vacío.  


jueves, 5 de abril de 2018

Sorprende el ocaso



Cuando tú acaricias mi verdad rendida,
cuando ese milagro de amor eclosiona,
el alma se funde con quien le obsesiona
y revela el halo de luz escondida.

Leal la esperanza si es correspondida,
su fuerza en el tiempo nunca decepciona,
es matriz que inspira cuando conmociona
pues sabe entregarse fiel, comprometida.

Y es que el universo responde e invita,
vive su alborozo sin miedos ni sombras
prefiriendo el aura de su compañía.

Sorprende el ocaso la fuga inaudita,
prepara el oasis en la suave alfombra
y el céfiro besa su melancolía.


miércoles, 4 de abril de 2018

Seguir amando la vida (Tercerillas)


Animando primaveras
a pesar del desencanto,
se bendicen las esperas.

Arúspice en el encanto
de alimentar la esperanza,
tras superar el quebranto.

No castiga a la añoranza
porque en ella se alimentan
alma y pluma en fiel alianza.

Sentires se complementan
tejiendo su fantasía,
pero jamás se amedrentan.

Pues describen la agonía
o el hechizo del desvelo
cual sublime melodía.

Consciente va en el revuelo
la inspiración que no olvida,
el trascender hasta el cielo.

Aunque alguna nota herida
confabule en el silencio:
¡seguirá amando la vida!

Y mirará al universo
con la visión que agradece,
ese amor que permanece
indemne ante lo perverso.



lunes, 2 de abril de 2018

Tejen framboyanes


Irrumpiendo ensueños entre flores bellas,
acaricia espacios en parques y aceras
y el frescor del aire para si volvieras
dejó sus pinceles de añoradas huellas.

Sublime el arrullo de aquella paloma
 rozó con las alas de la primavera,
guardando el tesoro por si amaneciera
el viril asombre surtiendo su aroma.

Tejen  framboyanes ilusas historias,
aladas sus ramas se mecen traviesas,
versan esperanzas para si profesas
tu fe en el milagro dador de victorias.

Bajo su ropaje la sombra atesora
suspiros de aquella desvelada ofrenda,
para así prendernos de nuestra leyenda
que ha de ser la musa fiel y creadora.

Con el  fuego irrumpe silencios, historias
bajo su ropaje por si amaneciera.
Suspirando el rostro de la primavera
 ha de ser la musa que inspira  victorias.



jueves, 29 de marzo de 2018

Eres tú mi confidente

 Zéjel

Eres tú mi confidente

Eres tú mi confidente
quien  me escucha vehemente.
El que mira desde el alma
y puede gozar la calma,
cuando el hastío desalma
en impetuoso torrente.

Eres tú mi confidente
quien me escucha vehemente.
El que junto a mí camina,
con la sonrisa genuina
y esa verdad que ilumina
radiante e intensamente.

Eres tú mi confidente
quien me escucha vehemente.
El que mis noches perdona
y al amor no condiciona,
porque el verso le apasiona
cuando llega irreverente.

Eres tú mi confidente
quien me escucha vehemente.
El que conoce mi historia
y atesora en la memoria,
el declive y la victoria
con su sentir concluyente.

Eres tú mi confidente
quien me escucha vehemente.
El que recrea en el monte
el verdor del horizonte,
cuando se escucha el sinsonte
trinando tan dulcemente.
Eres tú mi confidente
quien me escucha vehemente.