Mis letras versadas

Mis letras versadas

jueves, 31 de diciembre de 2015

Mas el tiempo será

Mas el tiempo será 

Sigo atada a la luz cenital del ensueño
y vislumbro el porqué que atesora horizontes,
a pesar de buscar mi sendero entre montes
sigo amando el edén caprichoso de un sueño.

El olvido jamás cegará mi  utopía,
la quimera vital va añejada en el verso,
en la indemne verdad, en lo fiel y en lo adverso
será  el numen que habrá de verter su ambrosía.

Y el azar se expondrá con placer o con furia
desvelado quizás cual augurio travieso,
mientras tienta al amor bendecido e ileso
en el délfico edén de arrebato y lujuria.

Mas el tiempo será quien escriba la historia,
será el justo postor entre anhelo y nostalgia,
peregrino capaz sin mentiras ni magia
que al idilio dará su verdad promisoria.










miércoles, 30 de diciembre de 2015

Del amor somos dueños


Quieres verme a tu lado, mas te mata el hastío
y las dudas son parte del diario que vives.
Cómo quieres que entienda cuando al mundo reprimes
sin mirar que a lo lejos reverdece el estío?

Tu fracaso no es dogma, ni es eterno su estigma,
es tan solo una piedra en angosto camino.
Cómo esperas que el tiempo edifique el destino
si tú solo te encierras en un sórdido enigma?

Yo te busco y me importas, eres mágico anhelo,
tus virtudes alcorzan la mirada genuina,
sin embargo entre sombras el lamento te arruina
y el cariño agoniza en absurdo desvelo.

Tu sonrisa discreta tiene alma de ilusa,
no le cortes las alas ni despeñes sus sueños.
Solo mira el presente: del amor somos dueños
y la vida precisa vehemencia profusa!




viernes, 25 de diciembre de 2015

Mi carta de Navidad Foro de Poesía Shoshan

Mi carta de Navidad


En el rocío del estío


Aquí estoy con un caudal de letras atropelladas en pensamientos,
queriendo surtir de esperanzas cada rinconcito del alma que se debate entre tribulaciones y plegarias.
Siento que el corazón escruta lo increíble, que abraza cada verbo sin disfraces ni falacias y toma la inspiración de su mano para latir con ella, para acercarme a esa luz que irradia el optimismo que es todo perdón, que sabe esperar y perseverar en la verdad suprema del Espíritu de Luz que nos bendice.
Y entonces visualizo la estrella, la misma de Belén, aquella que en con su brillo infinito ha logrado el esplendor en un pesebre humilde pero tan pleno en su grandeza espiritual que se perpetúa más allá de las creencias y las diferencias. A esa estrella me dirijo en esta prosa, sin cuestionar nada, tratando de aquilatar su luz en mi interior, para dar gracias a la vida, al misterio de la fe, al silencio de la aceptación y al sacrificio sagrado de la cruz redentora.
A la noche divina que transformó el curso de la historia, que transfiguró la Palabra y  la humanizó para caminar de la mano del Padre llena del Espíritu Santo, a esa noche también van mis letras, al canto de los ángeles, a la paja del establo que fue bendecida con la vida, al manto de la virgen, al gran amor de José, al milagro de la encarnación, y al Verbo del hacer que no claudica.
No pido nada y acepto todo el amor
que me regalas, estrellita de luz y de esperanza!
Tú enseñas el camino, vislumbras horizontes, iluminas senderos, presentas los valles y las colinas, los caminos angostos, las pendientes. Inspiras desafíos, convocas a la humildad sin espejismos, a confiar en la verdad que no se esconde que muestra la vida con todos sus matices, con rosaledas y abismos, con oasis y desiertos entre laberintos y alboradas.
Sé muy bien que sumas y no divides, que aceptas con respeto y vehemencia, que te duele el fanatismo y la oscuridad del pensamiento, que no entiendes de traiciones ni egoísmos, que el odio te lastima y el flagelo de la envidia te lacera.
Aquí estoy en medio del iris de tu amor atrapada en la pasión de tu palabra, esbozo la esperanza que genuina me confirma el gran placer de que me amas.
No pido nada y acepto todo el amor que me regalas,
estrella de virtud y de confianza.
Te ofrezco en el rocío del estío  eternas primaveras de alabanzas.


