Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 29 de junio de 2013

Con las alas al viento




Esplende su alegría la tierna mariposa
con las alas al viento rozando los claveles,
traviesa en la mañana cual ninfa primorosa
en la brisa dorada de azares y pinceles.

Romance sibilino de ilesa golondrina
con las alas al viento que arrullan madrigales,
regresa enamorada, ilusa, peregrina,
viajera entre recuerdos y arpegios ancestrales. 

Presume sus acordes el matinal sinsonte
con las alas al viento tentadas por el trino,
entona melodioso su canto al horizonte
cuando el alba acrisola su rostro matutino.

Albricias y  esperanzas lozanas reverdecen
con la excelsa tonada del errante jilguero,
en la visión temprana de alondras que enternecen
con las alas al viento que irrumpe lisonjero.





lunes, 24 de junio de 2013

Se consagra la pluma que se inspira




Quebrantada la voz, mas no la esencia
del alma que enamora con su lira,
se consagra la pluma que se inspira
cuando el verso trasciende la existencia.

Flagelando sonrisas con violencia
la indignante maldad que gris conspira,
aferrada a la sombra que delira
va el horrendo pesar de la inconsciencia.

Melancólico albor y adusto duelo
tremolando celeste al horizonte,
en la aurora de lirios y desvelo.

Almenara de luz, trino y poema
florilegio de versos por el monte
y el crisol cultivado de una gema.





 A la memoria de Ángela Genoveva Henríquez

domingo, 23 de junio de 2013

Estás aquí




Estás aquí surtidor de la niebla
en el arcén  azaroso y fortuito,
con la adustez del silencio maldito
soplo casual en la densa tiniebla .

Estás aquí cual extraño adventicio
en el caudal de la pena inconforme,
ocasional peregrino disforme
cual ansiedad  ponderada en suplicio.

La adversidad fatigada lacera,
sabe azotar con la cruel desventura
si el infortunio en tragedia apresura,
la soledad cual bohemia viajera.

Nota sutil de añoranza y ausencia
en la orfandad del temible destierro,
si estás aquí cortejando el encierro
con la maldad de la infausta demencia.



Tan sabio en el azar o en el disfrute



(A mi querido y amado papaíto Omar Granado Valdés)

Amor que no claudica en el cansancio
y goza el paradigma del desvelo
leal ante la duda o el quebranto,
eterno compromiso en su denuedo.
Sostén que no se humilla ante el agravio
y aprecia en el dolor el fiel decoro
que alivia la aflicción en lo precario
y asume sabiamente lo impetuoso.

Admiro padre mío tus virtudes
celoso paladín que no se quiebra,
sanando con tu voz la incertidumbre
y haciendo del tesón mi fortaleza.
Si el cielo se entristece entre las nubes
el eco de tu aliento es el motivo,
tan sabio en el azar o en el disfrute
legando en el ocaso regocijos.

Amor que no castiga cuando enseña
dejando en sus lecciones esperanzas,
razones de optimismo en los problemas
y el brío que edifica en las batallas.
Descubro el universo en cada huella
del tierno talismán que me bendice,
si acerco el horizonte a mis quimeras
y esplende en el milagro lo infalible.

Copyright ©Aimée Granado Oreña
(Junio 7 / 2013 Publicado en el Foro Shoshan )




sábado, 22 de junio de 2013

Se vislumbra la ilusión




Alcanzada la ilusión que no aprisiona
se libera el corazón de tanta pena,
redimiendo en la esperanza sin condena
el perdón conciliador que reflexiona.

Se emancipa la razón que no traiciona
y conoce el esplendor que no envenena, 
si arrebata  en la pasión que desenfrena
el azarbe surtidor que se alecciona.

Alas suaves, libertarias, suspendidas
extendiendo la emoción al horizonte
en el iris rosicler cual fiel remonte.

Y vislumbro en el azul del verde monte
el anhelo de quimeras convencidas,
entre letras que conmueven renacidas.





jueves, 13 de junio de 2013

Obsesiva pasión





Obsesiva pasión  el escribir me inspira,
lirismo y compulsión que impulsa irresistible
arcano madrigal del concierto infalible,
tan osado y audaz que ingenioso suspira.

