Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 31 de mayo de 2014

Ya tienes mi respuesta


Ya tienes mi respuesta, no sé si estás conforme,
accedo vehemente sin celos ni rencor,
no importa si con ella confirmo la ruptura
si el tiempo dignifica mi espera en el perdón.
 
No hay quejas, ni lamentos ni amores imposibles,
testigos hemos sido los dos del corazón
que entrega lo sublime leal sin ataduras,
en tanto se supera la ingrata decepción.
 
Sellamos nuestra alianza con notas confidentes,
de historias compartidas en medio del dolor,
si aún en la distancia la magia inoportuna
trasciende cual quimera que invade la razón.
 
Tú besas el desvelo vital que te estremece
cual délfica palabra que agita la pasión,
ya tienes mi respuesta sin sombras ni censuras
y escuchas el silencio que augura nuestro amor.

Allí te vi

 
Allí te vi en silencio, viril, calladamente,
tú estabas con el libro de versos que escribí,
tus ojos se entornaron buscaron de repente
la línea que atesora mi ansioso frenesí.
 
Allí te vi sin miedos, sin culpas, cabalmente
quizás entre suspiros tus ojos presentí,
 discreto te aferrabas al nombre irreverente
que un día traicionara la paz que te ofrecí.
 
Es cierto que te quise sin trampas, tiernamente
tan cierto que en mis noches de amante presumí,
la magia del instante crucial que intensamente
bebía la ambrosía del beso carmesí.
 
No duele ni me importa tu amor irreverente
allí pude observarte tan frágil, baladí,
en medio del recuerdo que agita frugalmente
dejando la fragancia del cénit que viví.
 
 
 


viernes, 30 de mayo de 2014

Y despunta soberano


Hoy despierta el laberinto del empeño
que se encuentra de repente con la espera,
arropando el acertijo en la quimera
cuando abraza la utopía de este sueño.
 
Se desvela la nostalgia en su aventura,
ella sabe del quebranto plañidero
mas las notas del susurro lisonjero,
acrisolan la esperanza con ternura.
 
Es el tiempo desafiante que estremece
y se afana en el hacer día tras día,
cuando irrumpe el horizonte con porfía
y se esmera en el presente que florece.
 
Es el verde deslumbrar en primavera
que se torna en el oasis del ensueño
y despunta soberano como dueño:
el amor que no claudica en su carrera.







sábado, 24 de mayo de 2014

Llovizna la nostalgia

 
 
Llovizna la nostalgia rociando el entresijo
que agrietan horizontes entre tu amor y el mío,
relente de una nube cual gota del rocío
que hidrata el universo vital del acertijo.
Enigma que propone y afirma sin censura
sintiendo la sorpresa de un vendaval de anhelos,
en medio del acorde que incita los desvelos
llovizna desde el alma plegarias de ternura.
Aturde el gris amargo que empaña el espejismo
de oasis y visiones allá en la lejanía,
en tanto un sortilegio regala su ambrosía
e inspira mil razones de amar con optimismo.
Es cierto que las dudas cetrinas y embusteras
sutiles con  palabras hirientes nos lapidan,
incautos testimonios confunden e intimidan
con golpes que critican utópicas quimeras.
Acaso la llovizna regale una esperanza,
si el Sol hace el milagro sublime que atesora
el iris mensajero cual arco de la aurora,
que extiende el pergamino genuino de su alianza.
 
 

Aún en la escapada clandestina

Conspira la quimera que genuina
esplende con su gracia iluminada,
cual musa que supera el fatalismo
y anima con su auténtica mirada,
si aún en el dolor del espejismo
susurra misteriosa su alabanza.
 
 Ilesa una tonada amanecía
gimiendo su nostalgia acostumbrada,
bien sabe del poder de la añoranza
que entona en quejumbrosa melodía,
su falta de quietud conmocionada
y el eco agitador de una esperanza.
 
Renuncia la frugal melancolía
exigua en su aventura peregrina,
bien sabe del tropel y el misticismo
la notas que desbordan su ambrosía,
que aún en la escapada clandestina
nos dejan la virtud de su lirismo.
 
 
Testigo que eclosiona en fantasía
confeso en el albur de una romanza,
se inspira en el adagio cuando trina
el ínclito placer sin asechanza,
versando la quimera que genuina
e ilusa en su pasión amanecía.
 
 
 
 
 

 




jueves, 22 de mayo de 2014

Con su ejemplo



Revuela peregrina con su ejemplo
y sé que en la nostalgia me acompaña,
aún cuando el rencor hiere con saña
me toma de la mano en mi desvelo,
tiñendo en la esperanza de ese anhelo
el iris del ocaso que contemplo.

Y sé que en el crisol de su lamento
la etérea melodía se despeña,
suspira cual la brisa que se empeña
sutil y sibilina en su frescura,
saciando en la algazara y con mesura
el tórrido sentir de un juramento.

Espinas consagradas en el templo
inspiran la anarquía del misterio,
que osado y atrevido ante el dicterio
no acepta denigrar con la mirada,
la angustia de la pluma desvelada,
preclara y profetisa con su ejemplo.








miércoles, 21 de mayo de 2014

Va triste




Va triste

Va roto un corazón desesperado
buscando un fiel abrazo cual mendigo,
tan simple en la caricia de un amigo
que alivie al horizonte que ha llorado.
Va triste con la carga de un pasado
y siente en su dolor  incomprendido,
el yugo del traidor que le ha mentido
rompiendo sin conciencia lo pactado.

Y alaba vencedora la mentira
al bárbaro opresor que no padece,
que ríe ante el decoro que fenece
y aplaude la inclemencia de la ira.
Maldita la arrogancia que se inspira
y augura el egoísmo que estremece,
flagela la virtud y se endurece
cegado por la rabia que delira.

Se ha roto un corazón mas no la vida,
 alerta persevera en la esperanza,
se aferra con amor cual luz de alianza
que anhela su quimera convencida.
Leal va la verdad comprometida
cargando la pasión de su añoranza,
aliada milagrosa en la confianza
que nutre, persevera y no intimida.