Mis letras versadas

Mis letras versadas

viernes, 30 de noviembre de 2018

Me duele


Me duele la impotencia, la desidia,
el timo, la extorsión y la amenaza,
repudio la indolencia, la falacia,
la absurda controversia desmedida.

Lastiman, se empoderan, martirizan,
imponen ultimátum, amedrentan,
amagan, intimidan y amonestan
con rabia, con rencor y con perfidia.

Perversa es la traición, siempre castiga,
revela su maldad y la delata,
se siente poderosa y respaldada
por la deslealtad y alevosía.

Sorprenden tanta rabia, el odio, la ira,
la oscura sensación que no perdona
que altera la evidencia de la historia
y enreda la verdad con sus intrigas. 




jueves, 29 de noviembre de 2018

Entre cadenas


Gimiendo atormentada entre las culpas
las penas se entrelazan en su duelo
en medio del dolor, el desconsuelo
requiere de un abrazo sin disputas.
Colgada a la esperanza va la vida
creyendo en la abundancia, en el denuedo,
nefasto es  soportar tanto desprecio
que deja sus secuelas compulsivas.

Gimiendo entre cadenas van las dudas
oscuras decisiones, contubernios
ingratos laberintos traicioneros
que esconden la verdad tras mil columnas,
El reto nos prepara, desafía
lo innoble, lo trivial sin argumentos,
renace atesorando pensamientos 
que puedan florecer entre sonrisas.







miércoles, 28 de noviembre de 2018

La tarde gris


La tarde gris se asoma con su angustia, 
sus lágrimas se surten sin consuelo,
ya sabe del cansancio, del silencio,
del sueño que frustrado se quebranta,
se lanza hacia el abismo de nostalgia
calando entumecida entre penumbras.

La tarde se despide, se derrumba, 
se pierde en el terror de sus desiertos,
ya sabe del espanto, del tormento,
del verbo fatigado sin mañanas,
del miedo aterrador, de la borrasca
sufriendo en su vigilia entre preguntas.

Se asoma, se despide, se derrumba
la tarde ante el temor de sus desvelos,
ya sabe de traiciones, de atropellos,
del llanto, del chantaje y la amenaza,
de tanta incomprensión, desesperanza
gimiendo atormentada entre las culpas.


miércoles, 21 de noviembre de 2018

Como amantes del tiempo



De aquellos que se anhelan es eterno el presente,
no intimida el ayer y el pasado está muerto ,
eternizan instantes del ahora supremo
en crucial desafío con pasión vehemente
para verse dispuestos a luchar en el ruedo.

El oasis soñado del amor evidente
demandando la vida que agasaja desvelos,
reconcilia y espera, no encarcela el anhelo,
multiplica esperanzas y la fe en lo que siente
vulnerables y sabios como amantes del tiempo.

Y ese verso es quien llega con su magia consciente,
junto al alma que inspira lealtad con acierto,
que no esconde su rostro tras arúspice ciego
ni repasa mentiras, pues se atreve paciente
en su alianza genuina con el magno universo.



jueves, 15 de noviembre de 2018

Galán de mis desvelos




Mi único devoto, mi amante  y mi escudero
osado y atrevido, galán de mis desvelos
que asume mis caprichos, mis ansias, mis anhelos
dejando con ternura su sello placentero.

Mi amor, mi consentido, mi intrépido viajero
que siempre peregrino se afinca en mis revuelos,
que impregnas tus delicias, me elevas a los cielos
en tórrido arrebato mi délfico alfarero.

Me mimas, me seducen tus manos de poeta
las mismas que acarician y vierten su dulzura
aquellas que apasionan, que alcorzan y cincelan.

¡Y qué decir del verso que dicta esta locura
resuelto, vigoroso, que inspira y que decreta
el oasis intenso de aquellos que se anhelan!



miércoles, 14 de noviembre de 2018

Lo bello de esta historia



Curando tus eccemas con dulce medicina
que viene desde el alma brotando del tintero
y es cierto que he dejado la huella de un te quiero
gozando del melifluo placer que nos fascina.

Aún conservo la rosa, el impreso, la espina,
tesoros que marcaron profundo aquel sendero,
no importa lo que digas, eres mi caballero
de quien guardo su esencia romántica y genuina.

Acoplo cada beso que danza en la memoria
lo siento que palpita, que vibra en su algazara
y justo ahí bendigo lo bello de esta historia.

No importa que suceda si el tiempo silenciara
aquello que vivimos entre anhelo y victoria:
¡sin dudas del presente tu nombre yo gritara!




martes, 13 de noviembre de 2018

El cielo ha de brillar



Tan profundo en la vasta soledad
se enquista este dolor anticipado,
sentir de un corazón ensimismado
sumido en angustiosa falsedad.

Tal vez arrinconada la verdad
parezca que el camino revelado,
ha sido humanamente traicionado
cargando con la cruenta oscuridad. 

