Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 29 de septiembre de 2018

Forjando nuevos senderos

Quiero superar la tarde, el ocaso y el silencio,
revelar cada llamado, vivir enfrentando el riesgo.
Solucionar tantas cosas, sentir la fe y el consuelo
dignificando el camino, seduciendo al universo. 

Arremeter desafíos sin consultar documentos,
perseverar en lo poco y en lo mucho sin remedios.
No alquilar a la esperanza ni sepultar los anhelos
suspirando en la nostalgia y haciendo galas al credo. 

A el que sabe de la esencia, de las dudas, del misterio,
del milagro que equivale a la verdad sin pretextos,
el que ahonda en la mirada, el que se atreve sin miedos
y empina una rosa blanca junto al aroma del tiempo.

Y es preciso que supere el dolor y el desconcierto,
tanta traición desmedida, la crueldad de quien más quiero.
Aceptar lo que no puedo cambiar a pesar del reto,
abrazar lo que es genuino, lo sagrado y verdadero.


Quiero alimentar mis días sumando nuevos intentos,
atravesar la colina, que el límite sea el cielo.
No importa si en la pendiente se haya quebrado el denuedo,
la intrepidez, la osadía, la audacia y hasta el empeño
podrán hacer sus historias forjando nuevos senderos.




jueves, 27 de septiembre de 2018

Con sus misterios de vida

Con sus misterios de vida
el corazón nos desvela,
nos inspira cuando anhela
perseverar con medida.
Pacientemente convida
a recrear la esperanza,
desterrar a la venganza
que insana quiere asilarse
y en el alma duplicarse
destruyendo la confianza. 

Con la mesura precisa
el amor atesorado,
es siempre el más fiel aliado
quien regala su sonrisa.
No importa que fuerte brisa
imponga su cruel desdeño,
él multiplica el empeño
con sapiencia y con ternura,
en la arriesgada aventura
para conquistar un sueño.



Vuelve el otoño y su trino



Vuelve el otoño y su trino
meciendo hojas del tiempo,
llega con prisa entre anhelos:
vuelve el otoño y su trino.
Con los pinceles genuinos
llega cual arte que estampa,
maravillas consumadas
entre pinceles genuinos.

Besa el alba y se acicala,
revela el ocre que asombra
mientras la musa se asoma
besa el alba y se acicala.
Sabe del verso que abraza
la emoción entre sus letras,
no se acongoja y confiesa
saber del verso que abraza.

La belleza multiplica
lo ingenioso en su lenguaje
de nostalgias y de azares
su belleza multiplica.
En las noches acaricia
a la luna que destella
como la dama traviesa
entre cantares se arrima.

Y al mismo tiempo divino
deja el corazón sus huellas,
con la nostalgia que llega  
junto al otoño y su trino.
Conspira en el laberinto
entre dudas y pendientes,
con su pasión vehemente
y sus pinceles genuinos
lanza desvelos y guiños
con sus misterios de siempre.



miércoles, 26 de septiembre de 2018

Simulación

Es difícil aceptar
aquello que dilapida,
que amenaza e intimida
y envenena hasta matar.
Es de grandes condenar 
la traición, la cobardía,  
enfrentar la alevosía
del que calcula hasta el llanto
y manipula el encanto
de creer en la osadía.


Tergiversa la ambrosía
que destila la ternura,
crea una falsa aventura
y encubre su egolatría.
Tras cursi melancolía
su rostro se victimiza,
simula y hasta agoniza,
acusa a su victimario
bajo un fingido ideario
que la mentira enfatiza.

Se esconde tras la mentira


¿Qué hay detrás de una mentira?
¡Lo absurdo y lo poco digno! 
Falacia, mendacidad,
dobleces y falsedad, 
embuste, mediocridad,
alevosía y engaños,
pedruscos sobre peldaños:
¡tantos perfiles extraños!

Fraude, dolor y egoísmo,
matices de pesimismo,
cerrojos ante el abismo
maniatando la esperanza,
mientras fabrica una alianza
basada en  la desconfianza.
¡Todo lo insano y maligno 
se esconde tras la mentira!



lunes, 24 de septiembre de 2018

Dejando pinceladas



La niebla llega densa entre las sombras
el hálito del viento ha contagiado
las copas de los árboles, sus gajos,
la miel en el rocío de sus hojas.

Ofrece un vendaval sobre la alfombra
del bello laberinto ensortijado,
de anhelos atrevidos, empeñados
en tantas utopías tentadoras.

La niebla confabula con la aurora,
escarchas de un instante insospechado
aspergen sus desvelos, sus quebrantos
dejando pinceladas silenciosas.

