Mis letras versadas

Mis letras versadas

viernes, 31 de octubre de 2014

Fantasías y ensueños

 Hojarasca de infusas emociones al viento
precipitan suspiros en holganza de seda,
cual alfombra dorada de la musa que hospeda
cada instante sublime del adagio sediento.

Misteriosa la tarde que convida al intento
fiel testigo que alcorza la admirada alameda,
mientras caen las hojas en cetrina vereda
fluyen nimbos de plata por azul firmamento.

Purifica el vacío del cansancio confuso
y admirando el arpegio del trinar que murmura
se refugian azares de miríficos sueños.

Ameniza melosa la sutil conjetura
en la noche esperada cual oasis iluso
de traslúcida luna, fantasías y ensueños.






El hechizo de un anhelo



Caramelitos de luna,
confituras de luceros,
azules las estrellitas
en el convite bohemio.
Alocadas las brujitas
con duendes cascabeleros
improvisan entre risas 
armonizando el festejo, 
mientras luces oportunas
acrisolan sortilegios.

En la laguna dorada
hay princesas, caballeros,
 calabacitas traviesas
y misteriosos arpegios.
Haditas y damiselas
con los ilusos anhelos
entre mitos y leyendas
conjuran miles de sueños,
con pócimas encantadas
y el hechizado desvelo. 








miércoles, 29 de octubre de 2014

También en el ocaso

También en el ocaso nacen rosas
y admiro la pasión de su porfía,
en tanto yo acaricio las espinas
los pétalos ofrecen sus auroras.
Florecen otoñales las alfombras
de perlas con las gotas de rocío
y expelen aromáticos idilios
silvestres margaritas entre rocas.

Misterio consentido que provoca
la etérea inspiración de pinceladas,
matices de colores desde el alba
fluyendo en el espliego de las horas.
Convergen las pupilas soñadoras
inmersas entre azules desafíos,
atadas a la magia lo genuino
se nutre en la belleza que eclosiona.

Ilusa la acuarela de mis notas
se nutre del relente de la luna
concede el estupor de la aventura,
en medio del sonrojo que arrebola.
Anhelo de monarca mariposa
revuela sorprendiendo el acertijo,
en tanto del otoño diamantino
también pueden nacer las bellas rosas.









martes, 28 de octubre de 2014

Haciendo de la fe



Callada entre sus penas la memoria
se empeña en el hacer ineludible,
precisa atesorar lo indescriptible
cual vástago inefable de su historia.

Define en la verdad su trayectoria
y en medio del pretérito intangible,
sustenta lo profundo, lo sensible
e imprime su algazara de victoria.

Presagia la eclosión de aquel anhelo
genuina inspiración de primavera,
que intuye milagroso su desvelo.

En tanto en el ocaso una quimera
remonta en su albedrío el pleno vuelo,
haciendo de la fe su mensajera.




martes, 14 de octubre de 2014

Vestigios entre huellas

Vestigios
 
Jazmines destilando su ambrosía
fragante en la expansión de lo sublime,
aroma de ese amor  que no reprime
y ofrece liberado su utopía.
 
Invade en el albur la fantasía,
trasciende sentimientos cuando imprime
la huella del andar que nunca oprime
su intensa calidez, ni su alegría.
 
Infunde en el caudal de sus virtudes
el gozo del hacer que nos convida,
al reto de increpar las inquietudes.
 
Vestigios del periplo de la vida
y anhelos de adorables multitudes
comparten su algazara conmovida.
 
 
 

Entre huellas
 
Fue el alba en su rosácea bienvenida
quien hizo del encanto matutino,
la impronta surtidora junto al trino
vital en su pasión comprometida.
 
Es más que una algarada enriquecida
el bello panorama tan genuino,
de azules rosicleres peregrinos
y el álveo encantador de su partida.
 
Conspira el universo del profeta
y arcanos espejismos de visiones
encienden almenaras entre huellas.
 
Candiles de palabras como estrellas
irrumpen consecuentes las misiones
y esplenden con el arte del poeta.

lunes, 13 de octubre de 2014

A pesar de los años

A pesar de los años

A pesar de los años sólo sé que me inspiras,
en la noble esperanza o en el cruel desafío 
y comparto horizontes de incipiente vacío
o quimeras de anhelos al saber que suspiras.
¿Dónde están nuestros tiempos, si es que acaso deliras
en recuerdos perpetuos de emociones fecundas?
¿Dónde estás si  mis letras vagan hoy errabundas,
en colinas lejanas simulando despecho?


Se me escapa la vida sin negar el acecho
que atesora memorias entre azares y lunas,
laberintos de antojos entre coplas montunas
y el hacer fascinante de tu andar satisfecho.
A pesar de los años junto a ti me pertrecho,
abastezco la acequia y el caudal no fenece
si esta musa bohemia cual ritual estremece,
obcecados caprichos en sus délficas liras.








jueves, 9 de octubre de 2014

Testigos

Testigos

Testigos de las letras y anhelos peregrinos
afirman mil razones de ilusas contingencias,
si acaso en la locura se pierde en los abismos
suspiros ambulantes de paz o de tormenta.
Fue el roce de tus manos remanso de nobleza
más que un virtual abrazo sellando nuestro idilio,
hubo pasión de almas, miradas confidentes
y el más ardiente beso de egregio regocijo.


