Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 27 de abril de 2013

Déjame

Verso déjame alcanzar
la gaviota que no espera,
quiero entre letras besar
la rosa de primavera
y con el viento atinar
la mariposa viajera,
que acaricie el despertar
flamante de mi quimera.
 
Luna déjame hechizar
el rosicler que cautiva,
impetuoso al estallar
con la aurora fugitiva
y el álveo crepuscular
en la mirada atractiva,
que no duda en abrazar
con el alma su misiva.
 
Tiempo déjame soñar
profanando el laberinto,
quiero en el Cénit vibrar
acrisolando el instinto
si florece en el azar
alborozado y distinto,
el milagro del versar
en el délfico recinto.
 
 
 
 


jueves, 25 de abril de 2013

Sutilmente fantaseando...


El pequeño principito de la rosa
que guardaba en la ternura  su constancia,
supo amar entre la espina su fragancia
al cuidar desde el silencio a la orgullosa.
 
Irradiaba una belleza vanidosa
sutilmente fantaseando la arrogancia,
lisonjera con carisma y elegancia
presumiendo en algazara desdeñosa.
 
Pudo ver el principito en la inocencia
la pureza y la honradez sin artimañas,
ni el sofisma cauteloso de impotencia.
 
Evidente sencillez de las hazañas
que deslumbran realidades en la esencia
y enamoran con miradas sin magañas.
 
Artificios se disipan sin patrañas,
sin estigmas de atavismos ni arrebatos,
si perdura la nobleza sin contratos
ni perjurios quebrantados de campañas. 
 
 
 

 
 
magaña: Ardid, astucia, engaño, artificio.


lunes, 22 de abril de 2013

Generosa en su promesa


Acerco mi pasión a la esperanza
la ronda del amor vence fronteras
y emergen del abismo las quimeras,
que vuelan hacia el eco que me alcanza.
Anhelo sin recelo ni venganza
la grácil golondrina que regresa,
cual musa del versar que me embelesa
tan libre en el azarbe de la lira;
e ilusa en el estío que me inspira
si esplende generosa en su promesa.
 
Tesoro es el edén de mi desvelo,
oasis del azarbe si conduce
virtuosa la cascada que transluce,
el díscolo primor en su revuelo.
Fenece en el olvido el desconsuelo
y aliena la nostalgia quejumbrosa,
concede una sonrisa luminosa,
preclara en la razón sin espejismos
sin sombras de cetrinos atavismos,
que oculten la verdad maravillosa.
 
Y canto con el trino de la alianza
la suave melodía de la espera,
que sabe del rubor de primavera
y alivia la inquietud de la añoranza.
En tanto se disfruta en la romanza
la nota peregrina que traviesa,
sorprende en el azar cuando confiesa
primicias de la aurora que conspira,
tentando el rosicler cuando suspira
si esplende generosa en su promesa.
 
 
 

jueves, 18 de abril de 2013

Aquel que profana la palabra


No duda en desterrar hasta los ojos
aquel que profanando la palabra,
recarga la avaricia que macabra
socava la conciencia entre rastrojos.
 
Sutil la marioneta cual despojos
del alma sin decoro que escalabra,
humilla la virtud si el odio labra 
y azota la esperanza con abrojos.
 
Infame el dictador de las ideas
que asume libertad entre barrotes
y niega su arrogancia egocentrista.
 
Cual déspota silencia con garrotes
la azul intensidad de las mareas,
que exigen la verdad protagonista.

miércoles, 17 de abril de 2013

En la añoranza herida


Supremo azar en la añoranza herida
errante contingencia que exiliada,
se aferra a la memoria congelada
y enjuicia en su bohemia despedida.
 
Castigo y soledad controvertida
auguran la nostalgia desvelada
que en sombras, peregrina y flagelada
conspira su dolor incomprendida.
 
Razón que más allá de la tristeza
pretende conciliar sin desconfianza,
exenta de espejismos y traiciones.
 
Liberta y quijotesca la esperanza
que aún en el desierto y la crudeza,
tremola adoctrinando en sus misiones.

Decirte quiero Matanzas


Decirte quiero Matanzas
lozana ciudad que inspiras,
que aunque lejana suspiras
tus cantares entre puentes,
fluyen de anhelos cual fuentes
remembranzas que arrebolan,
cuando en tus noches tremolan
las conquistas clandestinas
y escapadas peregrinas
 de poetas que enamoran.
 
