Mis letras versadas

Mis letras versadas

viernes, 28 de julio de 2017

Mi secreto



Mi secreto he de hilvanar mientras yo viva,
aturdido en lo abismal de los desvelos,
atrapando los  poéticos anhelos
con la musa del instante que motiva.

Es la voz de aquel perdón a la deriva
quien decide acicalar su propio vuelo,
prediciendo corazones paralelos
al mostrar la tan osada perspectiva.

Revelada la inocente tentativa
al vivir la soledad en cada duelo,
fluye intensa la memoria compulsiva.

Y me llena el surtidor sin más recelo,
atesoro en el silencio lo que aviva
la esperanza que se empina en su revuelo.
  


martes, 18 de julio de 2017

El rocío del arpegio




Cuentan que un ángel guardaba
entre leyendas perdidas,
tantas páginas vividas
de amores que silenciaba.
Dadivoso atesoraba
el más frágil desatino
y hasta el beso libertino
del celoso caballero,
lo consintió lisonjero
el querube peregrino.

Vieron que al monte bajaba
para entretejer historias
en el hilván de memorias
que entre notas arropaba.
Su ternura superaba
lo trágico del abismo
del rencor, del egoísmo
y lo insano que lacera
el azul de primavera
y el rosicler del lirismo.

Dicen que al viento besaba
en la inquieta melodía
seductora en su ambrosía
a sus mimos se entregaba.
Amoroso cobijaba
el rocío del arpegio
compartiendo el privilegio
de la asombrosa aventura
que suspira en la locura 
traviesa del sortilegio.







jueves, 13 de julio de 2017

Desafío



¡Cuántas veces te he retado verso mío!
¡Cuántas noches sigilosas entre aciagos
he vencido al pensamiento sosegado,
entre azares caprichosos confundidos!
¡Cuántas veces me has hablado en el rocío!
¡Cuántas noches de placer en tus halagos
has vertido el manantial incontrolado,
en la acequia de suspiros encendidos!

No lamento el frenesí de mi delirio
ni la loca exaltación del desconcierto,
solo absorbo el arrebato, el desenfreno
que alucinan entre anhelo y desvarío.
No me insulta el apogeo de un buen cirio
ni el rezago de un espíritu liberto,
solo abrazo intensamente lo que es pleno
mientras tienta en su algazara un desafío.






jueves, 8 de junio de 2017

Sin remedio



Rehúyes al impacto del momento
y evades hasta el brillo de mis ojos.
Presagio la estampida de mis versos
y anulo lo que fuimos, lo que somos.

Fugarse no es antídoto del tiempo
ni es lujo en el abrigo silencioso,
es vil ensañamiento y abandono
que aleja lo vital de nuestros sueños.

Deserta quien traiciona al universo,
aquel que se acoquina tras un rostro,
que insulta lo real maravilloso
y esconde la sonrisa tras un velo.

Apóstata y perjuro sin remedio,
blasfemo que se oculta entre sollozos,
desechas el primor de lo ingenioso
viviendo en el abismo de tus miedos.



Divina claridad



Divina claridad sin más frontera
auténtica en la diáfana aventura,
matiza con el iris la espesura
y alcorza su esplendor de primavera.

El mito de la rosa lisonjera
conspira en el frescor con su hermosura,
ofrece al universo que murmura 
lo intenso de su esencia verdadera.

Cantar que desde el alma se anticipa
fluyendo en el adagio que entreteje,
en tanto la nostalgia se disipa.

No dejes que el dolor hoy nos aleje
del sueño encantador que se emancipa,
ni el duelo del pasado nos maneje.

Impronta que eclosiona entre sus huellas
cual tinta insospechada en su desvelo,
se nutre con la lira del anhelo
en medio de un crepúsculo de estrellas.











sábado, 3 de junio de 2017

Vuelve a rimar la esperanza



Vuelve a rimar la esperanza
esa que jamás se pierde,
quien a la sombra florece
y al oasis engalana.
Vuelve a rimar en su holganza
en el placer que armoniza
y el regocijo se inspira 
hacedor de la mañana.


Vuelve la ilusa confianza
se acomoda en sus azares,
revela lo inigualable
en su labor de artesana.
Vuelve en la fiel alabanza
y en el iris diamantino
se enreda entre coralillos
en perfecta filigrana.


Vuelve sin miedos, a ultranza
sin vacilar y resuelta
sabe impregnar fortaleza
en la vida cotidiana.
Vuelve segura y alcanza
el verdor de la quimera,
trae consigo primaveras
y esa fe que es soberana.




viernes, 2 de junio de 2017

Vino breve y fugaz


Vino breve y fugaz, sin tropiezos divinos
en la brisa sutil cuyo anhelo revela.
Vino frágil quizás, pero nunca vencido
apartando el tal vez y la absurda sentencia
solo presto y vital, sin censuras ni mitos.

