Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 23 de marzo de 2016

No se pierde entre desvelos



Insoslayable la aurora con su vislumbrar augura
el preludio de la brisa que invade la primavera.
Ineludible amanece aunque el cansancio perdura,
no se pierde entre desvelos el rosicler que se espera.

No es la noche quien humilla cuando pasando factura,
nos compromete el idilio tan vital y a su manera.
Inevitable despierta sin la infeliz conjetura
la misión de la esperanza con la luz que prometiera.

Va de incógnito el anhelo que trasnocha en su añoranza,
surte embriagado su impronta cuando el ocaso delira,
al saber que del renuevo florecerá la esperanza.

Va paciente junto al verso que desde el alma suspira
el adagio impostergable del amor, que más que alianza:
¡Es del genuino universo el arúspice que inspira!



Con las alas de la paz

Con dulzura que te atrapa en un segundo
llega el hálito vital de la ambrosía,
ese aliento del amor que en su armonía
nos inspira vehemencia en este mundo.

Llena el alma cual adagio tan profundo,
ha de hacer de la quimera poesía
y  la excelsa lealtad más que utopía
eclosiona en el decoro más rotundo.

Es genuina la verdad que no claudica,
que se aferra inexorable a la esperanza
y a la auténtica misión que dignifica.

Con las alas de la paz sella su alianza
ese grito de unidad que fortifica
y se nutre de su auténtica templanza.



martes, 22 de marzo de 2016

Me estremece



Me estremece el silencio,
el eco del ayer en mi nostalgia
y el gemido del aire
se cruza con tu déspota desprecio.
Se confunde el idilio,
me importa la humildad sin contubernio
y el cansancio obcecado
invade con pesar sin privilegios.
Me estremece el intento
la fuerza del hacer que desafía
y el osado arrebato
que vence a la crueldad del cautiverio.

Es el odio el flagelo
que insulta el rosicler de la alborada
y enmudece el espacio
cortándole las alas al ingenio.
Es ilusa la alianza,
me importa la algazara de los tiempos,
la estampida del alma
que impetra vehemente en sus misterios.
Me estremece el suspenso,
la fuerza contagiosa que conspira,
la verdad que reclama
justicia sin fugaces juramentos.



lunes, 21 de marzo de 2016

Por tu verdad poesía



Por ese numen que inspira
mi corazón se aquilata
alza sus alas, suspira
cuando la musa arrebata.
Por ese numen que inspira
vuela el verso, se delata
el frenesí que transpira  
esa lira que es innata.

Surte el amor sus caricias
cual manantial de alabanzas,
canta el alma sus albricias
sin pesares ni venganzas.
Surte el amor sus caricias,
no se encierra entre añoranzas
y entre azares las primicias
son augurios de esperanzas.

Por tu aroma de quimeras
eres tú mi confidente
quien comprende mis esperas
y alimenta mi presente.
Por tu aroma de quimeras,
sin abismo que atormente
eclosionan primaveras
en su algazara inminente.

Por tu verdad poesía
te agasajo y te consiento,
tú me inyectas la energía
yo te entrego mi momento.
Por tu verdad poesía
eres almena, cimiento,
vehemencia, melodía
y el mirífico ornamento.




lunes, 14 de marzo de 2016

Solo fue una quimera



Solo fue una quimera,
entresijo de osadas esperanzas
y el trinar de un arpegio 
perdido entre el adiós y la tristeza.
Y me aferro al recuerdo,
al canto del sinsonte en la vereda,
a la historia lejana
y al gozo embriagador de la inocencia.
Solo fue una promesa
el guiño encantador que no se esconde,
                              vehemente capricho                                    
ansiando alimentar sus indolencias.            

Solo fue una quimera
el eco del ayer sin más justicia,
la ignorante falacia
plegada de inusuales primaveras. 
¿Cómo pudo el engaño
hacer de la verdad su marioneta,
condensar la venganza
y atar al corazón entre cadenas?
Solo fue una promesa,
la ilusa sensación de una caricia,
 el fatal espejismo
de enigmas que quedaron sin respuestas.










domingo, 13 de marzo de 2016

Por una sonrisa tuya



Por una sonrisa tuya
hasta el cielo te daría,
mientras mi anhelo me arrulla
me deleito en su ambrosía.
Por una sonrisa tuya
mis desvelos te ofreciera,
mientras en versos murmulla
la pasión cual primavera.

Por ese andar que me llena
y tu elocuencia genuina
mi pasión se desordena
junto a la musa divina.
Por ese andar que me llena
mis azares yo te entrego
y vislumbro nuestra almena
en su délfico despliego.

Por el frenesí de amarte
en lo incierto y en lo iluso,
te imagino cual baluarte
siempre pródigo y profuso.
Por el frenesí de amarte
multiplico los placeres,
mientras el cenit comparte
sus tiernos amaneceres.



sábado, 12 de marzo de 2016

Mientras danza la lluvia

En la tarde ataviada
de ventisca y de lluvia,
vuela una mariposa:
 intrépida la ilusa,
al asperjar romances
pletóricos de musas.
 Sortilegio y diluvio
que a la tierra fecundan,
mientras nacen renuevos
la ilusión no renuncia,
bendiciendo desvelos
mientras danza la lluvia
y el rocío atropella
rosicleres que auguran.

Oh primor de la tarde
cuyo arpegio murmura!

Son traviesas las alas
del azar que acarician,
el jazmín floreciente,
los espliegos que inspiran
sus profusos misterios
 y nostalgias cautivas.
Caprichoso el insomnio,
caballero entre rimas,
cortejando suspiros
entreteje caricias,
mientras tanto entre anhelos
la coqueta alevilla
va luciendo sus perlas
con la lluvia atrevida.

Oh primor de la tarde
cuyo arpegio suspira!













lunes, 7 de marzo de 2016

No importa




Me sumo al frenesí de mariposas
sutiles, delicadas, ingeniosas 
que intuye esa emoción que se desborda.
No importa que una nube gris asome
y el rostro del pasado policrome
la angustia agazapada en su vil horda.
La espera del amor todo lo alcanza,
se nutre en la verdad, en la esperanza
y ofrece el rosicler de su energía.
No busca el beneplácito y la gloria,
tan solo autenticarse sin euforia
vertiendo lo vital de su ambrosía.

De pronto se ilumina el horizonte
y el eco melodioso del sinsonte
regala lo más dulce de su trino.
Conspira el universo libremente
e intenso en el caudal de su torrente
ofrece el sentimiento más genuino.
Pretende eternizar la primavera,
aquella que al amor estremeciera
posando sus virtudes milagrosas.
No importa la amenaza del abismo,
ni el falso deslumbrar de un espejismo
podrán encarcelar mis mariposas.