Decirte quiero mimosa
yumurina de la brisa,
mariposa y pitonisa
que no esconde sus primores,
en el parnaso de amores
cuando esplende en melodía,
el quebranto o la alegría
la seducción o locura,
que acrisola su aventura
y eclosiona en fantasía.
 
Decirte quiero mi dueña
de poetas y escritores,
de letrados y pintores
que extrapolan tu belleza,
 caribeña en la grandeza
de Atenas que se adoniza,
cuando el valle ruboriza
de alabanzas y versales,
adagios y madrigales
cual dádiva de fineza.
 
 
 
 

lunes, 15 de abril de 2013

Haciendo milagroso lo genuino


Atisbo la mesura en la primicia
que llega sigilosa y cautivante,
con nota de emoción cuando acaricia
 
si esplende el regocijo fascinante
y escruta su algazara sin rutina,
viviendo las albricias del instante.
 
El hoy marca el camino y lo ilumina
sin cargas pendencieras que atribulan,
confiando en la esperanza peregrina
 
e ilusa de quimeras que estimulan.
Preclaras son las huellas del camino
 y azares visionarios confabulan,
 
razones que descubren lo divino
y noble en la belleza que tremola,
haciendo milagroso lo genuino
del sueño que inefable lo acrisola.
 
 
 
 

domingo, 14 de abril de 2013

Conspira el horizonte


Se adueña del hacer cuando acrisola
y asila la tristeza que profana
labrando en el milagro que arrebola,
 
constancia que perdura en filigrana.
Tan noble persevera inconfundible
y esplende en su verdor la fe lozana,
 
ilusa en conquistar lo indefinible
y ufana al seducir con su elegancia.
Conspira el horizonte en lo intangible,
 
se aleja del rencor y la arrogancia
loando en el amor sabias razones,
que borren para siempre la ignorancia:
flagelo de egoísmos y traiciones.
 
 
 
 

sábado, 13 de abril de 2013

Aún en su ausencia


Preludia su ausencia y al alma penetra
el vital arpegio de su melodía,
madrigal de anhelos, oda y ambrosía
con la vehemencia que su amor impetra.
 
Trasciende el adagio su estigma de cetra
no hay broquel que impida sutil armonía,
si el arpa adoniza de acordes la orgía
al gorjear la aurora el azar sin letra.
 
La melancolía cede ante el hechizo,
su pesar se esfuma cuando el alba irrumpe
en suave requiebro de arrullo hialino.
 
Y el céfiro danza, peregrino estrumpe
en el horizonte que esplende rojizo,
en tanto el concierto suspira divino.
 
 
 

impetra: Pedir algo con vehemencia y ahínco.
estrumpe: Estalla, hace ruido.
cetra: Escudo de cuero.

  

jueves, 11 de abril de 2013

El trino viajero

 
Emulando el canto que emite el sinsonte
en verdes campiñas deleita el jilguero,
fiel y enamorado del trino viajero
campestres tonadas vagando en el monte.
 
La brisa seduce cual suave remonte
que alcanza en el eco su arpegio hechicero,
traviesa armonía que en su derrotero
suspira entre notas de iluso horizonte.
 
Y será el concierto preclaro de vida
en la rosaleda del añil espliego,
que acrisola el aria del amor que anida.
 

En la melodía romanza y sosiego
auguran la noche serena y florida,
en manto cual orla del azul dondiego.
 
 
 

 
 
 

miércoles, 10 de abril de 2013

En el beso inefable


He de contar la historia de aquel ángel perdido
que perturbó el silencio cual impetuoso azar,
atávico de anhelos  en sueño conmovido
que enajenó en un beso de Adonis su bregar.
 
En el arcén divino y afín del subconsciente
subliminal del ángel brillante y ancestral,
se desveló la noche inquieta de repente
en la fosforescente quimera espiritual.
 
Armonizó perfecta la cenital entrega
en el vaivén intenso del tórrido abrazar,
de suspiros ardientes que en el placer doblega
 el empíreo horizonte de ufano despertar.
 
Y se encontró aquel ángel insomne y delirante
con la beldad preclara que alucina de amor,
en el delfos que inspira galanteo excitante
cuando el gozo del alma conquista seductor.
 
Mientras tanto conservo la bohemia mirada
de aquel ángel besando peregrina ilusión,
cuando admiro genuina la verdad susurrada
en el beso inefable de su etérea pasión.
 
 
 
 

martes, 9 de abril de 2013

Amigo...


