Mis letras versadas

Mis letras versadas

viernes, 30 de octubre de 2015

Es Octubre de quimeras

El otoño vitorea
la primavera se anima
y al festival de las liras
llegan brujitas traviesas.
Es Octubre de quimeras,
de acertijos y amuletos,
de  brebajes y misterios
que agasajan confidencias,
cuando la Luna coqueta
romancea sortilegios.

Hay laberintos de luces
y ambrosía entre desvelos,
mientras tanto junto al viento
seductoras van las nubes.
Surcan espectros azules
nos regalan sus visiones,
conjuros del horizonte
complementan el convite
y entre anhelos increíbles
se disipan nubarrones.

Esta casita se alista
para festejar sorpresas
y entre versos los poetas
regalamos mil sonrisas.
Son diáfanas las caricias
confesadas entre versos
y conspira el universo
con el amor que embellece, 
ocasos y amaneceres
en avalancha de sueños.



jueves, 29 de octubre de 2015

Surtidoras ilusas



Inusitadas las musas
intrépidas sin pereza,
en mirífica belleza
o entre nostalgias confusas.
Son surtidoras ilusas
con disímiles encantos,
inspiran en los quebrantos,
palmotean entre albricias,
salpicando las caricias
que sanan los desencantos.

Llegan con nuevas promesas
y ramajes de esperanzas,
con desvelos y añoranzas
e insospechadas sorpresas.
Indiscretas van traviesas 
sin importar estaciones,
conquistan los corazones
regalando amaneceres,
mosaicos de atardeceres
e insólitas sensaciones.

Amantes de sutilezas
como alondras peregrinas,
dejan sus huellas divinas
aliviando las tristezas.
Conocen de las riquezas
que fluyen sin egoísmos,
sin sombras ni fanatismos
con la más sublime esencia,
del verso que reverencia
la vida sin espejismos.









martes, 27 de octubre de 2015

Con el trinar de la aurora

Con el trinar de la aurora
cantan baladas los duendes
llegan hadas con pinceles
matizando los azares.
Vienen con luces de estrellas
irisando rosicleres
en el otoñal despliegue
de cipreses en los bosques,
o en la eclosión de los montes
de la bella primavera.

Fresca lluvia seductora
nutre el elixir bohemio
de arúspices hechiceros
y de brujitas coquetas.
Bendicen los arrabales
las acequias, laberintos
regalan los acertijos
de ocasos y amaneceres
mientras las rosas florecen
y el otoño vitorea.










sábado, 10 de octubre de 2015

Tal vez



Tal vez no fue una luz, solo un destello
efímero, fugaz sin compromiso,
tan solo una apariencia cual indicio
de intrusa conjetura entre recuerdos.
Tal vez rompa el enigma del silencio
el eco condensado en las memorias,
no obstante una pasión contradictoria 
se nutre del hacer que persevera,
rescata la verdad sin más barreras
osada, concluyente, redentora.


Quizás solo el reflejo de lo absorto
impuso arrebatado su desvelo,
tal vez no fue la luz de un sortilegio
ni el brillo alucinante de un tesoro.
Tan solo sé que el tiempo es impetuoso
que escribe inexorables argumentos,
inspira lo sublime, lo irredento,
concibe entre nostalgias primaveras
y aún cuando se ocultan las estrellas
es siempre el escultor de mis anhelos.