Vino breve y fugaz, sin ningún sortilegio,
el adagio escuchó en las rimas traviesas,
no buscó en el vergel, solo hurgó en el silencio,
contempló en su mirar el brillar de la estrella
que eclosiona al amar sin pedir privilegios.

Vino breve y fugaz en la umbrosa quimera.
Vino intacto a beber del torrente que inspira
sin siquiera anunciar ni augurar su presencia,
solo tuvo el honor de besar la sonrisa
junto al trino cantor que entre montes se empeña.

Acercando el vergel al divino remanso,
inefable el poder del perdón recupera.
Vino breve, al azar sin codicia ni llanto
solo quiso abrazar con sus alas viajeras
el desvelo frugal que encadena el ocaso.





miércoles, 31 de mayo de 2017

Sorprendiendo el mañana


 


Porque todo comienza con la ingenua sonrisa
sin buscar el apego, sin maldad ni artimañas,
porque es fiel en su vuelo, no lastima ni engaña
y despliega sus alas arropando la brisa.
Porque así es de sencillo, sin ropajes ni amarras,
vigilante obcecado de adorables auroras
que deambula fortuito entre azares y rosas, 
visionario y osado sorprendiendo el mañana.

Porque así cual bohemio, peregrina divino,
pues no esculpe teatros ni mendiga silencios,
porque admira la vida, minimiza los miedos,
no amedrenta, ni anula ni cuestiona el destino.
Porque escribe la historia burilando colinas,
embellece el ocaso y acicala la espera,
no confunde, se yergue, de armonía alimenta
cada instante del tiempo que regala la vida.






lunes, 29 de mayo de 2017

Sin reproche

Memoria confundida en el reproche, 
intento de olvidar hasta la ausencia,
camino que rebusca la presencia
del  sueño revelado por la noche.
 Desdén inoportuno en su trasnoche ,
injuria que trastoca las pasiones,
convenios infundados de razones
se impregnan en lo breve de la vida,
aún cuando una fuerza sostenida
decide ineludible sus misiones.

El peso de lo absurdo nos provoca
cansancio ante lo angosto y lo increíble,
increpa a la razón de lo posible
y busca en el hacer si se equivoca.
Concibe ante lo iluso, se trastoca 
buscando en el sigilo de la noche,
leal en el trasiego del derroche 
de anhelos que desvisten horizontes
y absorben de la alquimia de los montes
lo hermoso atesorado sin reproche.



sábado, 13 de mayo de 2017

Regala su alborear

  Te dedico estos versos, amor de mi vida, esposo y amante, incondicional, leal y
gentil caballero que me sorprende y enamora con detalles tan llenos de luz, que engrandecen lo sencillo, porque en ellos va la tinta del amor genuino y sin dobleces.
Para ti mi Pipo complaciente, admirable y siempre entregado a mis surtidores de anhelos.
Para ti Carlos Luis González, estos mis versos.
En nuestro aniversario de casados por la iglesia, que nos unió en alma, cuerpo y espíritu el 13 de Mayo del 2005 en la Parroquia del Carmen de la ciudad de Matanzas, Cuba,  con Nuestro Dios Amor como testigo supremo, bendecidos por el bien amado Padre Isidro y con la maravillosa compañía de quienes recibimos clases en el equipo de Matrimonio de la iglesia por más de un año, la Señora Rosa Teresita y su esposo el Dr. Jesús Hernández.

Regala su alborear

Puedo admirar tu alma con mis ojos de anhelos,
apretar la esperanza junto al sueño de amar.
Puedo alcanzar el cenit, delirantes desvelos
así como la noche al lucero besar.

Puedo atrapar el viento que acaricia placeres
y trocar la nostalgia solo al verte acercar.
Puede el amor que siento describir rosicleres
así como la aurora matiza el despertar.

Puedo en noches oscuras dibujar tu silueta
y sentir ese aliento en el tórrido azar.
Puede ese instante osado que a la luz comprometa
así como la Luna al Sol enamorar.

Puedo decir te quiero, te amo y te deseo,
 apegarme a tus mimos y a tu forma de orar,
 invadir cada espacio y el gentil balbuceo
y así cual sortilegio los senderos andar.



miércoles, 26 de abril de 2017

Sin más flagelos






Escribo en el umbral de un espejismo,
origen del quizás que desespera,
escribo en el tornado que exaspera
huyendo del odioso sinapismo.

Escribo algún pasaje de erotismo,
me gozo en el gemir de primavera,
atisbo en el revuelo una quimera
dispuesta a la eclosión sin egoísmo.