(A la memoria de un amigo leal e irremplazable de mi hermano Omarito.
Para  Carlos Rizo... Descansa en Paz)

Un ángel a la cita es convidado,
su tiempo aquí en la tierra ha concluido,
trillando con sus huellas el camino
de amigo inolvidable y fiel hermano.
 
Asceta espiritual en lo inefable,
virtuoso en lo intangible y lo divino,
amando en su emoción lo incomprendido
que asciende en el misterio con donaire.
 
Jamás la displicencia y la apatía
trocaron el enfoque que sagrado,
venció con voluntad cada quebranto
haciendo del milagro una primicia.
 
Si amarga adversidad  y despedida
de pena consternaba lo preclaro,
hacías de la fe gozo y amparo
loando cual guerrero su  osadía.
 
Susurra en el dolor de tu partida
la endecha cristalina del recuerdo
y arúspice silencio lisonjero:
corteja celestial tu bienvenida.
 
 
 
 
 

En la apariencia absurda


En solo un abalorio de vidrio y lentejuelas
como el inofensivo relente de un arpegio,
permanece furtivo y ufano el sacrilegio
 que no cree en el perdón, ni mitiga secuelas.
 
No sabe del enigma de citas y de esquelas,
de rosas escondidas y del suspiro egregio.
No sabe del arcano rubor del sortilegio,
ni del mito de almas peregrinas, gemelas.
 
Tan solo el galanteo hialino y malicioso
susurró su falacia cual pérfido embustero,
flagelando el estigma sangrante y sigiloso.
 
Y no brilló discreta la luna ni el lucero,
se desbordó la intriga del odio silencioso
en la apariencia absurda de amante prisionero.  
 
 
 
 
 

 

domingo, 7 de abril de 2013

En laguna de anhelos


Te alcanzarán cascadas
del llanto delirante,
que alucina precoz;
y en  laguna de anhelos
 sucumbirá sangrante,
la triste melodía
sofocando su voz.
 
Resultará la astucia
que traiciona indolente
sin piedad ni pudor;
y en laguna de anhelos
se perderá aquel puente
de sueños , utopías
y quimeras de amor.
 
Te sentirás el dueño
 demencial de la noche,
 en celeste proemio
de lujuria y pasión;
y en laguna de anhelos,
desdeñable y fantoche
tu corazón pedante
se alienará bohemio.
 
En tanto yo me basto
con maldecir tu nombre
en el preciso instante
de tu oscura traición;
y en laguna de anhelos
tu dignidad de hombre,
 de ególatra en su mito
fenecerá ignorante.
 
 
 
 

 
 
 



jueves, 4 de abril de 2013

Y siento que emprende


Bohemio y genuino yo alejo el hastío
probando a la vida su gran fortaleza,
que no languidece de pena o tristeza
y abraza quimeras sensibles con brío.
 
No infunde temores el desierto impío
de frívolas dudas y absurda pobreza,
que esconde en la sombra pueril su torpeza
cuando inescrutable nace el desafío.
 
Y siento que emprende su vuelo divino
cual gaviota libre virtuosa ambrosía,
testigo inefable de amor peregrino.
 
Si fiel persevera la excelsa armonía
que emprende el camino sabio y diamantino,
morirá en penumbra la melancolía.
 
 
 


Bohemio de amores.


 Y así voy labrando feliz mi destino
venciendo las sombras oscuras que hieren,
obviando las cargas de penas que mueren
en crudo pasado de infiel torbellino.
 
Abrazo el presente que esplende divino
abriendo las puertas que esfuerzos sugieren,
no importa que azares del tiempo torcieren
senderos que emergen en gris pergamino.
 
El hoy que se aferra sutil, poderoso
fecunda las huellas que surten primores
cual bella algazara de albur milagroso.
 
Crisol de esperanzas y humanos valores
 esparce el augurio que asoma ingenioso,
  genuino y preclaro bohemio de amores.

 

lunes, 1 de abril de 2013

Cuando el albur inspira


Reverdecer del tiempo cuando el albur inspira
buscando en su fortuna más que un azar la vida.
Vigorizar el reto con la mirada erguida
en la quimera osada y astuta que conspira.
 
Sabe clarear el alba el sueño que suspira
de anhelos que seducen la aurora conmovida.
No delira nostalgias, se asoma decidida
al despuntar radiante su alborozada lira.
 
Regocijo de aroma, placer y melodía
que entusiasma prudente la brisa mañanera,
delirando inocente en el boreal que alienta.

El gorjear de esperanza arrulla en sinfonía
cual oda que transpira despierta en primavera,
amaneciendo regia sin sombra de tormenta.