Mis letras versadas

Mis letras versadas

martes, 28 de julio de 2015

Genuina creación



Es más que un revelado privilegio
el bello rosicler del sortilegio
que impacta en el crepúsculo ingenioso.
La magia del pincel genial y regio
recrea lo magnífico y sublime
loando la belleza de lo egregio.
Genuina creación entre primores
alcorza el esplendor de un florilegio
y plasma su beldad sin artificios
versando el horizonte en cada arpegio.


Vivir

Gacela

Esta composición poética, introducida por el poeta peruano Don Manuel González Prada, consta de diez o doce versos que pueden ser de ocho o más sílabas. Los dos primeros riman entre sí, repitiéndose esta misma rima en los versos pares hasta el final; el resto de versos impares, son versos sueltos.
Esquema: AABACADAEA/FA

Vivir

Así como la brisa fugitiva
rozando en el placer que me cautiva,
libero esa esperanza amotinada.
En tanto la sublime perspectiva
vislumbra el desafío vehemente
y expone su virtuosa tentativa.
No importa la angostura del sendero
ni el peso de la carga a la deriva,
vivir no es claudicar ante el quebranto
es honra en la excelencia que incentiva.




lunes, 27 de julio de 2015

Quiero, fluye, muero, urge...

Quiero alcanzar tu corazón, yo quiero;
vuelo al besar mi inspiración, yo vuelo;
siento un idilio loco, solo siento
que al escribir mi alma desordeno.

Fluye el amor sin rostro, solo fluye;
luce el elixir del decoro, luce;
dulce el placer sin egoísmo, es dulce
al predecir el cielo entre sus nubes.

Muero al pensar que tú te alejas, muero;
anhelo el mar que irrumpe, solo anhelo
mientras concibo el cenit con mis versos.

Urge el intenso hacer, siempre nos urge;
surte el ocaso entre mis letras, surte
y un florilegio inspira con su numen.



martes, 14 de julio de 2015

Desde el alma



No es simple despedida que agita marchitando,
es solo un adelanto para alcanzar el cielo,
brillar entre las luces de estrellas y luceros
trinando desde el alma de eterno enamorado.

Poemas en canciones loando mariposas,
 un florilegio iluso guardando sus tesoros,
historias de esperanzas, de amores tempestuosos
entre arpegios sublimes de musas y de notas.

Al emprender el vuelo tus alas eclosionan,
 el talento impregnando su ilusa filigrana,
estela de emociones en diáfanas batallas
vistieron entre sueños quebrantos y victorias.

Aún la melodía se aferra a su guitarra
su espíritu divino trasciende las fronteras,
en versos las cascadas de anhelos dejan huellas
 de tanta fortaleza tatuada desde el alma.






Pues la vida es eso

Pues la vida es eso, superar abismos
secarnos el llanto y empezar de nuevo, 
no importa el fracaso y el quebranto intenso
cuando la esperanza es más que espejismo.
Recorrer espacios, darle tiempo al tiempo
no rendirnos nunca aunque gris sea el cielo,
vencer mil censuras, romper atavismos
encendiendo el alma con brío y denuedo.

Compañera ilusa en las primaveras
tan leal que infunde periplos y riesgos
y es en el ocaso y en el crudo invierno
quien fiel acompaña a ese amor que espera.
Pues la vida es eso, cosechar renuevos,
aliviar  abrojos, compartir desvelos,
si acaso en el cenit de tantas quimeras
se alcorzan legados anidando sueños.




lunes, 13 de julio de 2015

Más allá de un artilugio

Detenernos en los instantes precisos, saborear la ambrosía de un detalle, descubrir que en todo lo que florece y en todo lo que se marchita, vive el milagro del amor. El ciclo misterioso de la vida que no minimiza el tiempo, ni lo cuestiona, solo es su compañera inseparable, que mitiga la soledad y pondera la belleza del alma, esa que en medio de la sencillez, es capaz de mirar más allá de un artilugio con pasión y entrega.

El tiempo nos atrapa con su brío 
certero en el dolor o en el silencio,
 conoce del azar y su misterio
 en tanto nos invita al desafío.
El tiempo retador hace caminos, 
espera del amor tierna conquista,
se goza misionero, optimista
 y etéreo entre horizontes peregrinos.

El tiempo no se agota en lo vivido,
es sabio talismán que no claudica
y en medio del vacío fortifica
si esplende en el renuevo florecido.
El tiempo no enajena la sonrisa
y abraza con denuedo en el hastío.
Renace acrisolado en el estío
y el trino perpetuado de la brisa.



viernes, 10 de julio de 2015

De sueños osados


De sueños osados e ilusos caminos,
estrechas veredas, angostas pendientes,
de instantes gozosos , nostalgias crecientes
haremos senderos en montes genuinos.
De azares sagrados y pactos divinos,
alianzas del alma que alcorzan quimeras,
como en tantas albas de fieles esperas
millares de anhelos superan abismos.

Leal la esperanza junto al optimismo,
se enriquece plena se hace evidente
tachando el pasado, viviendo el presente,
sin la mancha impura del cruel egoísmo.
Del amor que infunde su protagonismo
se harán barricadas de fe y de confianza
y no habrá cabida para la venganza
pues la vida es eso, superar abismos.

Si asoma el flagelo del escepticismo
negando la esencia del supremo hacer,
la verdad trasciende con fuerza y poder
con su vehemencia y sin despotismo.
Que el decoro escrute su protagonismo,
que no cierre puertas y escriba su historia
con la soberana pasión que en victoria
transforma los sueños e ilusos caminos.





jueves, 9 de julio de 2015

Tiento al amor



Viento que azota mi esperanza, viento;
brisa del alma que sostiene, brisa;
visa que emigra en el silencio, visa;
tormento insomne en el dolor, tormento.

Intento sabio del idilio, intento;
irisa el alba al despertar, irisa;
clisa a relieve una añoranza, clisa;
atento infunde vehemencia, atento.

Precisa así mi corazón precisa;
presiento ilusa lealtad, presiento;
avisa intensa la verdad, avisa.

Exento el gozo en el placer, exento;
deprisa impetra el despertar, deprisa;
tiento a tu amor: con frenesí lo tiento.




El néctar del suspiro

Mis labios de tus besos ya bebieron
el néctar del suspiro sublimado,
 el gozo del edén idolatrado
su délfico placer reconocieron.

La noche y la esperanza convergieron
en medio de un delirio consagrado,
fluyendo en el elixir revelado
el éxtasis que juntos prometieron.

El cenit cual magnífico apogeo
 irrumpe en su frenética locura
y escala hacia la cima del desvelo.

Se escucha en el vigor el balbuceo
cual eco de una entrega sin mesura
que inspira el surtidor del fiel anhelo.





miércoles, 8 de julio de 2015

Por sueños amanecidos

Por amores convencidos
en tantas noches de luna,
por la sublime fortuna
de vergeles florecidos.
Por sueños amanecidos
entre décimas y retos, 
por acertijos, secretos
que hilvanan melancolías
y anhelos en poesías
cual divinos amuletos.

Así vislumbro desvelos,
rosicleres y horizontes,
dibujo los verdes montes
aliviando desconsuelos.
 Viviendo todos mis duelos
entre acequias de añoranza,
nutro el alma de esperanza
con mis silencios infusos
 de crepúsculos ilusos
 divagando en lontananza.