Mis letras versadas

Mis letras versadas

lunes, 29 de julio de 2013

Pasotas de Julio


Regresando a la alegría
contagiosa del talento,
inspiro mi pensamiento
entre letras y armonía.
Con la grata melodía
que en pasotas compartimos,
cuando en décimas vestimos
 horizontes y esperanzas,
revelamos añoranzas
y entre versos relucimos.

Regresar con la familia
de nuestro portal de amores,
donde danzan los primores 
del versar que reconcilia.
El compartir nos auxilia
en las penas y alegrías,
nos regala en melodías
el alma de los poetas,
entre las letras inquietas
surtidoras de ambrosías.

Placentero es compartir
sentimientos y destinos,
entre versos los caminos
nos motivan a escribir.
Indulgente el consentir
como hermanos los anhelos,
presumiendo los revuelos
de las musas soñadoras,
titilando encantadoras
e inspirando en los desvelos. 



Placer, gozo y melodía
nos regalan las pasotas,
amorosas en las notas
que comparten su ambrosía.
Deliciosa es la armonía
en el portal que cobija,
la tinta que regocija
el tesoro que acrisola,
cuando la beldad tremola
paciente sin baratija.


Alejan llantos y penas
con la fragante sonrisa,
adorable cual la brisa
con aroma de azucenas.
Engalanan las verbenas
jazmines y mariposas,
entre caricias y rosas
y el arrullo de los versos,
estremecen universos
las musas maravillosas.


Impregnando las estancias
lucen bellos atavíos,
engrandecen desafíos
con gracia y sin petulancias.
Surcan diáfanas distancias
perseveran seductoras,
románticas, soñadoras
con el arpa del anhelo,
virtuosas en el desvelo
y apasionadas auroras.






Es el verso peregrino
el confidente sincero,
el cómplice lisonjero
en el azar del camino.
Es arúspice divino
en el ocaso de esperas,
regocijo en primaveras
siempre fiel en la nostalgia 
y sanador con la magia 
que tremola en las quimeras.


Regocija y multiplica
con su magia cada nota
de cariño que alborota
el amor que purifica.
La esperanza fructifica
en la hermandad que florece,
cuando el respeto embellece
y libera agradecido,
verso a verso convencido
la verdad que no envilece.








No hay comentarios:

Publicar un comentario