Mis letras versadas

Mis letras versadas

jueves, 31 de diciembre de 2015

Mas el tiempo será

Mas el tiempo será 

Sigo atada a la luz cenital del ensueño
y vislumbro el porqué que atesora horizontes,
a pesar de buscar mi sendero entre montes
sigo amando el edén caprichoso de un sueño.

El olvido jamás cegará mi  utopía,
la quimera vital va añejada en el verso,
en la indemne verdad, en lo fiel y en lo adverso
será  el numen que habrá de verter su ambrosía.

Y el azar se expondrá con placer o con furia
desvelado quizás cual augurio travieso,
mientras tienta al amor bendecido e ileso
en el délfico edén de arrebato y lujuria.

Mas el tiempo será quien escriba la historia,
será el justo postor entre anhelo y nostalgia,
peregrino capaz sin mentiras ni magia
que al idilio dará su verdad promisoria.










miércoles, 30 de diciembre de 2015

Del amor somos dueños


Quieres verme a tu lado, mas te mata el hastío
y las dudas son parte del diario que vives.
Cómo quieres que entienda cuando al mundo reprimes
sin mirar que a lo lejos reverdece el estío?

Tu fracaso no es dogma, ni es eterno su estigma,
es tan solo una piedra en angosto camino.
Cómo esperas que el tiempo edifique el destino
si tú solo te encierras en un sórdido enigma?

Yo te busco y me importas, eres mágico anhelo,
tus virtudes alcorzan la mirada genuina,
sin embargo entre sombras el lamento te arruina
y el cariño agoniza en absurdo desvelo.

Tu sonrisa discreta tiene alma de ilusa,
no le cortes las alas ni despeñes sus sueños.
Solo mira el presente: del amor somos dueños
y la vida precisa vehemencia profusa!




viernes, 25 de diciembre de 2015

Mi carta de Navidad Foro de Poesía Shoshan

Mi carta de Navidad


En el rocío del estío


Aquí estoy con un caudal de letras atropelladas en pensamientos,
queriendo surtir de esperanzas cada rinconcito del alma que se debate entre tribulaciones y plegarias.
Siento que el corazón escruta lo increíble, que abraza cada verbo sin disfraces ni falacias y toma la inspiración de su mano para latir con ella, para acercarme a esa luz que irradia el optimismo que es todo perdón, que sabe esperar y perseverar en la verdad suprema del Espíritu de Luz que nos bendice.
Y entonces visualizo la estrella, la misma de Belén, aquella que en con su brillo infinito ha logrado el esplendor en un pesebre humilde pero tan pleno en su grandeza espiritual que se perpetúa más allá de las creencias y las diferencias. A esa estrella me dirijo en esta prosa, sin cuestionar nada, tratando de aquilatar su luz en mi interior, para dar gracias a la vida, al misterio de la fe, al silencio de la aceptación y al sacrificio sagrado de la cruz redentora.
A la noche divina que transformó el curso de la historia, que transfiguró la Palabra y  la humanizó para caminar de la mano del Padre llena del Espíritu Santo, a esa noche también van mis letras, al canto de los ángeles, a la paja del establo que fue bendecida con la vida, al manto de la virgen, al gran amor de José, al milagro de la encarnación, y al Verbo del hacer que no claudica.
No pido nada y acepto todo el amor
que me regalas, estrellita de luz y de esperanza!
Tú enseñas el camino, vislumbras horizontes, iluminas senderos, presentas los valles y las colinas, los caminos angostos, las pendientes. Inspiras desafíos, convocas a la humildad sin espejismos, a confiar en la verdad que no se esconde que muestra la vida con todos sus matices, con rosaledas y abismos, con oasis y desiertos entre laberintos y alboradas.
Sé muy bien que sumas y no divides, que aceptas con respeto y vehemencia, que te duele el fanatismo y la oscuridad del pensamiento, que no entiendes de traiciones ni egoísmos, que el odio te lastima y el flagelo de la envidia te lacera.
Aquí estoy en medio del iris de tu amor atrapada en la pasión de tu palabra, esbozo la esperanza que genuina me confirma el gran placer de que me amas.
No pido nada y acepto todo el amor que me regalas,
estrella de virtud y de confianza.
Te ofrezco en el rocío del estío  eternas primaveras de alabanzas.


Aimée Granado Oreña ©
Gota de Rocío Azul
Diciembre 21 del 2015



Actividad de Navidad 2015 Foro de Poesía Shoshan

Mi plegaria en Navidad

Y mi oración se eleva

Heme aquí ante el pesebre humilde del Amor Eterno.
Heme aquí ante el Altar sublime, hincada en mi desvelo. 
Y mi oración se eleva cual preces entre anhelos en la plegaria excelsa
y en diamantino rezo.