Atrevido el azar cuyo enigma delira
el numen del placer dominando imbatible,
al silencio fatal del absurdo increíble
con la franca razón que libera y admira.

Y contagia el versar melancólica espera
si adoniza el jardín quijotesco desvelo,
la obsesiva pasión que eclosiona en quimera.

Surtidor del amor que convoca el anhelo
visionario de luz del hacer peregrino,
en preclara inquietud del indemne destino .




Solo el azul desvelo



De aquella historia nuestra solo el azul desvelo,
la brizna que humedece falacia de un señuelo,
arúspice de abismos, vidente del anhelo,
azar del horizonte, destino sin consuelo.

Solo el azul desvelo descubre lo intangible,
cuando el insomnio ronda la senda indefinible,
donde tremola el alma ligera en lo inasible
y alcanza el pensamiento su vuelo irreprimible.

Descubre lo intangible y etéreo la locura
sutil en lo incorpóreo que atina sin cordura,
arrebatando espacios, grabando su aventura
la ilusa filigrana punzante y sin censura.

De aquel camino incauto tan solo el nigromante
augur de una vigilia gozosa y delirante,
en el azul desvelo que arrulla alucinante
la orgía levantisca de nuestra historia errante.






 

viernes, 7 de junio de 2013

Seductor inevitable de la brisa




Al compás del sonajero caprichoso
seductor inevitable de la brisa,
sopla el viento tan sensual y melodioso
en la tarde del presagio que se irisa.

Tornasola el horizonte  la sonrisa
en el álveo del crepúsculo asombroso,
y el deleite cual adagio que improvisa
lisonjero coquetea prodigioso.

Hechicero es el insomnio primoroso
fiel testigo del secreto y la pesquisa,
si en el Delfos del lucero sigiloso
se extravía la ilusión que profetiza.

Y embriagada en el azar la luna avisa
 deslumbrando el escenario misterioso,
como dama de la noche y pitonisa
desvelada en el letargo presuntuoso. 

Al compás del sonajero caprichoso
tornasola el horizonte  la sonrisa.
Hechicero es el insomnio primoroso
y embriagada en el azar la luna avisa.




lunes, 3 de junio de 2013

Lastima la ausencia


Regresar quisiera,  lastima la ausencia
mas el tiempo pasa y el ayer no vuelve,
lacera el ocaso que el dolor devuelve
el infiel contrato de esta penitencia.
Hoy siento el abismo de la displicencia
desaliento insano de la desconfianza,
que deja un estigma de falsa esperanza
en la herida adusta de la indiferencia.
 
El pesar aturde, confunde la esencia
cetrina del rostro de la primavera,
se escapa el arcano rosal sin quimera
en el vago exilio de la gris demencia.
Ostenta el recuerdo la benevolencia
que se aferra ilusa cuando el llanto ignora
y aunque inexorable la memoria aflora:
se arrebola el alba con su vehemencia.

sábado, 1 de junio de 2013

A mi hijo Jorge David


Osado principito cual lucero
ungido de entereza, de carisma
tesoro del vigor y del renuevo,
valiente del tesón que no claudica.
 
Llegaste cenital en agonía
sin lágrimas siquiera de reproche,
tu espíritu aferrándose a la vida
loando tu talento con sus dones.
 
Orgullo de mi espacio y de mi lira,
cautivas hijo mío con tu encanto,
si el eco de tu risa es mi alegría
y el brillo de tus ojos mi remanso.
 
Tu diáfana caricia es mi consuelo
adagio inspirador de simpatía
y adorna la elocuencia de tu empeño
la noble inteligencia que te admira.
 
Talento del pensar y de las letras
irisan un crisol de maravillas,
bendicen sabiamente sus cosechas
que aspergen esperanzas infinitas.
 
Diamante de mi mundo hijito mío
virtuoso del milagro en la fatiga,
ofrenda del amor que hace el camino:
¡travieso emprendedor, luz de mi vida!