Mis letras versadas

Mis letras versadas

jueves, 28 de agosto de 2014

Bregar



Alcorzan el oasis del momento
los besos que consuman el idilio,
comparten el auténtico delirio
y el loco frenesí de un sentimiento.

Genuino es el vital deslumbramiento
del alma en su etéreo domicilio,
pactando en el bohemio pervigilio
la entrega de su espíritu irredento.

Ardiente una caricia desvelada
comulga de pasión en su derroche,
fluyendo entre requiebros los placeres.

Suspiros amorosos en la noche
inspiran levantiscos rosicleres
y el délfico bregar de la alborada.






miércoles, 27 de agosto de 2014

No sé

No sé si es esperanza o agonía
la ignota sensación que se revela,
absorta en el murmullo de unas letras
 irrumpe el laberinto del suspenso.
Tal vez un vendaval de sentimientos
atónito retorne ensimismado,
sorprenda al horizonte estupefacto
e impele con la fuerza que le inspira.

Incita confesiones y arrebatos
conjura impenitente lo lascivo, 
no sé si habrá un quizás correspondido
que anule la obcecada intolerancia.
Infunde vehemencia desde el alma,
repele la mentira solapada
que esconde la verdad en la algazara
ruidosa de sofismas y de engaños.

No sé si en la locura del idilio
estrumpe suplicante el embustero,
lo cierto es que se esfuma en el silencio
la argucia enmarañada de las dudas.
Y mientras la alborada nace ilusa
de anhelos que disipan la nostalgia,
testigos confidentes acicalan
la impronta del amor y su albedrío.






lunes, 25 de agosto de 2014

Revelando su hermosura



Hoy la musa complaciente
llega así precipitada,
con su nota aderezada
se acrisola simplemente.
Guarda el alba reluciente
vierte su tinta genuina,
hacendosa y peregrina
teje caprichos en versos
y hermana los universos
siempre leal y divina.

Y aunque a veces confundida
se cobija en la nostalgia,
hace que brille su magia
cual aliciente de vida.
Fluye ilusa y sin medida
se acicala entre primores,
pincelando los colores
cuando el ocaso quebranta,
mientras el numen encanta
los torrentes surtidores.

Si el cansancio vitupera
cuando la añoranza implora,
seca el llanto y atesora
su cascada en la quimera.
Es tolerante en la espera,
nutre el alma en su aventura
y es adagio de ternura
cuando sorprende el rocío,
en madrugadas de hastío
revelando su hermosura.



domingo, 24 de agosto de 2014

En tu poema



Percibo la ansiedad en tu poema,
el grito entre sollozos desde el alma
la oscura sensación del anatema,
vacío existencial que no se calma
en tanto el desamor y la añoranza
ahogan la virtud que se desalma.

Recorro letra a letra la templanza
y el eco del amor que nos convida,
alcanza plenitud en la esperanza
cual ruta desafiante y prometida,
que es fiel a la razón de la quimera 
 buscando el horizonte conmovida.

Abrazo la intención de tanta espera,
el ínclito placer del albedrío
que goza el renovar cual primavera
y anuncia el florecer en lo sombrío,
con tanta intensidad y vehemencia
luciendo con donaire en el estío. 

Trasciende verso a verso sin licencia
y estrumpe irreverente en el exilio,
llevando en lo profundo de su esencia
el tórrido remanso del idilio,
en tanto yo descubro en tu poema 
las huellas de un continuo pervigilio.







miércoles, 20 de agosto de 2014

Enredada en sus desvelos



¿Qué le sucede a la lira
que se condena y se culpa?
Siente que sufre la pluma
entre nostalgias perdidas.
No es la misma que domina
lo dilecto y lo profano,
siente el dolor del ocaso,
se quiebra entre sus lamentos
cuando atenazan recuerdos
remembranzas del pasado.

No se conforma la ilusa
enredada en sus desvelos,
busca matices bohemios
entre notas que se esfuman.
Ya no susurran las musas
en el vaivén de la brisa,
y los jilgueros suspiran
junto al arpegio del bosque,
mientras destilan los montes
su romántica ambrosía.

Eclosiona en los azares
y es peregrina en la aurora,
cuando entre luces retoñan
lantanas y tulipanes.
Se obsesiona entre zorzales,
alondras y golondrinas,
sorprende en la diamantina
alborada de aventuras,
de alborozo y travesura
la algazara de las rimas.







lunes, 18 de agosto de 2014

Lindeza



Lisonjas entre luces y azucenas,
de cantos levantiscos en los montes
pregonan sus efímeras visiones,
al son conmovedor de las estrellas.

Irrumpen la razón del sortilegio
incluso en su cadencia confesada,
las musas que se ingenian desveladas
venciendo el desamor y el vituperio.

La luna rebosante en sus enigmas
conspira confidente en la algazara,
cual dádiva fecunda nos regala
El mito de un amor que no claudica.