Aimée Granado Oreña ©
Gota de Rocío Azul
Diciembre 21 del 2015



Actividad de Navidad 2015 Foro de Poesía Shoshan

Mi plegaria en Navidad

Y mi oración se eleva

Heme aquí ante el pesebre humilde del Amor Eterno.
Heme aquí ante el Altar sublime, hincada en mi desvelo. 
Y mi oración se eleva cual preces entre anhelos en la plegaria excelsa
y en diamantino rezo.

Suplican la ternura y el regocijo pleno,
invaden con su aroma y escrutan sin fronteras, 
es el Amor del Padre cubriendo cielo y tierra
y el ángelus proclama divino su misterio.
Es la paz quien exige el gozo del respeto, 
quien espera sonrisas sin noches de anarquía,
es aquella que llega con gracia y sin mentiras
 loando la pureza del Verbo y la Palabra
que es verdad,  es camino, es vida en abundancia
y es la luz que ha vencido tinieblas e ignominias.

Oh plegaria amorosa que inspiras alborozo!
Pasión subliminal de trinos y  alabanzas,
adagio del silencio que asperge su algazara
en tanto la esperanza nos cubre con su rostro.
Es cierto que hay pobreza, tristezas y sollozos 
 en medio de este mundo convulso que eclosiona,
que un grito terrorista fanático arrebola
vertiendo tanta sangre, quebrando las quimeras
entre abismos plagados de odio y de tinieblas,
 pero a pesar de todo Jesús siempre perdona. 

Huele a incienso la brisa de Adviento en el remanso
mientras tanto en silencio la Virgen se sonríe,
 guardando cual tesoro  la esencia inconfundible
de la suprema alianza del Verbo humanizado.
Y dibuja la vida vergeles en los campos,
 oasis de romeros sus filigranas dejan
 en el santuario noble de la humildad sincera
que sana  en el espíritu dador de lo divino,
mientras llega el milagro de amor sin espejismos
y una plegaria insomne cual oración se eleva.

Aimée Granado Oreña ©
Gota de Rocío Azul
Diciembre 21 del 2015


jueves, 24 de diciembre de 2015

Mi soneto navideño 2015 Foro de Poesía Shoshan



La Navidad misionera

Es surtidora de alianzas la Navidad misionera,
no conoce de barreras que socavan esperanzas.
Es del verbo la plegaria sanadora de añoranzas
y la más fértil  palabra de amor en la primavera.

Es en invierno almenara, es el candil en la espera,
es la luz que no se extingue ni se atrofia entre bonanzas,
no claudica en la anarquía ni se pierde entre acechanzas
y es quien da gloria y da gracias con la verdad que libera.

Es la cobija que calma soledades y desvelos,
es cual humilde alfarero que moldea fiel y manso
esa fe que reconcilia y abroquela más que anhelos.

Es del agobio el auxilio, el soberano remanso,
dulce espera en el adviento, algazara de revuelos
del peregrino que busca posada para el descanso.


Aimée Granado Oreña © 
Gota de Rocío Azul
Diciembre 16 del 2015



Mi poesía navideña 2015 Foro Shoshan

Navidad vienes de azul 


Navidad vienes de azul con mirada lisonjera,
tañidos de castañuelas, cascabeles entre albricias.
Vienes con el alma henchida en su plenitud bohemia,
mientras el cielo festeja deslumbrante entre luceros
el más sagrado misterio de paz que nos humaniza. 

Perlas en blancos jazmines, margaritas y azucenas
con aromáticas  velas atesoran ambrosías.
Es cadencia de delicias la santa noche de estrellas,
en tanto el céfiro deja en su peregrino vuelo  
el espíritu del verbo cual amor que engendra vida.

Es el camino que sana empedrados laberintos
y es el poder que divino no renuncia a sus quimeras.
Es fértil cual primavera de palmerales y olivos,
no claudica ante el olvido y en su virginal espera
es María quien nos lleva a esa verdad que ilumina.