Suplican la ternura y el regocijo pleno,
invaden con su aroma y escrutan sin fronteras, 
es el Amor del Padre cubriendo cielo y tierra
y el ángelus proclama divino su misterio.
Es la paz quien exige el gozo del respeto, 
quien espera sonrisas sin noches de anarquía,
es aquella que llega con gracia y sin mentiras
 loando la pureza del Verbo y la Palabra
que es verdad,  es camino, es vida en abundancia
y es la luz que ha vencido tinieblas e ignominias.

Oh plegaria amorosa que inspiras alborozo!
Pasión subliminal de trinos y  alabanzas,
adagio del silencio que asperge su algazara
en tanto la esperanza nos cubre con su rostro.
Es cierto que hay pobreza, tristezas y sollozos 
 en medio de este mundo convulso que eclosiona,
que un grito terrorista fanático arrebola
vertiendo tanta sangre, quebrando las quimeras
entre abismos plagados de odio y de tinieblas,
 pero a pesar de todo Jesús siempre perdona. 

Huele a incienso la brisa de Adviento en el remanso
mientras tanto en silencio la Virgen se sonríe,
 guardando cual tesoro  la esencia inconfundible
de la suprema alianza del Verbo humanizado.
Y dibuja la vida vergeles en los campos,
 oasis de romeros sus filigranas dejan
 en el santuario noble de la humildad sincera
que sana  en el espíritu dador de lo divino,
mientras llega el milagro de amor sin espejismos
y una plegaria insomne cual oración se eleva.

Aimée Granado Oreña ©
Gota de Rocío Azul
Diciembre 21 del 2015


jueves, 24 de diciembre de 2015

Mi soneto navideño 2015 Foro de Poesía Shoshan



La Navidad misionera

Es surtidora de alianzas la Navidad misionera,
no conoce de barreras que socavan esperanzas.
Es del verbo la plegaria sanadora de añoranzas
y la más fértil  palabra de amor en la primavera.

Es en invierno almenara, es el candil en la espera,
es la luz que no se extingue ni se atrofia entre bonanzas,
no claudica en la anarquía ni se pierde entre acechanzas
y es quien da gloria y da gracias con la verdad que libera.

Es la cobija que calma soledades y desvelos,
es cual humilde alfarero que moldea fiel y manso
esa fe que reconcilia y abroquela más que anhelos.

Es del agobio el auxilio, el soberano remanso,
dulce espera en el adviento, algazara de revuelos
del peregrino que busca posada para el descanso.


Aimée Granado Oreña © 
Gota de Rocío Azul
Diciembre 16 del 2015



Mi poesía navideña 2015 Foro Shoshan

Navidad vienes de azul 


Navidad vienes de azul con mirada lisonjera,
tañidos de castañuelas, cascabeles entre albricias.
Vienes con el alma henchida en su plenitud bohemia,
mientras el cielo festeja deslumbrante entre luceros
el más sagrado misterio de paz que nos humaniza. 

Perlas en blancos jazmines, margaritas y azucenas
con aromáticas  velas atesoran ambrosías.
Es cadencia de delicias la santa noche de estrellas,
en tanto el céfiro deja en su peregrino vuelo  
el espíritu del verbo cual amor que engendra vida.

Es el camino que sana empedrados laberintos
y es el poder que divino no renuncia a sus quimeras.
Es fértil cual primavera de palmerales y olivos,
no claudica ante el olvido y en su virginal espera
es María quien nos lleva a esa verdad que ilumina.


Aimée Granado Oreña © 
Gota de Rocío Azul
Diciembre 15 del 2015






miércoles, 16 de diciembre de 2015

En su bregar

El tiempo en su bregar no se detiene,
a veces por instantes atropella,
se suman tantas cargas, tantas penas
con trazas de nostalgias y desdenes.
La historia se acumula indiferente
absurda entre las sombras sin sosiego,
arrastra en su pesar nuestros silencios,
las dudas, las heridas, las quimeras.

Turbado pasa el tiempo, se amotinan
promesas ignoradas, sacrificios,
mil sueños matizados entre idilios
que aún vibran de emociones contenidas.
Quizás sea la historia repetida
quien teja en el azar el sortilegio,
la estela del capricho, del despecho
impetran un abismo que lastima.

Es cierto, en el andar siempre amanece
y el curso del hacer sigue su ruta,
se enfrenta a desafíos, a rupturas
en cumbres peligrosas y pendientes.
Atina la estocada que remueve
el odio que se esconde en la venganza,
congenian rosicleres de esperanzas
y el tiempo en su bregar no se detiene.