Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 30 de octubre de 2013

Foro de poesía • Ver Tema - Enigma de otoño#p473779

Foro de poesía • Ver Tema - Enigma de otoño#p473779

Décimas de Octubre

Quimera vaga bohemia
disfrutando las cascadas
de las hojas salpicadas,
por el rocío que apremia.
Es el ocaso que agremia
melancólico su prosa,
versa con lira ingeniosa
el misterio que acaricia,
cada instante cual primicia
revelada y prodigiosa.
 
Su beldad surte la espera
y el enigma del hechizo,
se disipa escurridizo
en el plañir que lacera.
Silenciosa primavera
duerme en alfombra de asombros,
alas nacen en sus hombros
renovadas de esperanzas,
atesorando alabanzas
libres de angustias y escombros.
 
 







 


martes, 29 de octubre de 2013

Mis pasotas de Octubre



Pasotas de Octubre 2013
 
Persevera el compartir
cual traviesa primavera
y extrapola la frontera
con el arte de vivir.
Verso a verso en el sentir
que hermana con armonía,
la más tierna melodía
 de la amistad sin ocaso,
con la magia del parnaso
y el numen de su ambrosía.
 
Esplendentes las jornadas
que acrisolan las pasotas,
brillantes y egregias notas
dejan sus huellas doradas.
En estaciones amadas
y en distantes hemisferios,
acicalan sus misterios
las musas con pluma y magia,
con el amor que contagia
y libera cautiverios.
 
Visten otoños ilusos
los pinceles entre versos,
engalanan universos
con sus colores profusos.
Versando anhelos difusos
en su oratoria dilecta,
deja estela de arquitecta
la elegancia que suspira,
cuando en el rocío admira
su inspiración predilecta.
 
 
 



 



viernes, 18 de octubre de 2013

Crepúsculo de aurora




Crepúsculo de aurora,
matiza la intención de algún suspiro
cual huella seductora,
del álveo amanecer que tanto admiro.
Me acerco al sortilegio,
que hechiza en la presencia de la Luna
romance y florilegio,
con lira del otoño en la laguna.
Y emigra la ambrosía
del bello rosicler en el silencio,
gozosa en la utopía
y el claro despertar que reverencio.
Quimera tentadora:
capricho del azul de mi desvelo.
Crepúsculo de aurora:
relente que enternece su revuelo.





miércoles, 16 de octubre de 2013

Entre letra y azar




Permanece la voz del poeta liberto,
vocifera el perdón en callado desierto
si adoniza su luz el dolor en lo incierto
y pondera el amor su humildad con acierto.

Horizonte y verdad entre letras viajeras
profesando el surtir de anheladas quimeras.
Milagroso poder del versar sin fronteras,
aferrado al placer de anidar primaveras.

Perpetúa su andar quijotesco y divino
en el Cénit crucial del insomne destino,
cual bohemio guardián del hacer peregrino
entre letra y azar del iluso camino.











lunes, 14 de octubre de 2013

Abrazo la espera




Toco la mano guerrera de anhelos,
toco la mano y abrazo la espera,
mientras el alba gozosa y ligera 
vence la angustia de largos desvelos.

Siento el presente sanando revuelos,
siento el presente que augura quimera,
mientras sonrisas de azul primavera
son como el iris crisol de consuelos.

Suave la brisa pregona sin tedio,
ella celosa presume en su andanza
mientras planea su ilusa añoranza.

Firme sin sombras de insulto y asedio,
plena de vida creciendo en su alianza
fluye entre arcenes de luz:la esperanza. 



sábado, 12 de octubre de 2013

Matanzas, cuna divina




Entre palmas va la lira
orgullosa de su cuna,
bendiciendo la fortuna
cual bohemia que suspira.
Matancera que delira 
verso y  prosa en los palmares,
con la tonada de azares
y el pentagrama en la aurora,
del Yumurí que enamora
entre ríos  y  avatares.

 Es la ondina lisonjera
y del parnaso es la musa,
melancólica, ilusa
cuando aflora su quimera.
Y es la indemne primavera
en torrentes de aforismos,
 del romance y del lirismo
es precursora dilecta
y la divina arquitecta 
sin censuras ni espejismos.

Matanzas carga su historia
con orgullo y con nobleza,
sus calles surten grandeza
consagrando la oratoria.
Ponderada por la gloria
de arúspices soñadores,
es la Atenas de primores
que abraza con hidalguía,
la ilusoria poesía
en sus puentes seductores.



















viernes, 11 de octubre de 2013

Desvelado en el murmullo




Ruboriza la mañana
el cantar del desafío
y enigmático el rocío
nos deja su filigrana.
Embellece y no amilana
ante el misterio divino,
cada perla en el camino
adoniza el horizonte
con el aroma del monte
y su estigma peregrino.

En el verdor se abalanzan 
la esperanza, el regocijo,
revelando el acertijo
cuando la beldad alcanzan.
Como pinceles se afianzan
ilusos al sortilegio,
y al cetrino privilegio
del crepuscular arrullo,
desvelado en el murmullo
caprichoso de su arpegio.