Aimée Granado Oreña © 
Gota de Rocío Azul
Diciembre 15 del 2015






miércoles, 16 de diciembre de 2015

En su bregar

El tiempo en su bregar no se detiene,
a veces por instantes atropella,
se suman tantas cargas, tantas penas
con trazas de nostalgias y desdenes.
La historia se acumula indiferente
absurda entre las sombras sin sosiego,
arrastra en su pesar nuestros silencios,
las dudas, las heridas, las quimeras.

Turbado pasa el tiempo, se amotinan
promesas ignoradas, sacrificios,
mil sueños matizados entre idilios
que aún vibran de emociones contenidas.
Quizás sea la historia repetida
quien teja en el azar el sortilegio,
la estela del capricho, del despecho
impetran un abismo que lastima.

Es cierto, en el andar siempre amanece
y el curso del hacer sigue su ruta,
se enfrenta a desafíos, a rupturas
en cumbres peligrosas y pendientes.
Atina la estocada que remueve
el odio que se esconde en la venganza,
congenian rosicleres de esperanzas
y el tiempo en su bregar no se detiene.




jueves, 26 de noviembre de 2015

Gracias doy a tu Amor



Gracias doy a tu Amor: verbo del alma,
justicia en la bondad: fiel escudera,
agradezco en el obrar la vehemencia
y el gozo del hacer que no desmaya.
Gracias Amor Supremo de la alianza,
gracias doy al instinto, a mis desvelos
al rostro tentador de aquel anhelo
y al cenit del placer en la esperanza.
Gracias al monte verde entre las zarzas,
a la espina de la rosa seductora,
al céfiro que sopla entre las sombras
y al cielo que nos une en la distancia.


Gracias al llanto efímero que pasa,
confuso palpitar de la agonía,
al sueño que eclosiona en melodías
y al eco inspirador de la nostalgia.
Gracias te doy mirifica añoranza
 cincelada con pasión entre memorias,
a lo fiel, a lo ingrato a tantas cosas
que edifican virtudes y  plegarias.
Gracias  doy a tu Amor: verbo del alma,
a la fe del iluso peregrino,
a lo ingenuo, a los detalles tan sencillos
y al soplo de humildad en la palabra.



miércoles, 25 de noviembre de 2015

Trasciende la verdad




Los versos de tu voz inquisidora
laceran lo más tierno de mis letras,
mas quiero responderte sin demoras
aún en el vaivén de esta querella.
Trasciende la verdad, no importa como
es luz que no se extingue en la tragedia,
en medio del quebranto y del enojo
bien sabe convencer con vehemencia.

El eco de la insípida inconsciencia,
pretende lapidar desde el insomnio
la auténtica ilusión con la soberbia
y así enlutar la vida con el odio. 
La voz del corazón no se amilana
bien sabe del amor y del decoro,
denuncia la mentira desde el alma
y emprende desafíos prodigiosos.







martes, 24 de noviembre de 2015

En medio del cansancio



Derrama el alma su caudal que alcorza
el alba en la neblina que se entrega,
naufragio del amor que desespera
 sapiente del dolor y la zozobra. 

Rocío en el placer que desahoga
las gotas del espíritu que alienta,
naufraga la esperanza entre promesas
y escribe esa verdad que me aprisiona.

Son perlas discerniendo en las memorias
de ilusas perspectivas y creencias,
en tanto el corazón late entre letras
bordando filigranas en mis notas.

Si en medio del cansancio tú me ignoras
yo siento que tu ser no me silencia,
ni ocupan un lugar en mis urgencias
los versos de tu voz inquisidora.




sábado, 14 de noviembre de 2015

Sin renunciar a la aurora

Sin renunciar a la aurora


A vencer los espejismos sin renunciar a la aurora,
en medio de la agonía rosicleres se acongojan,
en amalgamas de escombros y en penosos laberintos
marchan siniestras las sombras de terror y de alaridos,
lapidando las heridas con su rabia destructora.

Va el fanático con garras rapiñando la esperanza,
es el odio la primicia que enmudece y que amenaza,
es quien lacera la vida, quien impone el cruel castigo,
quien de la luz siente fobia y ensombrece los caminos
como el bárbaro que acosa sembrando la desconfianza.

