Mis letras versadas

Mis letras versadas

martes, 31 de diciembre de 2013

Vuela el alma con la lira

Vuelan hoy las golondrinas,
trinan las almas cantoras,
vuela un verso entre las sombras
 suspirando en la neblina. 
Adivina la ventisca
el sortilegio en la aurora,
busca entre musas dadoras
el acertijo en la lira,
que abraza la melodía
seductora y dadivosa.

Prosa versada entre rimas
desafiando el crudo invierno,
no claudica en el misterio
que concilia la armonía.
Regocija en su porfía
cada instante de arrebato,
se contagia en el quebranto
con la nostalgia viajera
y es leal en las quimeras
que revuelan sin contratos.

Es el alma fiel vigía
en su parnaso de letras
y en su periplo discreta
renueva sus fantasías.
Mensajera en las primicias
de esperanzados anhelos,
es surtidora de sueños
que globalizan la vida,
con el amor que predica
horizontes de respeto.





lunes, 30 de diciembre de 2013

Adiós 2013

Detenernos en los instantes precisos, saborear la ambrosía de un detalle, descubrir que en todo lo que florece y en todo lo que se marchita, vive el milagro del amor. El ciclo misterioso de la vida que no minimiza el tiempo, ni lo cuestiona, solo es su compañera inseparable, que mitiga la soledad y pondera la belleza del alma, esa que en medio de la sencillez, es capaz de mirar más allá de un artilugio con pasión y entrega.

 El tiempo nos atrapa con su brío
certero en el dolor o en el silencio,
conoce del azar y su misterio
en tanto nos invita al desafío.
El tiempo retador hace caminos,
espera del amor tierna conquista,
se goza misionero, optimista
y etéreo entre horizontes peregrinos.

El tiempo no se agota en lo vivido,
es sabio talismán que no claudica
y en medio del vacío fortifica
si esplende en el renuevo florecido.
El tiempo no enajena la sonrisa
y abraza con denuedo en el hastío.
Renace acrisolado en el estío
y el trino perpetuado de la brisa.
 

Mientras lloran las quimeras


Blanco horizonte se abraza
con la niebla mañanera,
trina la brisa viajera
cuando el invierno atenaza.
El rocío se entrelaza
con el adagio que inspira,
mientras la nieve transpira
entre suspiros discretos,
copo a copo los secretos
del temporal que delira.
 
Entre las ramas desnudas
va escribiendo el universo,
el testimonio diverso
en filigranas tozudas.
Obstinadas, testarudas
las memorias se congregan,
entre anhelos que despliegan
desveladas primaveras,
mientras lloran las quimeras
sus remembranzas más crudas.
 
 
 
 

sábado, 28 de diciembre de 2013

Entre versos

 
Siento un palpitar intenso
en la niebla que suspira
y en el rocío se inspira
el aroma del incienso.
El Espíritu en suspenso
eclosiona en ambrosía,
ofreciendo la armonía
que consuela en el desvelo,
si en el Cenit del anhelo
retumba su melodía.
 
Si la ventisca atrevida
ensordece en la nostalgia,
siento en mi lira la magia
del ángel que no me olvida.
Sana en el verso la herida
que ha sangrado su inocencia,
cicatriza con sapiencia
en la humildad sin rencores,
acrisolando primores
con la luz de la prudencia.
 
Va la apariencia perversa
engañosa y altanera,
seduce en la primavera
 con la insidia que malversa.
Si en la falacia dispersa
la agonía sorprendida,
busco el bálsamo de vida
en mi tinta soñadora,
pues el azar de la aurora
sana entre versos mi herida.
 
 
 
 

sábado, 21 de diciembre de 2013

El eco del Amor

 
Arcángeles de paz con regocijo
acuden a la cita vespertina,
cobijan la posada diamantina
y acogen la Verdad sin acertijo.
 
Misterio de la Luz hace el camino
y esplende en la zozobra repentina,
la noche se somete peregrina
y el eco del Amor fluye divino.
 
Un trono de humildad es fiel promesa
del Padre celestial en santa alianza,
ungido con el óleo de nobleza.
 
Bendice lo sagrado en la bonanza
que acepta espiritual la fortaleza
y el Cénit de la Fe con Esperanza.
 