Si acaso en el recuerdo me resisto
atando entre las letras mis desvelos,
te sueño así real en lo imprevisto.

Entonces ya atrapada en sus anhelos
tropiezo con el verso que conquisto
y escribo mi  verdad sin más flagelos.



Sinapismo: Persona o cosa que molesta o exaspera.

domingo, 23 de abril de 2017

Rimando en la primavera



Del primor y la ambrosía
escribe la primavera, 
ha sido larga la espera
tras la gélida porfía.
No obstante la melodía 
no se amilanó en el frío,
se alimentó del rocío,
de la aurora, de la luna
y atesoró su fortuna
para vencer el hastío.

Es el tránsito divino
de lo sublime y etéreo, 
en el espacio sidéreo
que augura su predominio.
Fantástico el torbellino
de la creación que inspira,
cual paraíso suspira
junto al cántico del viento
y el mágico alumbramiento
del estío que delira.





miércoles, 19 de abril de 2017

¡Qué bien que estás aquí!

http://tancercadetienmirocio.blogspot.com/2017/04/que-bien-que-estas-aqui.html


¡Qué bien que estás aquí, llenando el corazón, sanando la ansiedad sin trabas mi Señor!

Yo sé que estás aquí, mi alma acarició la mano que tocó mi ser sin condición.
Percibes el dolor, compartes la virtud, transportas la verdad que anuncia tu Pasión.
Yo sé que estás aquí, paciente salvador atento al escuchar la voz de mi interior.
Es bueno  estar así, consciente de este amor, de tanta libertad que das a mi visión.
No me reprocharás, tampoco juzgarás el  duelo que viví  buscando en el perdón.
Hermoso el comprender que escuchas mi oración, 
sacudes la maldad y enfrentas al rencor.
Yo sé que aquí me das tu santa bendición, en este mi lugar versando con mi voz.
Aquí siento fluir sublime inspiración, aquella que al nacer El Padre me ofreció.
Espíritu de luz que nunca me dejó que ha estado junto a mí en cada situación.
Yo sé que estás aquí, miro a mi derredor y en el detalle vi. la excelsa creación. Tan diáfana en su luz, discreta en su beldad, sencilla al obsequiar la paz sin pregonar.
¡Qué bien que estás aquí, llenando el corazón, sanando la ansiedad sin trabas mi Señor!




Aimée Granado Oreña

Gota de Rocío Azul
Abril 13 del 2017



sábado, 1 de abril de 2017

Libertad al infinito



Intrépida verdad que no se cansa
buscando en el azar y el laberinto,
virtuosa en el hacer de los senderos
y libre al hilvanar los desafíos.
Bien sabe del rencor que no perdona,
del sueño que se esconde en su espejismo,
de aquel revoloteo entre quimeras
tratando de ensalzar lo más genuino.
Sostiene con la fuerza del decoro, 
abraza la esperanza y sus motivos
inmersa en el torrente que la inspira,
atenta a la estocada del peligro.
Anula la mentira y la falacia,
destila lealtad en lo sencillo,
convence con la fuerza del respeto
abierta al universo de lo digno,
en tanto se edifican corazones
que expanden libertad al infinito. 





sábado, 25 de marzo de 2017

Serás por siempre recordado

Amor serás por siempre recordado,
las hojas del diario se han abierto,
quedando nuestro idilio al descubierto
y el gozo del misterio idealizado.

Revivo aquel sollozo silenciado
cayendo en la hojarasca el desconcierto
y el miedo de encontrarme en el desierto
hurgando en nuestro sueño conjurado.

Mis noches con las tuyas aleladas 
viviendo los instantes confundidos,
de azares e ilusiones susurradas.

Auroras entre acuerdos divididos
y esperas escapando a las miradas,
gozando los tesoros preferidos.


Vuelve la luz irisada

 Un encuentro inesperado
me regala su ternura,
emprendiendo la aventura
cuando todo ha comenzado.
Ya no es un sueño anhelado
y temprano en la mañana,
gorjeando va a la ventana
para trinar su alegría,
derramando melodía
junto a la musa artesana.

Vuelve la luz irisada
con sus diáfanos colores,
pinceles conquistadores
destellan en la alborada.
Se dispone acicalada
el alba en su romería,
ya no es solo una utopía
ni tampoco una quimera,
es la algazara sincera
del primor y la ambrosía.




 

viernes, 24 de marzo de 2017

Décimas de Primavera 2017

Tú me ofreces primaveras

Tú me entregas cuando inspiras
 cada nota sin recelo,
se multiplica hasta el cielo
y sin pensarlo suspiras.
Junto al verso tú conspiras
regalando  desatinos
opalescentes, genuinos,
por si en la noche volvieras
titilando entre quimeras
con madrigales divinos.