El dolor se multiplica, se condensa en el martirio
y las almas van penando ante el crudo sacrificio,
no es la holganza que se espera amotinada de anhelos
es la muerte quien acecha con absurdo desenfreno,
mientras la sangre alimenta el más sórdido delirio.




jueves, 12 de noviembre de 2015

Siempre inquieto



Tú: pequeñín que me animas sorprendiendo mis espacios
con tu vuelo enamorado y el aletear que corteja.
Tú mi avecilla traviesa que zumbas entre mis rosas
siempre inquieto entre violetas, entre lilas y geranios 
me regalas el remanso de disfrutar tu presencia.


Hoy que mis ojos sonríen cuando entre versos me inspiro,
tu llegada la percibo cual milagro que arrebola.
No importa si el llanto aflora y el temporal nos agita,
cada detalle motiva a pesar de los suspiros
a vencer los espejismos sin renunciar a la aurora.








martes, 10 de noviembre de 2015

Anhelos de Noviembre



Prendido está el aroma de anhelos de Noviembre
condensa una algarada de sueños y quimeras,
senderos alcanzables no importan las fronteras
presumen la sublime obsesión de sus placeres.
Prendida la fragancia de lirios y jazmines,
de pétalos de rosas cayendo suavemente
mecidas por el viento otoñal que de repente,
regala un sortilegio de acordes increíbles. 

Y en tanto hay entresijos que guardan tantas cosas,
ilusos desatinos, acequias y desvelos,
caminos desafiando inútiles modelos
fluyendo en la algazara vital de la victoria. 
Pudo impregnarse el gozo del alma en el silencio
y al agitarse toda supo esculpir su esencia
la táctica adorable de amar la confidencia
cual genuino horizonte que enlaza nuestro cielo.                                                                                                                                                                                     

La lluvia melodiosa, intensa y cristalina
reclama el señorío por valles y riberas,
hilvanan pinceladas las verdes primaveras
mientras tanto el ocaso atrevido se inspira.
El húmedo remanso bendice los cipreses
matiza el gris entorno con su alfombra bermeja
y el rocío de plata su filigrana deja,
prendido del aroma de anhelos de Noviembre.





viernes, 30 de octubre de 2015

Es Octubre de quimeras

El otoño vitorea
la primavera se anima
y al festival de las liras
llegan brujitas traviesas.
Es Octubre de quimeras,
de acertijos y amuletos,
de  brebajes y misterios
que agasajan confidencias,
cuando la Luna coqueta
romancea sortilegios.

Hay laberintos de luces
y ambrosía entre desvelos,
mientras tanto junto al viento
seductoras van las nubes.
Surcan espectros azules
nos regalan sus visiones,
conjuros del horizonte
complementan el convite
y entre anhelos increíbles
se disipan nubarrones.

Esta casita se alista
para festejar sorpresas
y entre versos los poetas
regalamos mil sonrisas.
Son diáfanas las caricias
confesadas entre versos
y conspira el universo
con el amor que embellece, 
ocasos y amaneceres
en avalancha de sueños.



jueves, 29 de octubre de 2015

Surtidoras ilusas



Inusitadas las musas
intrépidas sin pereza,
en mirífica belleza
o entre nostalgias confusas.
Son surtidoras ilusas
con disímiles encantos,
inspiran en los quebrantos,
palmotean entre albricias,
salpicando las caricias
que sanan los desencantos.

Llegan con nuevas promesas
y ramajes de esperanzas,
con desvelos y añoranzas
e insospechadas sorpresas.
Indiscretas van traviesas 
sin importar estaciones,
conquistan los corazones
regalando amaneceres,
mosaicos de atardeceres
e insólitas sensaciones.

Amantes de sutilezas
como alondras peregrinas,
dejan sus huellas divinas
aliviando las tristezas.
Conocen de las riquezas
que fluyen sin egoísmos,
sin sombras ni fanatismos
con la más sublime esencia,
del verso que reverencia
la vida sin espejismos.









martes, 27 de octubre de 2015

Con el trinar de la aurora

Con el trinar de la aurora
cantan baladas los duendes
llegan hadas con pinceles
matizando los azares.
Vienen con luces de estrellas
irisando rosicleres
en el otoñal despliegue
de cipreses en los bosques,
o en la eclosión de los montes
de la bella primavera.