 
 
 
 
 
 
 


viernes, 20 de diciembre de 2013

Huellas


Dejó el ayer sus huellas cual abismo,
dejó al partir sangrante filigrana,
dejó morir ansiosa la alborada
y el guiño del amor su desatino.
Dejó la noche anclada en el vacío
la angustia del pretérito en la nada,
dejó al volar sus alas despojadas
de un tiempo de rencores y espejismos.
 
Sintió el dolor perpetuo del castigo
que deja la mirada encarcelada
y el eco emprendedor de la esperanza
que anhela sentimientos peregrinos.
Sintió el placer del ínclito acertijo
que anida en la ternura y la nostalgia,
dejó nacer del alma la plegaria
de eterna comunión sin laberintos.
 
 
 
 
 

lunes, 16 de diciembre de 2013

Espíritu divino


Espíritu divino que esplende en las montañas
en cumbres de agonías,llanuras y alboradas,
cual soplo de esperanza que trina desde el alba
las notas entre adagios que alivian las nostalgias.
 
Espíritu que alcanzas ocasos, primaveras,
inviernos peregrinos, enigmas y promesas,
ansiado regocijo cobija con su estrella
e irrumpe en el silencio sagrado de la espera.
 
Espíritu del Padre bendices los confines,
abrazas la añoranza del pobre y el humilde.
Señor de la Palabra que sana cicatrices
cual verbo humanizado, milagro en lo imposible.
 
Espíritu divino renaces en la Tierra,
ponderas el pesebre dador de la grandeza,
allanas las colinas y adornas las veredas
renuevas los desiertos cual luz en las tinieblas.
 
 
 
 
 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Romancero Navideño

Romancero Navideño

Querubines lisonjeros
visten de gala al cortejo,
de aguinaldos navideños
cascabeles, margaritas,
plegarias y campanitas
cual primicias del proemio,
que agasajan la esperanza
en pesebre nazareno.

Se acrisolan las promesas
en el albor de los fresnos
y la ventisca de invierno,
presuntuosa en su armonía
ensalza la fe divina,
hacedora de quimeras
en navideña alborada
que bendice primaveras.

Plagia el lucero una estrella
que ilumina el universo,
besa la Virgen el sueño
cuando inspira en su vigilia,
el rosicler que emancipa
su contienda de nobleza,
aliviando la añoranza
y rompiendo las cadenas.

Y es así como sorprenden
en el vergel de la espera,
las primicias sin fronteras
cual novedad peregrina,
de una verdad que genuina
predica cuando amanece,
el verbo que hace su alianza
con la Palabra que esplende.
 
 
 








 






En la noche nazarena

Imagen
 


Esplendente está la noche
 toda de blanco nos llega,
 con la mirada serena
 y el crepúsculo celeste.
Tan radiante entre la nieve
 se acrisola la esperanza,
 con el verbo y la palabra
 que hacen claras las mañanas,
 sin rencores ni reproches
bendiciendo amaneceres.
 
 Brilla el cielo especialmente
 cuando la luna se asoma,
 toda cubierta de gloria
 por el cendal de la estrella.
 Resplandeciente y traviesa
 peregrina y sibilina,
 sabe de amor y vigilias
 de la bondad desmedida,
con el perdonar paciente
 y la palabra certera.
 
 La primicia verdadera
 clama cual Sol de justicia,
 a la sagrada noticia
 que del pesebre nos llega.
 Dilecta, diáfana y bella
 entre arcángeles divinos,
ungiendo al recién nacido
 gozosa y con regocijo,
 llega esplendente la estrella
 en la noche nazarena.

Imagen
 

lunes, 9 de diciembre de 2013

Albricias de esperanzas



 Albricias de esperanzas escrutan los abismos
cuando alcorza la estrella su eminencia divina,

incólume del odio, ilesa y peregrina
que emancipa la historia de arcaicos atavismos.

Asceta es la alborada virtuosa de aforismos
indemnes de egoísmos y ambiciosa doctrina,
mientras brilla sapiente la estrella clandestina
en humilde pesebre sin lujos ni espejismos.

Es la paz armoniosa de atinados desvelos
en los ojos sublimes de esplendentes luceros,
que sonríen genuinos ante el sol de justicia.

Navidad que sorprende con primicias y anhelos
en la alianza suprema de amorosos senderos,
que bendicen la tierra con la excelsa noticia.


 

sábado, 30 de noviembre de 2013

Adviento, tiempo de espera


 El amor todo lo espera
sin cansancio y sin asombro,
resucita del escombro
y arrebola en la quimera

Milagroso en primavera
y en osada despedida,
es soplo de intensa vida
que guarda el azul retoño,
de la nostalgia de otoño
y la gélida partida.