Renuncia en el silencio la censura,
impávido el agravio vapulea
y ayuna tras las sombras y entre rejas,
el délfico rubor que se deslumbra.

Y mientras la romanza va ligera
tan libre en el arpegio de los bosques,
el bello panorama de esplendores
escruta un horizonte de lindeza.





Y volverá el otoño


Y volverá el otoño entre laureles,
despedirá el verano en un suspiro
 y arrullará romántico el rocío
de blancos horizontes y cipreses.

Es el andar que nunca se detiene
en medio del sendero que no ignora,
bohemio en su bregar mientras tremola
invicto en el crisol de amaneceres.

Encubrirá memorias recurrentes
de tórridos silencios y aventuras,
esperas sibilinas con la luna
y anhelos de pasión irreverente.

Abrazarán las noches de septiembre
las sombras y vigilias del ocaso,
irrumpirán ilusas por los campos
quimeras en sus místicos arcenes.






martes, 12 de agosto de 2014

Entre suspiros



 Quedándote dormido en mi regazo
disfrutas del amparo placentero,
te admiro amaneciendo en mi sendero
atado a la ternura de un abrazo.


En tanto en el consuelo del ocaso
vislumbra un rosicler aventurero,
cobija la altivez del escudero
y anula el pesimismo del fracaso.

Tú gozas de mi aroma entre suspiros
buscando el cenital acoplamiento,
en tanto yo me sumo a tus respiros.

Delira la intención de un juramento
y expelen los jazmines entre siros
que alcorzan el oasis del momento.







domingo, 10 de agosto de 2014

Alas



Alas de gratas quimeras
que no cesan su aleteo,
ensortijando de anhelos
madrugadas de ambrosías,
con el concierto de letras
en frenética eufonía.

Alas de ilusas sorpresas
que dominan con denuedo,
sin rendirse en el desvelo
de cruciales despedidas,
cuando la nostalgia acecha
en el álveo de la vida.

Alas que surcan inquietas
torbellinos de silencios,
tremolan en los desiertos
cuando el ocaso delira,
junto a la luna bohemia
que es la cómplice genuina.

Alas de versos y estrellas
en rosicleres de sueños,
son confidentes etéreos
 de luciérnagas divinas,
que nos regalan siluetas
como almenas encendidas.




miércoles, 6 de agosto de 2014

Místico



Ilusos manifiestan sus honores
sin manchas de arrogancia ni entresijos,
revelan los soñados acertijos
que inspiran rosicleres seductores.

Y saben discernir entre clamores
espectros de visiones y amasijos,
trinares sin censuras ni atadijos
que entonan sus romances delatores.

No hay dudas que en el canto milagroso
florece la virtud cual sortilegio
que ofrece su caudal maravilloso.

Se escucha en el azar un florilegio
que surte en su concierto prodigioso
el místico arrebato de su arpegio.




lunes, 4 de agosto de 2014

Sin tregua



Y allí empezó sin tregua la amarga despedida
de abismos intrigantes, quebranto y confusión,
vertió el ayer callado su lágrima escondida
tratando desde el alma sanar tanta obsesión.

Silencio aquilatado consterna estrepitoso,
visiones y espejismos esculpen el dolor,
 estalla lastimero tan frágil y angustioso
buscando en otro cielo la euforia del amor.

Impetra sofocante mi verso al embustero,
implora vehemente que cese el desamor
e inspira el fiel testigo crucial del escudero
que estrumpe con su adarga venciendo el estupor.

Atávico un anhelo genuino desde el alma
libera su atadura y enfrenta el desafío.
Quizás con el denuedo vital llegue la calma 
que anulen oquedades nefastas del hastío.









sábado, 2 de agosto de 2014

Vierte la brisa




Vierte la brisa su magia
siempre diáfana y viajera,
llega radiante en la espera
y acicala primorosa,
el enigma de la rosa
delirando su nostalgia.

Se pavonea agraciada
con fragancia de doncella,
siempre libre en la querella
de enfrentar el desafío,
del frenético rocío
cortejando la alborada.

Acaricia el coralillo
que se enreda en la ventana,
con lozanía temprana
y el aroma de jazmines,
ilusa entre serafines
luce silvestre el velillo.

Hiladas de aurora y plata
hilvanando en ambrosía,
la melodiosa armonía
que no calla su añoranza
y eclosiona en la esperanza
cuando el céfiro arrebata.

Suman mis noches



Suman mis noches de andanzas
rebosantes fantasías,
son arúspices espías
pletóricas de quimeras,
que ambicionan primaveras
consumadas de esperanzas.

Suman euforias, aciagos,
las distancias y lamentos,
conjuran los pensamientos
sus azares peregrinos,
conspirando libertinos
los insomnios entre halagos.

Suman mis noches poemas
y alucinantes visiones,
confidentes emociones
en rosicleres se inspiran,
mientras los versos deliran
con la luna y sus diademas.