Mis letras versadas

Mis letras versadas

martes, 26 de febrero de 2019

Abrazar quimeras



Revuelo de azares regalando albricias,
fiel el regocijo de abrazar quimeras,
copular las almas, liberar las penas
y alzar la mirada  rindiendo colinas.
Revuelo de azares regalando albricias
en la encrucijada que teje la ausencia,
esperar pacientes, compartir promesas
y cruzar senderos rindiendo colinas.


Pasajes que llevan consigo la esencia
que transmiten tantos valores que admiran,
atraviesan muros, paredes e inspiran
osadas batallas e historias guerreras.
Pasajes que llevan consigo la esencia
que han mostrado rostros de tiernas caricias
mientras que las alas baten y acarician
sueños peregrinos e historias guerreras.


Revuelo de azares regalando albricias,
pasajes que llevan consigo la esencia
en la encrucijada que teje la ausencia
que han mostrado  rostros de tiernas caricias.
Fiel el regocijo de abrazar quimeras
que transmiten tantos valores que admiran,
atraviesan muros, paredes e inspiran
osadas batallas e historias guerreras.



Siempre leal



Bajo un cielo de estrellas silenciosas
te surtí del azul de primavera
y pude así abrazar nuestra quimera
rodeada de mil sombras ingeniosas.

Tus manos, fuertes manos poderosas,
artesanas del amor y de mi espera
a ellas le ofrecí mi vida entera
mis versos, mis orgasmos y mis rosas.

Tus ojos, tu versar que me seduce
la tinta de tu hacer que me enternece
es fuerza y es placer que nos conduce.

Viril tu afinidad que siempre ofrece
sensual inspiración que se trasluce:
¡leal, siempre leal nos pertenece!




jueves, 21 de febrero de 2019

Con los ojos del alma



Y revela también su quimera vital,
la que desde la fe fluye libre, sin trabas,
que confía en el ser y en la esencia sagrada,
porque sabe mirar con los ojos del alma.

Ella suele buscar, no se rinde ante el mal,
no cuestiona milagros, se hace eco del alba,
pues conoce el amor sin fronteras que atrapan
al poder socorrer con los ojos del alma.

Brota firme y osada es cual un manantial
que libera lo fiel junto con la esperanza,
pues despierta y se crece en lo humilde que ensalza
el saber vislumbrar con los ojos del alma.


miércoles, 20 de febrero de 2019

Multiplica lo bello



Esas causas sinceras que no se han de olvidar,
las alianzas del alma, los conjuros eternos,
las acciones divinas que merecen respeto
más que nobles tratados son senderos de paz.

Esos actos gentiles de vergüenza y bondad
son verdades que ensamblan, son los fieles reflejos
de horizontes sin manchas, eminentes y excelsos
que ponderan la vida y al más digno ideal.  

Avenencia sincera que censura lo inepto,
la falacia,  la inercia de la oscura maldad
y se ajusta al decoro que alimenta lo intenso.

No maldice ni engaña, se empodera genial
tolerante y egregia multiplica lo bello
y revela honorable su quimera vital.



martes, 19 de febrero de 2019

Es el cauce del tiempo



Cual torrente el hastío va surtiendo mi tiempo,
por el día me abraza la impaciencia del mar
cuando baña la arena el blancor de la espuma
y el sonido del viento es adagio al pasar.
Cual torrente el estío también surte su efecto,
el renuevo comienza para pronto alcanzar
esa cima que admiro  y me eleva hasta el alba,
esa cima que alcorza sortilegios de amar.

Es el cauce del tiempo, es la vida que pasa,
es caricia del alma que prefiere soñar
su profundo desvelo entre aciagos discretos,
sus anhelos bohemios sosteniendo el azar.
El destino que ha escrito sus renglones perfectos,
que no oculta su cara pues pretende inspirar
esas causas divinas que precisan empeño,
esas causas sinceras que no se han de olvidar.




jueves, 14 de febrero de 2019

De la mano del tiempo



Caminemos los dos de la mano del tiempo,
el ayer ya no es hoy, el ahora es eterno.
Sentiremos los dos los azares supremos,
el presente de amar, el presente sin miedos.

Caminemos así confidentes eternos,
 en el peregrinar juntaremos anhelos.
Sentiremos los dos el abrazo del viento,
el suspiro al andar y el sublime desvelo.

Muy unidos tú y yo siempre amantes bohemios,
susurrando pasión, confidentes del tiempo,
muy unidos los dos conquistemos silencios,
revelemos el hoy con valor sin misterios. 

Muy unidos tú y yo confrontando desiertos,
compartamos amor y el mirífico aliento
cuando juntos los dos sin temores inciertos,
viviremos el hoy:¡Nuestro hacer, nuestro tiempo!



miércoles, 13 de febrero de 2019

Si acaso



Si acaso está prendiendo fuego la almenara
y el musgo recordando otoño en el jardín,
habrá de así prenderse amor por si asomara
el rostro del deseo calando su confín.

Acaso esté gozando el fruto del empeño
y el claro desafío obrando en su bregar,
habrá de así sentirse el día como dueño
de toda la añoranza que  invita a caminar.

Si acaso está donando arpegios la mañana
y un canto de esperanza invade al universo,
entonces prendería su calidez temprana
el flujo de la tinta escudriñando el verso.

Y al menos el abrazo se prenderá de anhelos
y colgará la vida su intenso torbellino,
más allá del cansancio serán fieles desvelos
los que lleven consigo sin dudas lo genuino.




miércoles, 6 de febrero de 2019

Allí

Donde el amor revive  vehemencia,
allí donde se pierden espejismos
y el gozo surca osado los abismos:
¡Allí quiero entregarte mi existencia!

Sé bien de tu pasión, de tu experiencia
de azares sin ritual ni conformismos,
sé bien que en los arcenes de erotismos
tan solo tú alimentas mi impaciencia.

Entonces verteré toda mi esencia
y el loco frenesí sin egoísmos
sus huellas dejarán sin resistencia.

Y así  he de sentenciar los aforismos
que van desde el placer sin más licencia,
ni sombras que encarcelan atavismos.   




sábado, 2 de febrero de 2019

De repente



De repente el anhelo emergió sin mesura,
quiso asirse a la vida en su loca algazara,
al exceso vital como si levantara
la energía crucial con su fiel vestidura.

No hubo muerte precoz ni vejez prematura
y el anhelo ascendió como si se aclarara,
el espacio de luz cuyo oasis besara
el misterio capaz de la bienaventura.

Y hubo amor, hubo luz y ternura suprema, 
 el desvelo intuyó sus caudales de azares
para luego obsequiar su preciada diadema.

De repente también surtirán avatares
en la nota final del mentado dilema
atinando a su historia entre tantos pesares. 




Desde el torrente de su aventura


Tan alocada la clandestina,
esa que llega sin más censura
con su traviesa tinta genuina.

Desde el torrente de su aventura
invade el alma quien peregrina
libre y osada sin atadura.

No se limita, sigue divina,
plasma matices con su hermosura
mientras cincela lo que imagina.

Y se enternece cuando murmura
en el capricho que la domina
mientras florece sin armadura.

Tan alocada la clandestina,
desde el torrente de su aventura
no se limita, sigue divina
y se enternece cuando murmura.