No es declive solitario
ni trinar en el desierto,
es el bohemio liberto
del ocaso centenario.
Es seductor arbitrario
cual quijote clandestino,
que perezoso y cansino
ruboriza la mañana,
con su nota soberana
 y su estigma peregrino. 











jueves, 10 de octubre de 2013

El azul de mi rocío




Bohemio es el azul de mi rocío
que escruta la reliquia entre vestales,
ileso en arrogante desafío.

Divino precursor de madrigales
celeste compartir del peregrino,
cual cénit de esperanzas a raudales.

Diluvio que estremece repentino
el mito de abismales ambiciones,
en tanto se condena lo mezquino.

Apólogo discreto de ilusiones
con gotas del azul de mi rocío,
sin sombras que alucinan tentaciones
ni estigmas lacerantes del hastío.





miércoles, 9 de octubre de 2013

La vida, el tiempo


Detenernos en los instantes precisos, saborear la ambrosía de un detalle, descubrir que en todo lo que florece y en todo lo que se marchita, vive el milagro del amor. El ciclo misterioso de la vida que no minimiza el tiempo, ni lo cuestiona, solo es su compañera inseparable, que mitiga la soledad y pondera la belleza del alma, esa que en medio de la sencillez, es capaz de mirar más allá de un artilugio con pasión y entrega.




El tiempo nos atrapa con su brío 
certero en el dolor o en el silencio,
 conoce del azar y su misterio
 en tanto nos invita al desafío.
El tiempo retador hace caminos, 
espera del amor tierna conquista,
se goza misionero, optimista
 y etéreo entre horizontes peregrinos.



El tiempo no se agota en lo vivido,
es sabio talismán que no claudica
y en medio del vacío fortifica
si esplende en el renuevo florecido.
El tiempo no enajena la sonrisa
y abraza con denuedo en el hastío.
Renace acrisolado en el estío
y el trino perpetuado de la brisa.

martes, 8 de octubre de 2013

Señales




Sorprenden señales azules idilios
y el ocre del alma marchita enajena,
mientras los vestigios de ansiadas quimeras
son como pinceles que alcorzan genuinos.

 La lluvia cansina domina en los bosques
delira su llanto gimiendo irascible,
mientras un espectro de anhelos sublimes
irisan cascadas por el horizonte.

Señales que temen rencores pasados
de tiempos vividos y amores discretos,
mientras en las sombras de endrinos desvelos
hay crisol de gozo, renuevo y verano. 

Aroma de fresnos, castaños, abetos,
arces, madreselvas danzan su aventura,
mientras la ventisca traviesa y adusta
atrapa colinas de hiedra y romero.

Indemnes señales, libres de atavismos
tremolan inquietas en la despedida,
mientras el ocaso bohemio entre enigmas
guarda en el silencio su azar peregrino. 








sábado, 5 de octubre de 2013

Enigma de otoño




Octubre revuela con su andar violento,
vesánico acerca caprichos dementes
de anhelos cansados, nostalgias recientes
que dejan las huellas cetrinas del viento.

Vestigio que evoca delirio, lamento,
testigo de sombras que levantan puentes,
condenan distancias y exilian torrentes
de utópicos sueños al confinamiento.

Murmullo de ramas, enigma de otoño,
crepúsculo intenso cual bohemio ocaso 
que viste de aurora el placer peregrino.

Reserva el misterio del azul retoño
el iris del verso que arrulla el parnaso
y da testimonio del azar divino. 





jueves, 3 de octubre de 2013

Arrebata la tarde




Hoy me duele la vida que se asila en quebranto
lastimando el octubre de nostalgia y pesar.
Se apodera el ocaso lacerando el encanto
y se adueña del tiempo cual testigo el azar.

Arrebata la tarde su bondad del camino,
se sacude la prisa de aventura al amar.
Hoy me duele que el alba se despida del trino
del sinsonte rosáceo y el jilguero al clarear.

Horizontes de sombras, acertijos y enigmas,
laberinto de anhelos en el álveo bregar
y la luna de otoño revelando el estigma,
si oscurece la tarde caprichosa al andar.

Regocijo de cuervos, nigromante de hastíos
y ataviados instantes en su  loco danzar,
mientras lloran las notas que pregonan vacíos
aferrando quimeras al misterio de amar.








miércoles, 2 de octubre de 2013

Melodía de otoño,cuando llueve el amor




Melodía de otoño que acaricia nostalgias,
despedidas brumosas en el ocre dolor
 y confiscan adagios con la lira del alma, 
en las noches que agravian cuando llueve el amor.

Cuando llueve el amor cual sentencia que atrapa
la verdad evidente de un azar tentador,
eminente y asceta se enajenan las ansias
si el requiebro inefable se hace grata adicción.

Se hace grata adicción la divina añoranza
que en las notas virtuosas del ocaso precoz,
liberó en la quimera obcecadas distancias
en la tregua que el alba con su luz temperó.  

Con su luz temperó la aflicción visionaria
sosegando la furia que atribula el rencor,
en la brizna discreta, quejumbrosa y callada
o en las bóreas inquietas de la endrina obsesión.

En la endrina obsesión la insumisa esperanza,
insurrecta se empeña cual bohemia ilusión,
de exiliar las ventiscas lastimeras e ingratas
y nostalgias de otoño cuando llueve el amor.