Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 12 de agosto de 2015

Se torna en laberintos



El vástago presume su impronta en el ocaso
en tanto la nostalgia confunde el horizonte,
plegando la agonía ahogada entre quebrantos
en medio de tristezas y angostas emociones.

Medita la impotencia cetrina del espanto,
un grito doloroso que aturde los sentidos
desgarra la esperanza, consterna en arrebato
y el negro de la noche se torna en laberintos.

Rufián es el bohemio bregar que se aquilata,
confina en la distancia, golpea en el destino
y apuesta a la locura senil de la añoranza.

Fusiona la amalgama del llanto y los suspiros,
se funden sin respuestas preguntas obcecadas
e invaden los desvelos insomnios desmedidos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario