Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 31 de mayo de 2017

Sorprendiendo el mañana


 


Porque todo comienza con la ingenua sonrisa
sin buscar el apego, sin maldad ni artimañas,
porque es fiel en su vuelo, no lastima ni engaña
y despliega sus alas arropando la brisa.
Porque así es de sencillo, sin ropajes ni amarras,
vigilante obcecado de adorables auroras
que deambula fortuito entre azares y rosas, 
visionario y osado sorprendiendo el mañana.

Porque así cual bohemio, peregrina divino,
pues no esculpe teatros ni mendiga silencios,
porque admira la vida, minimiza los miedos,
no amedrenta, ni anula ni cuestiona el destino.
Porque escribe la historia burilando colinas,
embellece el ocaso y acicala la espera,
no confunde, se yergue, de armonía alimenta
cada instante del tiempo que regala la vida.






lunes, 29 de mayo de 2017

Sin reproche

Memoria confundida en el reproche, 
intento de olvidar hasta la ausencia,
camino que rebusca la presencia
del  sueño revelado por la noche.
 Desdén inoportuno en su trasnoche ,
injuria que trastoca las pasiones,
convenios infundados de razones
se impregnan en lo breve de la vida,
aún cuando una fuerza sostenida
decide ineludible sus misiones.

El peso de lo absurdo nos provoca
cansancio ante lo angosto y lo increíble,
increpa a la razón de lo posible
y busca en el hacer si se equivoca.
Concibe ante lo iluso, se trastoca 
buscando en el sigilo de la noche,
leal en el trasiego del derroche 
de anhelos que desvisten horizontes
y absorben de la alquimia de los montes
lo hermoso atesorado sin reproche.



sábado, 13 de mayo de 2017

Regala su alborear

  Te dedico estos versos, amor de mi vida, esposo y amante, incondicional, leal y
gentil caballero que me sorprende y enamora con detalles tan llenos de luz, que engrandecen lo sencillo, porque en ellos va la tinta del amor genuino y sin dobleces.
Para ti mi Pipo complaciente, admirable y siempre entregado a mis surtidores de anhelos.
Para ti Carlos Luis González, estos mis versos.
En nuestro aniversario de casados por la iglesia, que nos unió en alma, cuerpo y espíritu el 13 de Mayo del 2005 en la Parroquia del Carmen de la ciudad de Matanzas, Cuba,  con Nuestro Dios Amor como testigo supremo, bendecidos por el bien amado Padre Isidro y con la maravillosa compañía de quienes recibimos clases en el equipo de Matrimonio de la iglesia por más de un año, la Señora Rosa Teresita y su esposo el Dr. Jesús Hernández.

Regala su alborear

Puedo admirar tu alma con mis ojos de anhelos,
apretar la esperanza junto al sueño de amar.
Puedo alcanzar el cenit, delirantes desvelos
así como la noche al lucero besar.

Puedo atrapar el viento que acaricia placeres
y trocar la nostalgia solo al verte acercar.
Puede el amor que siento describir rosicleres
así como la aurora matiza el despertar.

Puedo en noches oscuras dibujar tu silueta
y sentir ese aliento en el tórrido azar.
Puede ese instante osado que a la luz comprometa
así como la Luna al Sol enamorar.

Puedo decir te quiero, te amo y te deseo,
 apegarme a tus mimos y a tu forma de orar,
 invadir cada espacio y el gentil balbuceo
y así cual sortilegio los senderos andar.