Mas todo en un instante pasará
y el cielo ha de brillar con sus luceros
después de la avalancha cizañera.

La vida en sus azares cantará,
veremos florecer nuevos senderos
y al tiempo vislumbrar su fiel quimera.




Di tú, dueño del tiempo


¿Qué hacer si te encontraras de nuevo en la penumbra?
Preguntas y me dejas el alma acongojada,
jamás has de voltear el rumbo y la mirada
pues eres la almenara vital que me deslumbra.

Desvelo acicalado que amor solo vislumbra
tejiendo la esperanza que habita enamorada
y el místico silencio nos abre la morada,
tan sabio y sin fronteras  jamás se apesadumbra.

¿Qué hacer amado mío, te abrazo con mis versos?
¿Entrego mi alborada celosa en tu remanso
en tanto compartimos sagrados universos?

¡Di tú, dueño del tiempo, placer en mi descanso,
iluso que no temes horizontes adversos!
¿Si en la délfica alianza  te entregas, fiel y manso?




lunes, 12 de noviembre de 2018

Siempre conmigo

Dedicado a mi abuelita Estela de León Ávila.


Siempre conmigo porque te siento
en mis azares con tus encantos
y en la añoranza mi fiel remanso
que me sonríe por si me pierdo.
Siembras milagros en cada anhelo,
en las quebradas y en las colinas
tú me acompañas todos los días
y me acaricias en mis desvelos.

Siempre conmigo pues te presiento,
eres la musa que nunca expira
y entre mis rosas veo tu vida
siempre hacendosa, con tanto empeño.
Eres la estrella que en mi universo
supera abismos con tiernas manos,
besas el alma, secas el llanto,
tu fe concibe nuevos senderos.


sábado, 10 de noviembre de 2018

Conspirando hacia la luz




Surte el aire cada estrofa enamorada,
se acarician los ramajes dulcemente
y la rosa en el cuaderno deshojada
a la alfombra tocará muy suavemente.

Trina el verso con la luz anticipada,
se apodera del ahora vehemente
y se atreve a la carrera inusitada
mientras toma su memoria resiliente.

Y en el reto la visión que se proyecta
es tan libre en la verdad que va genuina
desterrando la mentira vil y abyecta. 

 La esperanza que en lo auténtico domina
y el milagro de crecer mientras conecta,
conspirando hacia la luz se disemina.



martes, 6 de noviembre de 2018

Las huellas de tu paso



Las huellas de tu paso han lastimado,
si es que pretendes castigar lo has hecho,
has dañado el corazón, está deshecho
y al vigor de la esperanza has maltratado.

Ha sido cruel tu ser tan despiadado
flagelando la ilusión andas maltrecho,
lamentable petulancia del despecho
que no siente gratitud por el pasado.

Es triste realidad, infame y dura
 la que impone hasta el chantaje sin medida
y se escuda como víctima engañosa.

Más el tiempo ha de pasarte la factura,
será siempre el fiel testigo ante la vida
y el horror de tu maldad tu propia losa.




viernes, 2 de noviembre de 2018

Siento que llegas con el rocío




Siento que llegas con el rocío
cuando me alcanza el claro de luna,
sé que estás cerca, no cabe dudas
porque presiento que estás conmigo.

Siento que ríes, tu voz me anima
cuando despierta el halo en el alba,
y es el suspiro quedo del alma
quien me susurra con sus caricias. 

Nunca te has ido, surcas la aurora
y es tu energía el vital amparo
que me sostiene cual fiel remanso
de confidencias y tantas cosas.

Guardo conmigo tantas memorias
esas que llegan junto al rocío,
porque cobijas cada delirio
que irrumpe en versos cuando eclosiona. 

Viste el oasis su paraíso
todo está en calma, la paz te abraza
la fe conspira con la esperanza
y el universo surte el estío.

Pacta el silencio junto al destino
y el horizonte viste sus galas,
cuando el aroma del viento exhala
siento que llegas con el rocío.




Dedicado a mi tía en el octavo aniversario de su partida.
A la memoria de Eida Granado Valdés, mi tía Chita.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Asumiendo




Asumiendo el universo los idilios revelados
en horizontes dispersos, entre espinas y entre rosas,
va la esperanza dejando su filigrana preciosa
mostrando en su desahogo lo que el miedo ha silenciado.

Asumiendo lo atrevido, lo vital, lo desafiante,
tantas cosas escondidas que asfixiaron el silencio,
mientras negaron instantes que inspiraban más que retos
 junto al tiempo que golpea con su andar inquebrantable.

Así mismo fue el mendigo del amor que en su desvelo
pretendió saltar los muros con osadía suprema,
mirando desde la cima la incipiente primavera
aún en la noche oscura sin estrellas ni luceros.

Asumiendo los azares del despertar, la aventura, 
los disparos milagrosos de anhelos en su algazara,
ofrece la recompensa que viste sueños de alianza
con la vida, sus quimeras, sus argumentos y luchas.