Fresca lluvia seductora
nutre el elixir bohemio
de arúspices hechiceros
y de brujitas coquetas.
Bendicen los arrabales
las acequias, laberintos
regalan los acertijos
de ocasos y amaneceres
mientras las rosas florecen
y el otoño vitorea.










sábado, 10 de octubre de 2015

Tal vez



Tal vez no fue una luz, solo un destello
efímero, fugaz sin compromiso,
tan solo una apariencia cual indicio
de intrusa conjetura entre recuerdos.
Tal vez rompa el enigma del silencio
el eco condensado en las memorias,
no obstante una pasión contradictoria 
se nutre del hacer que persevera,
rescata la verdad sin más barreras
osada, concluyente, redentora.


Quizás solo el reflejo de lo absorto
impuso arrebatado su desvelo,
tal vez no fue la luz de un sortilegio
ni el brillo alucinante de un tesoro.
Tan solo sé que el tiempo es impetuoso
que escribe inexorables argumentos,
inspira lo sublime, lo irredento,
concibe entre nostalgias primaveras
y aún cuando se ocultan las estrellas
es siempre el escultor de mis anhelos.












martes, 29 de septiembre de 2015

Retoma su pincel



Es tierno amanecer en el ocaso
de pétalos que caen sutilmente,
despiden el verano simplemente
y acogen pintoresco su parnaso.
La musa va traviesa sin retraso
retoma su pincel con alborozo,
bien sabe bendecir en cada esbozo 
el arte del espíritu insurgente,
supremo en la mirada vehemente
en tanto vitupera en pleno gozo.

La brisa del otoño se anticipa
se pierde entre cipreses y pinares,
confunde melodías y cantares
e irrumpe en el edén que se emancipa.
El ciclo del amor que nos equipa
presume su quimera más lozana 
las perlas del rocío en la mañana
ofrecen su placer entre colores,
vertiendo la acuarela de primores
que inspiran su más bella filigrana.









                                        

martes, 22 de septiembre de 2015

Regala una esperanza



Besado por el alba matutina
se inspira más allá sin artilugios,
el vástago bohemio que en lo absurdo
 regala una esperanza entre sonrisas.
Y es más que un sortilegio la ambrosía
que deja junto al céfiro travieso,
ofrece una oración al universo
y exhala su promesa peregrina.


La niebla se disipa repentina,
el hálito de otoño me estremece,
lo siento en la añoranza que precede
al roce de miradas y caricias.
Y es más que una quimera compartida
de anhelos, confidencias y arrebatos,
es tierno amanecer en el ocaso 
besado por el alba matutina.








jueves, 10 de septiembre de 2015

Te siento vivo



Invaden los desvelos insomnios desmedidos
anhelos de mis noches sin sombras entre besos,
invaden tantas cosas que alcorzan los recuerdos
en tanto en un diluvio de ocasos me resisto.
Quizás no es suficiente la noche y me resisto,
se anula mi conciencia, se aliena sin sosiego,
acoso a la distancia me pierdo sin consuelo
y en medio del aciago bregar te siento vivo.

Asumo la añoranza que encumbra laberintos
y sé que aunque anochezca el Sol sigue despierto,
no muere entre penumbras la lira de algún verso
y el rostro de la luna comulga en mi destino.
Es más que una esperanza, crepuscular testigo
del tórrido romance y el délfico apogeo,
guardianes nigromantes del Cénit del deseo,
frenéticos abrazos danzando en nuestro idilio.

Virtuales arrebatos, reproches y caprichos,
alianzas compartiendo quebrantos, desconsuelos,
intrigas, confidencias, albricias, sortilegios 
y en medio del aciago bregar te siento vivo.
Invaden los desvelos insomnios desmedidos
conspiran las miradas, susurran los silencios
prendidos del orgasmo, vitales nuestros cuerpos
destilan el aroma crucial entre  suspiros.