Mis letras versadas

Mis letras versadas

domingo, 30 de septiembre de 2012

Trece Años de Carlos Ariel





Hoy cumples tus trece años
edad de sueños, quimeras,
en el andar que comienza
atávico de promesas.
Despide tierna inocencia
esa etapa que se añora,
que en recuerdos atesora
cenital e inolvidable,
la sonrisa inevitable
de travesuras de antaño.

 

De travesuras de antaño
que se evocan con nobleza,
en el camino que empieza
confirmando lo aprendido.
Sin flaquezas ni artificios
en esta etapa de anhelos,
con el brío y el denuedo
de vencer los desafíos,
en cada reto atrevido
en el bregar de los años.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Pretérito de ayer




 Pretérito cansado de utopías
regresa con las cargas que flagelan,
azares contingentes que troquelan
desplomes de intangibles fantasías.


Pretérito que aísla ineludible
el mito inapelable de espejismos,
atrapa las quimeras sin lirismos
y enigmas del andar incognoscible.


Pretérito que fluye en apotegma
forzando los estigmas que emocionan,
adagios que evidentes colisionan
cascadas del ayer que se deflegma.


Pretérito y sentencia de aforismo
que excedes las fronteras del lamento,
ignoras la verdad y el fundamento
y escondes entre sombras tu sadismo.


Pretérito de efímeras sonrisas
presagias el edén en densa espera,
fingiendo entre falacias primavera
y albricias entre espigas de artemisas.


Pretérito de ayer, no más promesas
ni ardid en la nostalgia consentida,
exilia en tu holocausto la partida
de absurdas soledades indefensas.
 

viernes, 28 de septiembre de 2012

Cascadas de mis sueños

Hoy cumple su primer aniversario mi blog Cascadas de Luces. Todo un año compartiendo mis sueños, pesares, alegrías, el Olimpo de las musas que han cautivado mis instantes y el Delfos donde fluyen manantiales de esperanzas versadas entre nostalgias y añoranzas.
30 000 visitas que han dejado huellas en mi ser y motivan los deseos de seguir atada a mis letras, que son sin dudas las confidentes egregias de mis sueños. Gracias a todos los que me han seguido en este periplo de retos y desafíos. Todos han formado parte de esta Cascada de Amor que arrastra consigo la historia que escribe mis anhelos.
 ¡Felicidades Cascadas de Luces!
 

 Cascadas de mis sueños


Cascadas de mis sueños han brillado
las musas van danzado con la lira,
confiando en el susurro que conspira
el délfico parnaso que ha versado.


  Cascadas de mis luces cual remanso
del eco de mi voz que no silencia
y el canto del azar y la inocencia:
son letras peregrinas sin descanso.


Cascadas de mis versos han vagado
en ínclito placer que le suspira
y albur del horizonte que delira,
se inclina ante el enigma delicado.


Camino recorrido entre desvelos
de ilusas desventuras clandestinas,
cascadas de emociones que genuinas:
inspiran el edén de los anhelos.


Romanza del placer versificado
y el aura de la orgía que no expira,
cual noria del vergel su luz transpira
insomnios en crepúsculo irisado.


Y asperge el tornasol de un sortilegio
arrullos del cendal en sus praderas,
en letras nacaradas sin fronteras:
rimando la ilusión cual florilegio.


Cascadas de mis sueños han brillado
en ínclito placer que le suspira
y el aura de la orgía que no expira:
se inclina ante el enigma delicado.
 

martes, 25 de septiembre de 2012

¡Qué bueno sería amigo!

 

¡Qué bueno sería amigo
al decir te quiero tanto,
con el arrullo del canto
del respeto y la armonía,
sincera y tierna elegía
del dilecto sentimiento,
que extrapola el pensamiento
sin banderas ni egoísmos
y el perdón como aforismo:
cual sagrado mandamiento!


  ¡Qué bueno sería amigo
hacer del verbo el sendero,
caminando el derrotero
de avatares siempre juntos,
sin enigmas que presuntos
distancien sueños y anhelos,
compartiendo los desvelos
en primicias y aventuras,
dolorosas desventuras
y lágrimas en los duelos!


¡Qué bueno sería amigo:
multiplicar el Te quiero!
 

Apuntando al alma



Pragmática dibuja el pensamiento
osada la visión de tanta rabia,
el hombre degenera el sentimiento
que frívola y pueril vuelve su labia.

Enloda la ilusión en los rincones
de abyecto laberinto y desagrado,
infames, miserables las legiones
de seres cuyas almas han castrado.

Absurda rebelión contra la vida
cercena contagiando desventura,
misiles de ignominia desmedida
apuntan contra el alma y su cordura.