Adviento en la fiel promesa
que tremola en el desierto,
pregonando el fiel concierto
que la palabra profesa.
Plegaria cual luz confesa
irradia el aura del cielo
y el espiritual anhelo
se corona en las albricias
ofrendando las primicias
del angelical revuelo.

Se prepara la corona
con el candil del camino,
nace el verbo peregrino
en el álveo que apasiona.
Es la estrella la anfitriona
confidente de la alianza,
de la fe con la esperanza
surtidora de agua viva,
que humanizada motiva
su más sagrada alabanza.



 
 
 





 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Mi canto a la Luna


Insinuante la mirada de la luna consentida
con el cendal de esperanza contingente y atrevida.
Habla discreta en la noche que contagia sin malicia,
persevera en su romance cuando plagia una caricia.
 
Seductora cuando alcanza la inspiración que delira
el solitario bohemio junto al lago que suspira.
Serena luce en la noche cuando al lucero domina,
con el murmullo del viento nigromante en la neblina.
 
Dilecta anhela la alianza con el ocaso campestre
que irrumpe rudo en la tarde junto al céfiro silvestre.
Goza el capricho del alma entre tórridos quehaceres
de crepúsculos, azares y ardientes amaneceres.
 
Regocija las primicias en el cenit sorprendente
con la candidez sin mancha cual espíritu inocente.
Sabia en la intensa almenara de escondrijos confidentes,
es la cómplice de amores bendecidos y omniscientes.
 
 
 
 
 
 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Lira del Desvelo


Abrazó la locura
el eco de la noche sin estrellas,
gozosa de ternura,
indemne de querellas
rendida ante el hechizo de sus huellas.
Lucero peregrino
te escondes entre nubes de quimeras,
irradias lo divino,
conquistas las esperas
que inspiran anheladas primaveras.
Desvelo consumado
errante de caprichos silenciosos
y enigmas del pasado,
que invaden sigilosos
y etéreos entre acordes presuntuosos.
 
 
 
 
 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Pinceladas


Pinceladas de emociones
trazan acordes de anhelos,
dibujan fieles revuelos
de gaviotas a montones.
Francas e ilusas misiones
entre rosáceos diseños,
escrutan dilectos sueños
coloreados de quimeras,
con alas de primaveras
en alboradas y ensueños.



En el rosicler discreto
de la aurora peregrina,
fluye la musa divina
revelando su secreto.
Deja el celeste amuleto
en el versado delirio
con la fragancia del lirio,
el jazmín y la azucena,
 en el prisma de la almena
irisada con el cirio.
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

 

martes, 12 de noviembre de 2013

Dedicado a mi abuelita Estela

Para Mamibela
 
En las rosas que atesoran
eternas sus primaveras,
las monarcas mensajeras
dejan sus perlas que afloran.
Tiernos vergeles decoran
los recuerdos que florecen
y entre jazmines se mecen
las memorias de tu vida,
que el tiempo jamás olvida
entre huellas que amanecen.
 
Veo tu rostro en la estrella,
en la luna y el lucero,
es tu amor fiel escudero
cuando el quebranto atropella.
Siempre sabia en la querella
y en sutiles acertijos,
descubres los entresijos
que atormentan mi tristeza,
cuando abraza tu nobleza
laberintos y escondrijos.
 
En el lirio que estremece
y en la azucena traviesa,
vive la etérea sorpresa
del primor que no fenece.
Tu sonrisa permanece
en el frescor de la brisa,
siempre cándida y sin prisa
acompañas mis pesares
y bendices los azares
cuando el destino improvisa.
 



Para mi abuelita Estela de León Ávila.
Siempre a mi lado bendiciendo mis días.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Noviembre


Noviembre vaga entre arpegios
inspirados con las notas,
 cautivantes de pasotas
en azules sortilegios.
Rimas de anhelos egregios
acicalan el Parnaso,
entre musas que a su paso
dejan perlas cuales huellas,
reflejando en las estrellas
el misterio del ocaso.
Sopla el concierto entre ramas
junto al céfiro travieso,
cruje el ocaso inconfeso
vendavales de anagramas.
Brillantes los pictogramas
con las gotas del rocío,
 en el azul desafío
del romántico horizonte,
que rememora el sinsonte
trinando en libre albedrío.
Surte el agua congelada
los zafiros del otoño,
atesorando el retoño
en su diáfana cascada.
Cual diadema acrisolada
se conserva la quimera,
de rosácea primavera
en el Cenit del misterio,
endulzando el cautiverio
en ilusión mensajera.
Tiempo de amar, convivir
en estaciones hermosas,
primaverales las rosas
y otoñales compartir.
Vale la pena vivir
en desiertos, entre montes,
buscando en vivos remontes
lo esencial del universo,
que resplandece en lo inmerso
de vitales horizontes.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Audacia y fantasía


