Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 15 de noviembre de 2014

Aún



Aún en el ocaso de las horas
el lecho del crepúsculo florece,
se impone el frenesí precisamente
de anhelos bendiciendo las memorias.
No importa si es la luna la embustera,
no importa el escudero de mi suerte,
si siento en este amor desvanecerse 
el ciclo desvelado de las sombras.

Aún en lo difuso de la impronta
el eco de la musa no fenece,
se impone con su magia intensamente
afín con la armonía tentadora.
No importa si  es intensa o lastimera,
no importa si en su arpegio vehemente
tropiezan la utopía y lo rebelde
e ilusas confabulan sus auroras.








No hay comentarios:

Publicar un comentario