Ni ateos, ni alquimistas, ni prelados
ni ajenos ladronzuelos de la brisa,
alcanzan atrapar sueños fugados
ni el eco del dolor que lo precisa.

Misántropo sopor en la tristeza
de arisca soledad en agonía,
humana transparencia en la dureza
huraña de bregar en la porfía.

Superflua la intención de la palabra
que flota en la anarquía suspendida,
el hombre universal se descalabra
y embrolla el horizonte en despedida.

La bestia ha suplantado la confianza,
el alba se oscurece en desconcierto
plegando en el declive a la esperanza:
cual fárrago servil en el desierto.
 

La dama y el abanico

 
Delicada y presumida,
bella, confiada y serena,
danza egregia cual sirena
en la holganza consentida,
la damisela florida
con azares de verbena.
Floreciente se enajena
con el ritmo que conspira,
melodioso si suspira
el abanico que arcano,
revela el sueño lejano
del céfiro que delira.
Danzan primicias la lira
en puntillas sibilinas,
tiernas caricias hialinas
en el remanso de flores,
sueñan odas de primores
cual romanzas peregrinas.
Y en el diván consentido
con aire de caballero,
el abanico altanero
esplendente y ladronzuelo,
contonea en el desvelo
sus albricias presumido.
 

domingo, 23 de septiembre de 2012

Errante despedida



 -

Errante y vagabunda despedida
y espectro de la sombra tentadora,
abraza la nostalgia compungida


quebrando la utopía soñadora.
Se aferra la ignorancia confundida
si el necio timador que la deplora,


se aflige de inquietud triste y vencida.
Exhausta en la mentira malhechora
espera en el sofisma su guarida


y anhela la sonrisa forjadora.
 Bohemia y desafiante sin temores
  que espliegas el perdón entre rencores.
 

 Errante y vagabunda despedida
quebrando la utopía soñadora,
se aflige de inquietud triste y vencida
y anhela la sonrisa forjadora.

 

viernes, 21 de septiembre de 2012

Nigromante Otoño

 

Nigromante amanecer de las romanzas
del ocaso alabastrino y reservado,
se presenta con ardicias de ilustrado,
quejumbroso y lastimero en sus andanzas.


Magistrales los pinceles con semblanzas
del roseado declive enamorado,
se sorprenden con nostalgias del pasado
hechizando los senderos de añoranzas.

 Junto al eco seductor de contradanzas
de la brisa cefiral en despedida,
fluyen briznas que contagian alabanzas.


Y es el ocre celestial que nos convida
al versado levantisco de esperanzas,
que engalana la ventisca presumida.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Eclosión de sueños.

 
 

Liberar las cargas, suspirar renuevos,
primores del alba, levitando ensueños :
vivir el presente con gozo y esmero.
 
Sentir que amanecen auroras de arpegios,
rosicler de trinos inspirando anhelos:
cantando esperanzas con brío y denuedo.


Exiliar las culpas, desterrar flagelos,
azotar al odio y al fárrago etéreo
del rencor superfluo, corsario de sueños.


Cenital caricias de universo nuevo
abrazando arrojos y osados intentos,
intrépidas brisas apagando fuegos.


Ventisca de asombros en el firmamento
esplendente oasis, cefiral destello
cuando la esperanza contagia el ingenio.


Encuentros de ocasos develan empeños,
nostalgias dudosas se visten de espliegos
y en las rosaledas arrullan los versos.


Liberar las cargas, suspirar renuevos,
primores del alba, levitando ensueños,
vivir el presente con gozo y esmero:
¡cantando esperanzas y eclosión de sueños!
 

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Filigrana en la noche

 


Filigranas de montes que asperges huellas,
damiselas arcanas y luz de estrellas
tan orondas de aromas tus perlas sellas
y esplendentes corolas de auroras bellas.
 

Delicados primores de nácar dejas
en campiñas de lirios y de azucenas,
mariposas fragantes, blancas, serenas,
enredando jazmines en las verbenas.


Filigranas de arrullos y ruiseñores
ruborizan amantes cual tentadores,
en el ágape intenso de soñadores:
que armonizan intentos entre colores.


Atavismos traviesos que soberanos
recurrentes de ensueños vuelan arcanos,
y en pendientes de empeños versos lejanos:
acarician insomnes duelos serranos.


 Filigrana en la noche, tú que has amado
al bohemio poeta que enamorado,
vas versando los sueños entre sus vados
con furtivos enigmas que le han besado.


 

martes, 18 de septiembre de 2012

Tesoro que versa


 
 
 
 

 ¡Un tesoro guarda su mito versado
en cendal dorado de anhelo diezmado!