Arrebola la pasión su fantasía
en el eco detonante del otoño,
cuando el viento caprichoso en sus antojos
acaricia levantiscas melodías.
 
Arrebata la ocasión densas neblinas
que humedecen desenfados peligrosos,
aferrándose al misterio del tesoro
 y al primor de la razón que no agoniza.
 
Viste el rojo seductor sus osadías
libertino y desbordante en cada soplo,
mientras goza el regocijo majestuoso
el danzar de la esperanza consentida.
 
Delicado es el azar en sus albricias
tremolando el rosicler con alborozo,
cuando el viento en su fortuna con arrojo
 precipita con audacia la osadía.
 
 
 




lunes, 4 de noviembre de 2013

viernes, 1 de noviembre de 2013

La cumbre del vacío


Clamor de la aventura de ocasos que no expiran
y dejan el rocío celeste en la penumbra,
pasión cual regocijo que goza si vislumbra
el iris reluciente de anhelos que transpiran.
 
Hechiza el acertijo de enigmas que deliran
sus huellas en el fresno dorado sin quejumbra,
en tanto la nostalgia bohemia se acostumbra
al eco de quimeras robadas que la inspiran.
 
  Atisbo en lo lejano la cumbre del vacío
y el gélido arrebato del viento en las colinas,
sombrea un horizonte de auroras peregrinas.
 
Conmueve la gaviota que emprende el desafío
indemne de quebrantos,  ilusa entre neblinas,
con alas de esperanzas batiendo en su albedrío.
 
 
 
 
 



  

miércoles, 30 de octubre de 2013

Foro de poesía • Ver Tema - Enigma de otoño#p473779

Foro de poesía • Ver Tema - Enigma de otoño#p473779

Décimas de Octubre

Quimera vaga bohemia
disfrutando las cascadas
de las hojas salpicadas,
por el rocío que apremia.
Es el ocaso que agremia
melancólico su prosa,
versa con lira ingeniosa
el misterio que acaricia,
cada instante cual primicia
revelada y prodigiosa.
 
Su beldad surte la espera
y el enigma del hechizo,
se disipa escurridizo
en el plañir que lacera.
Silenciosa primavera
duerme en alfombra de asombros,
alas nacen en sus hombros
renovadas de esperanzas,
atesorando alabanzas
libres de angustias y escombros.
 
 







 


martes, 29 de octubre de 2013

Mis pasotas de Octubre



Pasotas de Octubre 2013
 
Persevera el compartir
cual traviesa primavera
y extrapola la frontera
con el arte de vivir.
Verso a verso en el sentir
que hermana con armonía,
la más tierna melodía
 de la amistad sin ocaso,
con la magia del parnaso
y el numen de su ambrosía.
 
Esplendentes las jornadas
que acrisolan las pasotas,
brillantes y egregias notas
dejan sus huellas doradas.
En estaciones amadas
y en distantes hemisferios,
acicalan sus misterios
las musas con pluma y magia,
con el amor que contagia
y libera cautiverios.
 
Visten otoños ilusos
los pinceles entre versos,
engalanan universos
con sus colores profusos.
Versando anhelos difusos
en su oratoria dilecta,
deja estela de arquitecta
la elegancia que suspira,
cuando en el rocío admira
su inspiración predilecta.
 
 
 



 



viernes, 18 de octubre de 2013

Crepúsculo de aurora




Crepúsculo de aurora,
matiza la intención de algún suspiro
cual huella seductora,
del álveo amanecer que tanto admiro.
Me acerco al sortilegio,
que hechiza en la presencia de la Luna
romance y florilegio,
con lira del otoño en la laguna.
Y emigra la ambrosía
del bello rosicler en el silencio,
gozosa en la utopía
y el claro despertar que reverencio.
Quimera tentadora:
capricho del azul de mi desvelo.
Crepúsculo de aurora:
relente que enternece su revuelo.





miércoles, 16 de octubre de 2013

Entre letra y azar




Permanece la voz del poeta liberto,
vocifera el perdón en callado desierto
si adoniza su luz el dolor en lo incierto
y pondera el amor su humildad con acierto.

