Mis letras versadas

Mis letras versadas

sábado, 22 de diciembre de 2012

En un pesebre de paz




En un pesebre de paz

A la cueva nazarena vamos todos adorar
al bebé que es Sol y Estrella, nuestro Príncipe de Paz.
Vamos pronto zagalillos que el convite va a empezar
y los árboles del monte llenos de copos están.

  Con guirnaldas tricolores los pastores vienen ya
a ofrendar flores y cantos a la suprema deidad.
Todo esta frío y oscuro, solo hay luz en el portal
donde la Estrella de Oriente deja su estela de paz.

Los ángeles van cercando con sus halos el umbral
y esplendentes las estrellas sacralizan el lugar.
Desde el sagrado recinto y en vigilia celestial
con el Espíritu Santo y en divina Trinidad,
bendice el Padre divino el sollozo virginal,
que hace luz entre las sombras con el rostro angelical.

A la cueva llegan todos y la virgen bella está,
el lecho lleno de flores hacen sublime el pajar,
donde duerme el santo niño, Verbo amado de la Paz
que habitará entre nosotros como camino y verdad.

Sol y estrellas, querubines, serafines, cielo y mar,
todos se llenan de gozo ante la excelsa beldad,
dádiva de la esperanza y alianza de libertad.
Vamos pronto zagalillos que el niño ha nacido ya:
¡Gloria inspira la alborada que va irisando la paz
del Niño Dios con los hombres de tan buena voluntad!


No hay comentarios:

Publicar un comentario