Madrigal de amores guardando promesas,
romanza del tiempo que a ciegas conspira
cual oda que en versos quebrados delira:
recuerdos que plagian ufanas sorpresas. 


Sus revuelos hablan de albricias traviesas
y efímeras danzas del sueño que expira,
cuando abrazo el velo que preclaro admira:
discreta semblanza de auroras impresas.


¡Un tesoro guarda su mito versado
en cendal dorado de anhelo diezmado!


En cofre de adagios e intentos frustrados,
conservo avatares y alquimia de rosas
y lejanas sombras de azares en prosas.


Abrazan primores cuadernos sagrados,
lisonjas, requiebros de noches briosas:
derroche de vida cual clámide en prosas.


¡Un tesoro guarda su mito versado
en cendal dorado de anhelo diezmado!
Su llave conservo muy cerca del alma:
cual secreto iluso que en silencio calma.
 

lunes, 17 de septiembre de 2012

Madrigal que suspira



 
 
 Endecha del exilio
que en piélago de sueños enajenas,
¿acaso danza errante con la arena
la sombra que me inspira?
Disipas con la espuma que sorprende
la angustia que trasciende
y agravios del ayer que nunca expira.
¡Madrigal que suspira!
Endecha del exilio:
¡arúspice que en sueños reconcilio!

domingo, 16 de septiembre de 2012

Y disfruta quien adora

 
 

 Se disfruta la lectura
cuando las rimas ponderan,
las albricias que veneran
sus etapas de locura.
Llenas de azar, de ternura
y vivencias andarinas,
de versadas peregrinas,
castillos, hadas, sirenas,
en las praderas serenas
de enamoradas elfinas.


Se disfruta la belleza
que conmueve la confianza,
cuando la pluma que danza
asperge delicadeza.
Y el reto le da riqueza
cuando musas consentidas,
refulgentes, presumidas,
llegan sin treguas ni ocasos
desterrando los fracasos
 como arúspices floridas.




Y disfruta quien adora
de la humildad, la grandeza
del perdonar, la nobleza
con su tinta pensadora.
En la aventura que aflora
con la lírica traviesa
danzan mitos que profesan
prodigiosos los primores
cual rebeldes surtidores
de las musas que regresan.
 

viernes, 14 de septiembre de 2012

Décimas a mi padre

Hoy mi papi cumple sus 73 años.
Desde esta distancia que nos separa físicamente,
te dedico los versos de mi alma.

Décimas a mi padre.

Letras diáfanas concluyen
cuando la lira me atrapa,
en la nostalgia que escapa
con los recuerdos que fluyen.
Sentimientos que confluyen
en el ocaso de anhelos,
si al abrazar mis desvelos
tu voluntad cual diamante,
no hay distancia que quebrante
las memorias que construyen.


Agita el alma su aurora
conmovida y silenciosa,
tan preclara y generosa
con la virtud que le aflora.
Siento el orgullo que adora
al dolor que no claudica,
al ejemplo que predica
el vehemente sendero,
de erudito y consejero
cual lumbrera pensadora.


Hoy dedico la alborada
de mis versos en vigilia,
al amor que no se exilia
en la bruma confinada.
Y me acerco a la mirada
de mi padre con dulzura
y en la frugal desventura
de no tenerte a mi lado,
tú acaricias sosegado
mi esperanza desvelada.
 
 


  Siento papi tu paciencia
en mi dolor confinado,
siento el versal anhelado
de tu orar que me silencia.
Siento la parca cadencia
de tu espíritu prudente,
la plenitud indulgente
de la clemencia virtuosa,
que me aquieta generosa
en sublime confidencia.
 

jueves, 13 de septiembre de 2012

Regresan las golondrinas

 

Trina armoniosa la tarde
junto al sarcasmo del viento
y en su clámide de intento
goza el céfiro su alarde.
Malva túnica resguarde
al endrino sortilegio,
cual tolerancia y arpegio
del misterio que profesa
el donaire que embelesa
la romanza de la tarde.


Siente el canto sus colores
en afanes y promesas,
trinan nostalgias traviesas
ingeniosos los primores.
Y ascetas son los rubores
de la brisa que conspira
con la musa que le inspira
lisonjas de primavera
en el otoño que espera
sus pinceles seductores.


Y regresan golondrinas
de aperturas y quimeras,
pitonisas de praderas
tan donosas como elfinas.
Vuelven libres, peregrinas
en sideral florilegio,
cual horizonte que egregio
armoniza en la sonrisa,
melodiosa de la brisa
de las tardes andarinas.
 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Al escrutar razones




 

Si al escrutar osado mis razones
en la oquedad silente de mis besos,
cual yerma soledad retos confesos
insultan los pecados y traiciones.