Regala la  ventisca promisoria,
el reto que se atreve ilusionado
y entrega sin secretos ni reparos,
las huellas indelebles de su impronta.






miércoles, 12 de septiembre de 2018

Bajo el cielo divino de esos ojos

Bajo el cielo divino de esos ojos
me sorprende en el cenit del deseo,
el aura de su luz yo coloreo
mirando desde el alma sus antojos.

Se rompen las cadenas, los cerrojos,
el alba ha de anunciarse cual trofeo,
en tanto la pasión en su apogeo
regala su ambrosía entre sonrojos.

Responde el universo cuando clamo
y entiende ese cantar cuando amanece
pues ya sabe lo supremo que le amo. 

No escondo el corazón que se enardece
y entonces de pasión ardo e inflamo
la hoguera del placer que me estremece.




jueves, 6 de septiembre de 2018

Con broches de cera




Sublimes detalles: el viento, las hojas,
el vástago errante, su anhelo y las sombras,
la luna, sus caras, su luz, la inocencia:
¡Lo simple sellado con broches de cera!

El nido, su flama, la estufa encendida,
los niños, pinceles, sus juegos, caídas,
la risa inocente, mil sueños, la hoguera,
el ocaso intenso y osadas esperas. 

Sencillos detalles: caminos, pendientes,
la brisa asomando su rostro evidente,
la estrella, el lucero, la délfica aurora:
¡Detalles que visten con galas la impronta!



miércoles, 5 de septiembre de 2018

El puñal de tu partida




¡Y clavas el puñal de tu partida!
¡No mires hacia atrás, yo no estoy sola!
Me guarda la conciencia que no implora
y el vasto rosicler de una caricia.
Lo clavas con pensada alevosía,
lo supe de antemano, aquella hora
del pálido clavel entre las hojas
y el gesto de tu hipócrita sonrisa.


Y siento ese dolor que no lastima,
que deja su estupor para la historia,
que habita en la inquietud, entre las sombras
y seca alguna lágrima perdida.
Me guarda la virtud que se anticipa,
que busca renacer sin maniobras,
ni falsos maquillajes, ni deshonras
y así mirar confiada tu partida.



martes, 4 de septiembre de 2018

En un parnaso de anhelo



En un parnaso de anhelo 
será inefable su aurora,
genuina entre verso y prosa
y lo indecible de un sueño.
Sensualidad y deseo
en la estrofa irreverente,
apasionadas y ardientes
trasnocharán sus memorias,
al pernoctar las historias
de su vida y su talento.


¡Cuántos matices, albricias
de emociones, sentimientos,
nostálgicos desencuentros
 y obcecadas despedidas!
Auténtica en la misiva
que perdonó el desatino,
más no quedó en el olvido 
aquella frase primera,
que confirmó la sentencia
de la musa intempestiva.



domingo, 2 de septiembre de 2018

¡El mundo conoce a Lorca!



Fuente Vaqueros, la cuna
del poeta, de su impronta,
del humanismo dotado
por un lenguaje que honra, 
la grandeza de las almas 
en esa tinta que aún brota
cuando en papel el tintero 
plasma entre versos la historia. 


Fue su niñez tan divina
tras polluelos y amapolas,
atravesando los campos
detrás de las mariposas,
con sus traviesos hermanos
iba juntando memorias
entre alegrías, quimeras
guardando su trayectoria. 


Era así como crecía
el gran escritor de prosa
en las tertulias bohemias,
en noches de augurio y ronda,
iba hilvanando el montaje 
con simbolismos y sombras, 
la luna con sus azares
y el lirismo de la aurora.


Pincel de la desmesura,
pluma que tanto apasiona
en el teatro divino
con su musa encantadora,
la de romances y cantos,
entre flores, sangre y bodas
junto al lirismo del  arte:
¡El mundo conoce a Lorca!



sábado, 1 de septiembre de 2018

Y besas sus nostalgias



La quieres como nadie la ha querido
bien sabes que ese amor es para siempre,
auténtico, sublime, suficiente
que habita en lo perpetuo y lo genuino.

Te entregas eminente en el camino
tentado por la luz de su mirada,
percibes esa esencia sin palabras
que borra cualquier huella en el vacío.

Suspiras junto al verso fiel testigo,
descubres lo que fluye desde el alma
y adviertes ese idilio que te abrasa
la vida, el corazón y su destino.

Y besas sus nostalgias, sus sentidos
respetas ese andar entre la gente,
su vuelo, su utopía, sus placeres
y el modo de acercarse a tus motivos.