Horizonte y verdad entre letras viajeras
profesando el surtir de anheladas quimeras.
Milagroso poder del versar sin fronteras,
aferrado al placer de anidar primaveras.

Perpetúa su andar quijotesco y divino
en el Cénit crucial del insomne destino,
cual bohemio guardián del hacer peregrino
entre letra y azar del iluso camino.











lunes, 14 de octubre de 2013

Abrazo la espera




Toco la mano guerrera de anhelos,
toco la mano y abrazo la espera,
mientras el alba gozosa y ligera 
vence la angustia de largos desvelos.

Siento el presente sanando revuelos,
siento el presente que augura quimera,
mientras sonrisas de azul primavera
son como el iris crisol de consuelos.

Suave la brisa pregona sin tedio,
ella celosa presume en su andanza
mientras planea su ilusa añoranza.

Firme sin sombras de insulto y asedio,
plena de vida creciendo en su alianza
fluye entre arcenes de luz:la esperanza. 



sábado, 12 de octubre de 2013

Matanzas, cuna divina




Entre palmas va la lira
orgullosa de su cuna,
bendiciendo la fortuna
cual bohemia que suspira.
Matancera que delira 
verso y  prosa en los palmares,
con la tonada de azares
y el pentagrama en la aurora,
del Yumurí que enamora
entre ríos  y  avatares.

 Es la ondina lisonjera
y del parnaso es la musa,
melancólica, ilusa
cuando aflora su quimera.
Y es la indemne primavera
en torrentes de aforismos,
 del romance y del lirismo
es precursora dilecta
y la divina arquitecta 
sin censuras ni espejismos.

Matanzas carga su historia
con orgullo y con nobleza,
sus calles surten grandeza
consagrando la oratoria.
Ponderada por la gloria
de arúspices soñadores,
es la Atenas de primores
que abraza con hidalguía,
la ilusoria poesía
en sus puentes seductores.



















viernes, 11 de octubre de 2013

Desvelado en el murmullo




Ruboriza la mañana
el cantar del desafío
y enigmático el rocío
nos deja su filigrana.
Embellece y no amilana
ante el misterio divino,
cada perla en el camino
adoniza el horizonte
con el aroma del monte
y su estigma peregrino.

En el verdor se abalanzan 
la esperanza, el regocijo,
revelando el acertijo
cuando la beldad alcanzan.
Como pinceles se afianzan
ilusos al sortilegio,
y al cetrino privilegio
del crepuscular arrullo,
desvelado en el murmullo
caprichoso de su arpegio.

No es declive solitario
ni trinar en el desierto,
es el bohemio liberto
del ocaso centenario.
Es seductor arbitrario
cual quijote clandestino,
que perezoso y cansino
ruboriza la mañana,
con su nota soberana
 y su estigma peregrino. 











jueves, 10 de octubre de 2013

El azul de mi rocío




Bohemio es el azul de mi rocío
que escruta la reliquia entre vestales,
ileso en arrogante desafío.

Divino precursor de madrigales
celeste compartir del peregrino,
cual cénit de esperanzas a raudales.

Diluvio que estremece repentino
el mito de abismales ambiciones,
en tanto se condena lo mezquino.

Apólogo discreto de ilusiones
con gotas del azul de mi rocío,
sin sombras que alucinan tentaciones
ni estigmas lacerantes del hastío.





miércoles, 9 de octubre de 2013

La vida, el tiempo


Detenernos en los instantes precisos, saborear la ambrosía de un detalle, descubrir que en todo lo que florece y en todo lo que se marchita, vive el milagro del amor. El ciclo misterioso de la vida que no minimiza el tiempo, ni lo cuestiona, solo es su compañera inseparable, que mitiga la soledad y pondera la belleza del alma, esa que en medio de la sencillez, es capaz de mirar más allá de un artilugio con pasión y entrega.




El tiempo nos atrapa con su brío 
certero en el dolor o en el silencio,
 conoce del azar y su misterio
 en tanto nos invita al desafío.
El tiempo retador hace caminos, 
espera del amor tierna conquista,
se goza misionero, optimista
 y etéreo entre horizontes peregrinos.



