Mis letras versadas

Mis letras versadas

jueves, 26 de noviembre de 2015

Gracias doy a tu Amor



Gracias doy a tu Amor: verbo del alma,
justicia en la bondad: fiel escudera,
agradezco en el obrar la vehemencia
y el gozo del hacer que no desmaya.
Gracias Amor Supremo de la alianza,
gracias doy al instinto, a mis desvelos
al rostro tentador de aquel anhelo
y al cenit del placer en la esperanza.
Gracias al monte verde entre las zarzas,
a la espina de la rosa seductora,
al céfiro que sopla entre las sombras
y al cielo que nos une en la distancia.


Gracias al llanto efímero que pasa,
confuso palpitar de la agonía,
al sueño que eclosiona en melodías
y al eco inspirador de la nostalgia.
Gracias te doy mirifica añoranza
 cincelada con pasión entre memorias,
a lo fiel, a lo ingrato a tantas cosas
que edifican virtudes y  plegarias.
Gracias  doy a tu Amor: verbo del alma,
a la fe del iluso peregrino,
a lo ingenuo, a los detalles tan sencillos
y al soplo de humildad en la palabra.



miércoles, 25 de noviembre de 2015

Trasciende la verdad




Los versos de tu voz inquisidora
laceran lo más tierno de mis letras,
mas quiero responderte sin demoras
aún en el vaivén de esta querella.
Trasciende la verdad, no importa como
es luz que no se extingue en la tragedia,
en medio del quebranto y del enojo
bien sabe convencer con vehemencia.

El eco de la insípida inconsciencia,
pretende lapidar desde el insomnio
la auténtica ilusión con la soberbia
y así enlutar la vida con el odio. 
La voz del corazón no se amilana
bien sabe del amor y del decoro,
denuncia la mentira desde el alma
y emprende desafíos prodigiosos.







martes, 24 de noviembre de 2015

En medio del cansancio



Derrama el alma su caudal que alcorza
el alba en la neblina que se entrega,
naufragio del amor que desespera
 sapiente del dolor y la zozobra. 

Rocío en el placer que desahoga
las gotas del espíritu que alienta,
naufraga la esperanza entre promesas
y escribe esa verdad que me aprisiona.

Son perlas discerniendo en las memorias
de ilusas perspectivas y creencias,
en tanto el corazón late entre letras
bordando filigranas en mis notas.

Si en medio del cansancio tú me ignoras
yo siento que tu ser no me silencia,
ni ocupan un lugar en mis urgencias
los versos de tu voz inquisidora.




sábado, 14 de noviembre de 2015

Sin renunciar a la aurora

Sin renunciar a la aurora


A vencer los espejismos sin renunciar a la aurora,
en medio de la agonía rosicleres se acongojan,
en amalgamas de escombros y en penosos laberintos
marchan siniestras las sombras de terror y de alaridos,
lapidando las heridas con su rabia destructora.

Va el fanático con garras rapiñando la esperanza,
es el odio la primicia que enmudece y que amenaza,
es quien lacera la vida, quien impone el cruel castigo,
quien de la luz siente fobia y ensombrece los caminos
como el bárbaro que acosa sembrando la desconfianza.

El dolor se multiplica, se condensa en el martirio
y las almas van penando ante el crudo sacrificio,
no es la holganza que se espera amotinada de anhelos
es la muerte quien acecha con absurdo desenfreno,
mientras la sangre alimenta el más sórdido delirio.




jueves, 12 de noviembre de 2015

Siempre inquieto



Tú: pequeñín que me animas sorprendiendo mis espacios
con tu vuelo enamorado y el aletear que corteja.
Tú mi avecilla traviesa que zumbas entre mis rosas
siempre inquieto entre violetas, entre lilas y geranios 
me regalas el remanso de disfrutar tu presencia.


Hoy que mis ojos sonríen cuando entre versos me inspiro,
tu llegada la percibo cual milagro que arrebola.
No importa si el llanto aflora y el temporal nos agita,
cada detalle motiva a pesar de los suspiros
a vencer los espejismos sin renunciar a la aurora.








martes, 10 de noviembre de 2015

Anhelos de Noviembre



Prendido está el aroma de anhelos de Noviembre
condensa una algarada de sueños y quimeras,
senderos alcanzables no importan las fronteras
presumen la sublime obsesión de sus placeres.
Prendida la fragancia de lirios y jazmines,
de pétalos de rosas cayendo suavemente
mecidas por el viento otoñal que de repente,
regala un sortilegio de acordes increíbles. 

Y en tanto hay entresijos que guardan tantas cosas,
ilusos desatinos, acequias y desvelos,
caminos desafiando inútiles modelos
fluyendo en la algazara vital de la victoria. 
Pudo impregnarse el gozo del alma en el silencio
y al agitarse toda supo esculpir su esencia
la táctica adorable de amar la confidencia
cual genuino horizonte que enlaza nuestro cielo.                                                                                                                                                                                     

La lluvia melodiosa, intensa y cristalina
reclama el señorío por valles y riberas,
hilvanan pinceladas las verdes primaveras
mientras tanto el ocaso atrevido se inspira.
El húmedo remanso bendice los cipreses
matiza el gris entorno con su alfombra bermeja
y el rocío de plata su filigrana deja,
prendido del aroma de anhelos de Noviembre.