  Abismos de lamentos y versiones
pretenden enjuiciar sueños traviesos,
no conocen de anhelos inconfesos
que extrapolan barreras y prisiones.


Y en tanto que las dudas se disipan
incito al sideral juego de albricias,
que acequias y rubores emancipan.


Exigua es tu locura de primicias
que indaga los requiebros que anticipan,
el délfico apogeo de codicias.



martes, 11 de septiembre de 2012

Te sorprende




Te sorprende la mesura enamorada
rubricando el despertar de la promesa,
cual ocaso que eclosiona cuando besa
el elixir del albur en la enramada.

Me cuestionas con el brillo en la mirada
y el asombro turbulento cual sorpresa,
va increpando el rosicler que le profesa
el enigma seductor de la alborada.


Te confunde el desamor que se regresa
taladrando la virtud que se profana,
con la absurda insensatez que le atraviesa.


Y pregonas el rencor que se confiesa
elevando su plegaria soberana,
ante el aura cenital que la embelesa.
 

Miro tus vuelos infancia



Sueño nostalgias lejanas
de mi niñez entre rosas,
con las ranitas curiosas
abrazando las mañanas....
Entornadas las ventanas
del pretérito que aflora,
siento el bálsamo que adora
el caudal de sentimientos,
con regocijo de advientos
conmovidos por la aurora.


Recuerdo aquel zunzuncito
trasnochado y pizpireto
aleteando tan inquieto
en el jardín tempranito.
Y evoco aquel coralito
en mi silencio coqueto,
atesorando discreto
mi romance favorito
y el primer beso fortuito
de inocencia sin libreto.


Soñaba ser mariposa
en mi arúspice desvelo,
levantisca del consuelo
y peregrina virtuosa.
Entre el jazmín silenciosa
esplendente de mi anhelo
se levitaba hacia el cielo
con la razón poderosa
de la quimera virtuosa
ladronzuela del revuelo.


Vuelvo mis ojos Atenas
a tus ríos y a tus puentes,
al caudal de los afluentes
del Olimpo de tus penas.
Al Yumurí de serenas
primaveras y vergeles,
palmerales y laureles
en la Ermita Peregrina,
como estrella que aglutina
las quimeras de sus fieles.


Miro tus vuelos infancia
y surtiendo mis quebrantos,
vivo nostalgias y encantos
que vencieron la distancia.
Siento el numen, la fragancia
de azucenas que regresan
y veranos que profesan
perpetuados, florecidos
sus claveles presumidos
de recuerdos que me besan.
 

sábado, 8 de septiembre de 2012

Del Cobre y el Turquino

 


Te siento en la ventisca de fárragos desvelos,
refugio de silencios y lágrimas de anhelos.
Es tu manto de estrellas Señora soberana:
amparo de añoranzas en diáspora lejana.


  Hialina es la mirada cual Cénit de la aurora,
piedad que conmociona y arrulla protectora
excelsas las plegarias en vísperas de albricias
y acequias de oraciones fluyendo sus primicias.


Te siento solitaria en páramos desiertos,
custodias las angustias ajadas que flagelan
y exilian los recuerdos en prados de tristezas.


Y adornas primaveras en montes que consuelan,
sinsontes peregrinos trinando las proezas
del Cobre y el Turquino: moradas de libertos.


 
 

viernes, 7 de septiembre de 2012

Convocas al amor: Virgen Mambisa



Dedicado a María de la Caridad del Cobre: Patrona de mi Isla Amada.


Tornasol de cielo amado entre las palmas
que ponderas tu belleza en la campiña,
reverencias primaveras de las almas
cuando regia te convoca la Mambisa.

Y el celeste corazón del horizonte
resplandece entre montañas de quimeras
y el vergel de mariposas en los montes
purifican el edén con sus palmeras.

Traes el manto del salitre y la dulzura
cual gaviota de nostalgia peregrina,
eres Madre de consuelo en la amargura:
rosaleda en la partida clandestina.

Y el donaire que acaricia desde El Cobre
el desvelo del dolor que te flagela,
dignifica en el derecho de los hombres
la sagrada comunión que los consuela.

Tan genuina golondrina entre las olas
caribeña en la frescura silenciosa,
entre blancas azucenas y farolas
eres puente del amor: Madre y Señora.

Arco iris del perdón y de la alianza,
del espíritu el tesón de los anhelos
y el estío perpetuado de esperanzas
cuando esplendes tu sonrisa desde el cielo.