Verosímil damisela
que acaricia con la pluma 
mientras el aura perfuma
y la musa sobrevuela.
El lirismo no encarcela
ni se esconde entre conjuros,
construye puentes seguros
nutriéndose de esperanza ,
y al perseverar alcanza 
horizontes más seguros. 

Tú me ofreces primaveras
que reponen energías,
mitificas melodías
en azarbes y riberas. 
Hacedoras las esperas
saben de amor y de verso,
invitan al universo
a procrear la paciencia, 
la humildad, la vehemencia
respetando lo diverso.



lunes, 20 de marzo de 2017

Es tiempo de renacer


Es tiempo de renacer,
de alcorzar las alamedas,
oasis de rosaledas
y entre versos sorprender.
El alba ha de estremecer
a los pinceles del monte,
reverdece el horizonte
y hasta el céfiro acaricia,
el vitorear de la albricia
junto al trino del sinsonte.

Confabulan los colores
palmoteando junto al viento
e hilvanan tiernos momentos
destellando encantadores.
Visionarios soñadores
que abrazan la poesía,
recrean con alegría 
 el azar de primavera 
mientras la ilusa quimera
deleita con su ambrosía.





sábado, 18 de marzo de 2017

Soñando rosicleres



Tallando las palabras más profundas
cincela en el mural su filigrana,
intenta escudriñar letras del alma
pactando el fiel tintero con la luna.

Ansioso esculpe el gozo cual diamante,
 bohemio en la algarada peregrina
renueva la expresión que no lastima
labrando un horizonte en sus andares.

Cincel junto al tintero que apasiona
repuja el murmurar de las quimeras
soñando rosicleres de la aurora.

Insomnio cual romántico que espera
el tierno eclosionar entre las sombras,
 atisba la añorada primavera.




jueves, 9 de marzo de 2017

Esperemos el revuelo


Esperemos el revuelo
de intrépidas mariposas,
romanceros se adonizan
y la primavera asoma,
mientras tanto se acarician
los anhelos con las sombras,
laberintos y quimeras
conspiran reveladoras.

Cortejemos los desvelos
con ilusas esperanzas,
repentinos rosicleres
son cual pinceles del alba
que surten desde el silencio
torrentes como cascadas,
fluyendo entre madrigales 
junto al verso en la alborada.





jueves, 2 de marzo de 2017

Iluso frenesí



 Genuino despertar que se libera
saciando lo que añora entre pasiones,
desvelos inundados de ocasiones
alcorzan los suspiros y quimeras.

Intento incontrolable de la espera
confronta insospechadas sensaciones,
 anhelos que revelan emociones
 atrapan entre notas primaveras.

 Iluso el frenesí sin más frontera
increpa las absurdas  posesiones
en busca de la aurora verdadera.

 Ególatras de  incautas decisiones
esconden tras falacia traicionera
lo crudo de terribles decisiones.







jueves, 23 de febrero de 2017

Mi verso te daría

Mi verso te daría

Esta noche mi verso te daría
 efluvio torrencial de la esperanza,
las gotas de mis letras, la añoranza
y al trino del silencio volvería.

Tal vez desde mi espacio miraría
el fondo del abismo que te alcanza,
ilusa y optimista en la confianza
en tanto un horizonte se abriría.

Quizás en la certeza de un te quiero
el eco del amor no se confunda
y acepte el escrutinio verdadero.

Sé bien que el sentimiento nos fecunda,
que vierte en el torrente su tintero
tallando la palabra más profunda.


miércoles, 22 de febrero de 2017

Devota soledad



Devota soledad que me acompaña
irrumpe en el cansancio y estremece,
se prende del silencio y permanece
tejiendo en cada azar su telaraña.

Sublime lealtad que desentraña
lo iluso y lo esencial que se agradece,
aquello que genuino siempre ofrece
lo auténtico y virtuoso que no engaña.

El sueño incorruptible de la espera
se nutre del anhelo y la utopía,
en tanto se atesora una quimera.

Soporta la añorada melodía

descarga el frenesí de primavera
y atrapa a la sutil melancolía.


martes, 21 de febrero de 2017

Amor va más allá



Amor va más allá del sortilegio
con gozo en el placer de este desvelo,
guardando sin caprichos cada anhelo
 escribe con sigilo el florilegio.

Inspira la esperanza el privilegio
del tórrido  fragor sin más recelo,
en tanto multiplica en su revuelo
la lira que se mezcla con lo egregio.

Ilusa la algazara de la brisa
 osada entre las ramas vitupera
y el eco de sus notas hipnotiza.

No puede ya truncar la primavera,
el puente del amor no se improvisa
pues solo la esperanza regenera.