El tiempo no se agota en lo vivido,
es sabio talismán que no claudica
y en medio del vacío fortifica
si esplende en el renuevo florecido.
El tiempo no enajena la sonrisa
y abraza con denuedo en el hastío.
Renace acrisolado en el estío
y el trino perpetuado de la brisa.

martes, 8 de octubre de 2013

Señales




Sorprenden señales azules idilios
y el ocre del alma marchita enajena,
mientras los vestigios de ansiadas quimeras
son como pinceles que alcorzan genuinos.

 La lluvia cansina domina en los bosques
delira su llanto gimiendo irascible,
mientras un espectro de anhelos sublimes
irisan cascadas por el horizonte.

Señales que temen rencores pasados
de tiempos vividos y amores discretos,
mientras en las sombras de endrinos desvelos
hay crisol de gozo, renuevo y verano. 

Aroma de fresnos, castaños, abetos,
arces, madreselvas danzan su aventura,
mientras la ventisca traviesa y adusta
atrapa colinas de hiedra y romero.

Indemnes señales, libres de atavismos
tremolan inquietas en la despedida,
mientras el ocaso bohemio entre enigmas
guarda en el silencio su azar peregrino. 








sábado, 5 de octubre de 2013

Enigma de otoño




Octubre revuela con su andar violento,
vesánico acerca caprichos dementes
de anhelos cansados, nostalgias recientes
que dejan las huellas cetrinas del viento.

Vestigio que evoca delirio, lamento,
testigo de sombras que levantan puentes,
condenan distancias y exilian torrentes
de utópicos sueños al confinamiento.

Murmullo de ramas, enigma de otoño,
crepúsculo intenso cual bohemio ocaso 
que viste de aurora el placer peregrino.

Reserva el misterio del azul retoño
el iris del verso que arrulla el parnaso
y da testimonio del azar divino. 





jueves, 3 de octubre de 2013

Arrebata la tarde




Hoy me duele la vida que se asila en quebranto
lastimando el octubre de nostalgia y pesar.
Se apodera el ocaso lacerando el encanto
y se adueña del tiempo cual testigo el azar.

Arrebata la tarde su bondad del camino,
se sacude la prisa de aventura al amar.
Hoy me duele que el alba se despida del trino
del sinsonte rosáceo y el jilguero al clarear.

Horizontes de sombras, acertijos y enigmas,
laberinto de anhelos en el álveo bregar
y la luna de otoño revelando el estigma,
si oscurece la tarde caprichosa al andar.

Regocijo de cuervos, nigromante de hastíos
y ataviados instantes en su  loco danzar,
mientras lloran las notas que pregonan vacíos
aferrando quimeras al misterio de amar.








miércoles, 2 de octubre de 2013

Melodía de otoño,cuando llueve el amor




Melodía de otoño que acaricia nostalgias,
despedidas brumosas en el ocre dolor
 y confiscan adagios con la lira del alma, 
en las noches que agravian cuando llueve el amor.

Cuando llueve el amor cual sentencia que atrapa
la verdad evidente de un azar tentador,
eminente y asceta se enajenan las ansias
si el requiebro inefable se hace grata adicción.

Se hace grata adicción la divina añoranza
que en las notas virtuosas del ocaso precoz,
liberó en la quimera obcecadas distancias
en la tregua que el alba con su luz temperó.  

Con su luz temperó la aflicción visionaria
sosegando la furia que atribula el rencor,
en la brizna discreta, quejumbrosa y callada
o en las bóreas inquietas de la endrina obsesión.

En la endrina obsesión la insumisa esperanza,
insurrecta se empeña cual bohemia ilusión,
de exiliar las ventiscas lastimeras e ingratas
y nostalgias de otoño cuando llueve el amor.





viernes, 27 de septiembre de 2013

¡Feliz Aniversario: Cascadas de Luces!




Cascadas fluyen ilusas
de esperanzas y quimeras,
en azules primaveras 
que  conspiran con las musas.
Melodiosas y profusas
han compartido universos,
desde el parnaso de versos 
y lo profundo del alma ,
en el pesar o en la calma
entre avatares adversos.

Luces de amor irradiando
el milagro y el consuelo,
bendecido es el anhelo
que me susurra inspirando.
El torrente va dejando
primoroso  en su trayecto,
un florilegio dilecto 
 romántico y sin recato,
en el placer sin contrato
del más sublime proyecto.