Tu fragancia de alborada con la brisa
y el amparo en el perdón que resplandece,
nos aleja del rencor Virgen Mambisa
en la aureola celestial que te ennoblece.

Convocas al perdón que nunca humilla,
mambisa de guajiras y arboledas.
Convocas al amor que no mancilla:
senderos de virtudes y alamedas.

¡Madre del amor, céfiro y brisa
Patrona de mi Sol: Virgen Mambisa!



 




 
A nuestra Patrona y Madre de todos los cubanos, en los 400 años de su aparición en la Bahía de Nipe: Señora de la Caridad del Cobre.


Eres sol entre los montes, peregrina de mis calles.
Eres la Reina del campo y resplandor de los valles.
Eres el mar de caricias en oasis de azahares
y la serena alborada en los serranos palmares.
 

Esperando el amor






Despide el acertijo de locuras
arrullando las camelias del ocaso,
el secreto que reserva sus halagos:
esperando el amor entre las dudas.
 
 
Y acaricia el contubernio peregrino
la discreta lealtad que no conspira,
con el díscolo bregar del libertino:
esperando el amor en su cobija.
 
 
Es higuera de remanso que me espera,
abrazando el levantisco torbellino
del amor que desordena mis fronteras
y me hace prisionera del idilio.
 
 
Y sorprende con ingenio mis primores
el profeta lisonjero de caprichos,
nigromante del amor y sus rubores:
compartiendo requiebros de suspiros.
 
 
Despide el acertijo de locuras
y acaricia el contubernio peregrino,
esperando el amor entre las dudas:
compartiendo requiebros de suspiros.

jueves, 6 de septiembre de 2012

A un verso errante



En el verso que se escapa obcecado y reticente
trina la musa obstinada arpegios de su relente,
cuando la lira del alma y el néctar de su ambrosía:
es acequia que conduce al cauce de la armonía.

Y se aferra en su periplo el abalorio indolente
de plañidera tristeza y el desamor impaciente,
quejumbroso por despecho y solitaria agonía
del idílico poema y empírea melancolía.

Evoca sueños egregios de lágrimas y añoranzas,
rubrica el verso inefable su pléyade de esperanzas
y en arcanas dimensiones de nostálgicas quimeras:
fluye la tinta del alma entre rimas lisonjeras.

Peregrinan sus albricias bucólicas añoranzas
perpetuando romanceros que alucinan sus romanzas,
cuando danzan entre letras ascetas versos bohemios
y besan sus desafíos: cascadas de florilegios.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Vitupera el otoño.

 
 
Me sonríes y despides las euforias
con la carga de emotivos sentimientos,
tan dilectas y esplendentes cual historias
que alucinan el terral de sus lamentos.
 
 
Hubo albur más que traviesas intenciones,
en el hálito fugaz de tu presencia.
Hubo el fresco regocijo de ilusiones
en el túrbido placer de tu inocencia.
 
 
Me sonríes en el tórrido remanso,
abrazando convulsivo los vacíos
del empíreo rosicler de mi descanso:
cual relente que obsesiona sus hastíos.
 
 
Hubo ingenio en el verano que se esfuma
levantisco, seductor y turbulento.
Hubo inquietos laberintos en la bruma
del ocaso cenital cual desaliento.
 
 
Y septiembre me consuela solitario,
su algazara se consume con la brizna
y el otoño vitupera a su adversario
con el ocre cenital de su llovizna.
 
 
Hubo besos de veranos y de otoños,
despedidas con suspiros de quimeras
en ilusas alamedas de retoños
y  requiebros de añoradas primaveras.

martes, 4 de septiembre de 2012

Arrullando versos

lunes, 3 de septiembre de 2012

Sé de ti

domingo, 2 de septiembre de 2012

Te visito en mis sueños

 
 
 
Te visito en mis sueños con acordes del alma
sinfonías de asombros y armoniosos consuelos,
que entre nubes de besos son relentes de calma.


En silencio de sombras tan sutiles promesas
se vislumbran divinas en ufanos desvelos,
del periplo de acequias que humedecen ilesas.
 

Las miradas intensas de embrollados revuelos
desordenan caricias de ancestral clandestina,
que flagelan codicias de requiebros y anhelos.


Y es la brisa que enjuicia la visita genuina
de los sueños bohemios ladronzuelos de albricias.
Es la musa hialina cual fugaz peregrina
contagiando placeres con sensuales delicias.


Entre nubes mis besos son relentes de ardicias
cual visitas celestes de las almas frugales.
Son preclaros ensueños de sublimes primicias
y algaradas traviesas de quimeras versales.