Testigo fue la tarde de flores y poemas,
la calidez del verso vagando tiernamente
y en la ilusa almenaras tus ojos como estrellas
llegando a lo profundo de arúspices placeres.
Sublime aquella cita de sueños evidentes,
de aromas tan sensuales, augurios y quimeras,
no fue un simple mensaje ni el sórdido espejismo
quien detonó la chispa vital en nuestra entrega.


Testigo fue el ambiente de amor y melodía,
recinto inolvidable sin trabas ni fronteras
y el cándido agasajo fluyendo sin mentiras
cual cénit del lirismo vital que no encadena.
Fue un canto de esperanza tu adagio de poeta
cuando al caer la tarde besamos nuestra lira,
 emprendimos senderos de amantes hasta siempre
y a pesar de los años yo siento que me inspiras. 





miércoles, 8 de octubre de 2014

Tu recuerdo

Tu recuerdo

Hoy busco el frenesí de tu recuerdo,
el cielo visionario que vivimos
pletórico de idilios no confesos
guardados dulcemente en el mutismo.
Escucho entre las páginas del tiempo
el eco cenital de la algazara,
las notas suspendidas del deseo
y el délfico placer de nuestra alianza.

Es bello el recorrer tanta ternura,
sublime armonizar cada momento
de encuentros clandestinos con la luna,
la eterna confidente de lo nuestro.
Entonces nos bastaba la penumbra
y el gozo espiritual de las palabras,
las noches de nostalgias inconclusas
y el beso inspirador antes del alba.

Quizás en el ocaso de mis versos
yo pueda trascender hasta tu nido,
no sé si fue el capricho del misterio
quien hizo de este amor un acertijo.
En tanto la distancia sin te quiero,
la insana incomprensión y hasta el orgullo
callaron las pasiones, los desvelos,
atando nuestros sueños entre muros.

Ya ves tejo la historia con mis letras,
sacudo la añoranza  en el rocío,
camino en el sendero de hojas secas
gozando a plenitud del espejismo.
Ya ves del alma fluye esta leyenda
de instantes y de utópicos anhelos,
de intensas soledades sin respuestas
y el loco frenesí de tu recuerdo.







martes, 7 de octubre de 2014

El tiempo del amor

Ansioso en la utopía alucinada
descubre un nuevo sueño que conspira,
infunde al horizonte en la vigilia
 azares caprichosos e irredentos.
Abraza desde el alma su universo
la impronta en desafiante sacudida,
se impone contingente y sin malicia
atado a la verdad que no se espanta.


Y eleva su confianza sin lamentos
seguro en su leal peregrinaje,
cual firme confidente inigualable
que enciende su almenara entre las sombras.
Revuela en el estío silenciosa
la musa entre sincréticas deidades,
comulga en el arpegio de los mares
en tanto se emancipa en el silencio.


Ilusa la virtud que no pregona
codicias ni arrogantes desempeños,
si busca en la humildad el complemento
 y acepta sabiamente en la esperanza.
Espíritu de andar sin asechanzas
aún en la oquedad de los desiertos,
el tiempo del amor vence los miedos:
¡es libre en su albedrío y no aprisiona!








lunes, 6 de octubre de 2014

Como pinceles



Acrisolando montes genuinos
como pinceles bien atinados,
hacen su magia los diamantinos.
 
Buscan tesoros tan bien guardados
entre añoranzas correspondidas
los acertijos de enamorados.
 
Y rebosantes van atrevidas
las pinceladas entre rubores
de inquietas dalias embellecidas.
 
Silvestre el manto de los colores,
rosácea alfombra que se revela
con sus silvestres multicolores.
 
Esplende el áster cual acuarela,
luce el donaire de sus espigas
con el deleite que se desvela.
 
Díscolo ocaso, tú no mendigas
en los senderos alabastrinos
 del sortilegio que nos prodigas.
 
Acrisolando montes genuinos
como pinceles bien atinados,
hacen su magia los diamantinos
tejiendo alfombras por todos lados.
 
 

miércoles, 1 de octubre de 2014

Me inspira

Me inspira

Me inspira tu silencio aventurero
que goza en la algazara de la aurora,
el parco contubernio que enamora
la endecha del placer en el sendero.

Me inspira tu capricho lisonjero
de osado seductor que no destruye,
ni esconde en el vacío, ni rehúye
del trino cenital del romancero.

Me inspira tu alborozo tan certero
confiando la pasión de la añoranza,
cual tierna contingencia de la alianza
 al eco del requiebro lisonjero.

Me inspira tu sonrisa de hechicero
que alude mi placer en su vigilia,
si el aura del espliego nos concilia
y entrega su arrebato caballero.

Me inspira acariciar ese bolero
que atrapa la distancia con la espera
y entrego en la caricia prisionera,
mi perla presumida cual lucero.

 Tú besas mi sonrisa zalamero
y el néctar del vergel que me devora,
inspira rosaledas en mi aurora:
 oasis de alborozo aventurero.