Mis letras versadas

Mis letras versadas

jueves, 30 de junio de 2016

Más que milagros



Y llegar imprevisibles al ocaso
con la luz del corazón como almenara,
sin rencores ni egoísmos, sin venganzas,
para hacer de nuestro andar más que milagros.

Encender con la mirada el pensamiento
con la chispa del hacer en las palabras,
revirtiendo la obsesión desesperada
en candil insospechado de renuevos. 

Distinguir el horizonte desde adentro
con el brío del amor en cada carga,
vislumbrando la emoción de la esperanza
si comulgan alma y vida en cada intento.

Mientras tanto sorprendente, apasionado,
el desvelo se deslumbra con la magia
del travieso rosicler que en su elegancia,
nos revela lo inaudito de su encanto.





miércoles, 22 de junio de 2016

Con pinceladas de oro



Sopla el viento mañanero
junto a la brisa atrevida,
con sonajas va la vida
alborozando el sendero.
Regocijo callejero
revuela mientras se inspira
el rosicler con la lira
intrépida, enamorada,
melodiosa y obstinada
cuando el desvelo conspira.


Irreverente el verano 
en su apogeo divino
vuelve azaroso, genuino
placentero y cotidiano.
Nos sorprende de antemano
con sus cálidas caricias
y acompañado de albricias
va superando quebrantos,
mientras alcorzan encantos
 sus auténticas delicias.


Vuela la musa traviesa
entre rosas y jazmines,
los zunzunes danzarines
saborean la sorpresa.
Es la estación que regresa
con pinceladas  de oro,
junto al céfiro sonoro
deleita con la ambrosía,
 detonando en melodía
que presagia su tesoro.






martes, 14 de junio de 2016

Hasta el suspiro



Mis versos hoy esculpen el silencio.
Las hojas del diario se enriquecen.
La luz de la esperanza no fenece
y vuela junto al céfiro bohemio.

No es solo un desafío intransigente,
es voz que multiplica las quimeras,
que vence la oquedad de la tristeza
y esplende en su virtud cuando amanece.

Es eco en el cansancio que ennoblece
y asume el devenir del horizonte,
no importa si el secreto de la noche
conspira ineludible, irreverente.

Revela inexorable los anhelos,
se inspira en la obsesión, en  la osadía,
repasa esa verdad que no claudica
y anida en lo esencial sin sortilegios.

Se trata de vivir cada momento,
de amar con vehemencia hasta el suspiro,
trocar la intensidad con lo divino
y así tocar el cielo en un desvelo.








lunes, 6 de junio de 2016

Hacer luz en la locura



Anticipo de esperanza como lo iluso que augura
la voluntad que perdura con la fe que nos alcanza.
Es lo vital de la alianza cuando el corazón procura
hacer luz en la locura sin rencor ni desconfianza.

Vence el tedio y la añoranza  con vehemente ternura,
supera la conjetura del martirio y la acechanza.
Se regocija en la holganza del placer que no censura,
nunca ofende ni tortura ni se nutre de venganza.

Sortilegio de transmontes azarosos, peregrinos,
se multiplican genuinos cual anhelos si acarician
 lealtades que propician alcorzar los horizontes.

Y hasta el trinar de sinsontes como presagios auspician,
esas bondades que  envician los primores de los montes
 y el crepúsculo confronte  sus rosicleres divinos.