Mis letras versadas

Mis letras versadas

miércoles, 29 de febrero de 2012

Digo mujer.




Digo mujer, deidad de la palabra,
verdad que sublimiza lo genuino.
Digo mujer, la vida se levanta,
loable en la virtud del altruismo.


Digo mujer, renuevo de sonrisas,
fragancia de alegría en el espanto
y si el dolor la turba en su caída,
el ímpetu de amar seca su llanto.


Digo mujer, divina valentía,
la diosa que conjura nuevos pactos,
alianzas con los hijos de la vida
y fragua de esperanza en el quebranto.


Digo mujer, delicadeza egregia,
eterno manantial de amor en su regazo.
Digo mujer y digo fortaleza,
sabor de dulce miel obrando sin descanso.


Digo mujer, crisálida de sueños,
depura con su amor las dudas del silencio.
Digo mujer, visión y pensamiento,
dilecto corazón que crea con empeño.

Digo mujer, alondra de la aurora,
sublime en su trinar sin doblegarse,
mirando desde el alma los instantes,
que besan el primor de cada historia.


¡ Digo Mujer, con pétalos de rosas !


Dedicado a mi madre, fuente eterna de  inspiración y fragua de mi vida.

martes, 28 de febrero de 2012

Eres parte de mi historia.



Eres parte de la historia
del sendero de mis tiempos,
eres parte de las sombras
que matizan mis recuerdos.


Eres parte del pasado
del pretérito  misterio,
eres silfo de la historia
en el aire de mis tiempos.


Tu presencia es desafío
del presente con sus retos,
eres parte del pasado
que acaricia mis intentos.


Tú te empeñas en seguirme
eres hoy en mi universo,
tu presencia me seduce
en la historia de mis tiempos.


Eres sueño y apotegma,
melancólico desvelo,
aforismo que sentencia
el adagio de mis versos.


Tú eres parte de la historia
de mi mundo y de mis tiempos,
evidencia que atesora
entre sombras mi universo. 


Hoy evocas las memorias
en atávicos recuerdos
tú suspiras en mi historia
las quimeras de tus tiempos.




lunes, 27 de febrero de 2012

Llueve.


Llueve soledad el aire frío,
llueve la nostalgia en la borrasca,
llueve la tristeza del olvido,
llueve el corazón en la distancia.

Lluvia del invierno que agoniza
y llora despidiendo sus veredas.
Lluvia que alimenta en las mareas
brisa de gaviotas que suspiran.

Llueve la utopía de los sueños,
llueve visionaria fantasía,
llueve despedidas este invierno,
llueve primaveras de caricias.

Lluvia del amor que se atesora
y siente en el albor una sonrisa.
Lluvia del relente de la aurora
 besando el arco iris que la inspira.

 
Llueve el más romántico poema,
lluvia cual cascada de armonía.
Llueve en los acordes de sus letras,
  perlas del invierno que termina.

Lluvia cristalina que enternece
traslúcidos los versos de la lira
y arrulla en el rocío transparente,
renuevos que susurran poesía.












viernes, 24 de febrero de 2012

Canta la poesía.

Canta la brisa marina, las alondras en los valles,
canta el lucero en la noche y el ocaso en los palmares. 
Canta el terral que suspira,el vaivén de sus bondades,
canta en su templo de elfina la quimera inaplazable. 

Canta el sinsonte en su trino, como príncipe del monte
y en melodías de silfos, los enigmas de los bosques.
Canta la rima poeta en la lira sibilina,
canta la intriga viajera, su furtiva melodía.

Canta el violín peregrino los acordes del renuevo,
canta el vástago divino la utopía de los sueños.
Canta un suspiro la rosa en el numen del recuerdo,
en los pétalos que lloran la nostalgia del silencio.



 
Cantan las letras del alma su silente sinfonía,
y el torrente de palabras cual manantiales de vida,
nos regala sus cascadas con las rimas que acarician:
las esperanzas en versos que cantan su poesía.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Azules las rosas.



Azules las rosas, primor y renuevo,
remanso que inspira seráfico estro
y crea la magia celeste de sueños,
tan tiernos de esperas, dudosos de celos.

El índigo manto de azules intentos
con pétalos suaves de añil terciopelo,
inspiran solemnes dilectos recuerdos,
tan tiernos e ilusos de astrales anhelos.

El rostro soñado de azules desvelos:
candil de mi luna del alba lucero,
con  cielo de estrellas y rosas en versos,
ternura celeste con ansias de besos.

Azul el rocío que cae en las mieses
de espigas doradas de versos que sienten.
El numen divino que brota y que crece,
con letras del alma cual mágica fuente.

Azules las rosas en índigo lecho,
cobijan los vados sublimes de sueños.
En la filigrana celeste de pétalos
se inspiran cascadas en lira de versos.

Remanso y renuevo: azules encuentros,
tan tiernos de dudas y celos inciertos,
celestes las rosas  con magia de sueños:
cual rostro adorable de arcanos recuerdos.

martes, 21 de febrero de 2012

Melodías y Rosas

Melodías y rosas, armónicos acordes
suspiran sus historias de anhelos e ilusiones.
Melodías y rosas, arpegios de las almas,
poetas que estremecen ufanos la esperanza.




Eufóricas las letras que caen cual cascadas,
fluyendo entre los versos rociados por el alba.
Crepúsculo de versos que entonan vehementes,
pletóricos ocasos en letras elocuentes.


Preludio en la cadencia de tierna sinfonía.
Las rosas son las musas que aspergen armonía,
se aferran a las cuerdas relente de alegría
y lloran las tristezas adagios de su lira.


Melodías y rosas que llegan a mi vida,
 evocan los recuerdos y besan sus estigmas.
Cascadas que susurran lisonjas o perfidias,
traiciones, desengaños o diáfanas caricias.


Acordes que regalan sus perlas desde el alma,
alondras que murmullan nostalgias olvidadas,
melódicas mis rosas con versos que regalan:
las notas que armonizan ufanas esperanzas.










domingo, 19 de febrero de 2012

Crisálida de versos.



Excelsa plenitud de la belleza
la espuma de las olas bendecía,
la húmeda doncella que dormida
tocaba con sus manos las estrellas.

Los astros con el halo de la espera
radiantes con los silfos compartían,
visiones adorables de promesas
y mares de profundas profecías.

Sublime acariciada por la arena,
crisálida de sueños, de quimeras
y el polvo de la cósmica silueta
en rocas esculpía cada huella.

Egregia distinción la de la luna,
cual dama de la noche distinguida,
 ilustre terciopelo que acaricia
los sueños de la ninfa peregrina.

Excelsa suavidad que se enamora
del más crepuscular de los ensueños.
Etérea melodía de las olas
besando el celestial acoplamiento.

Seráfica doncella cuyos sueños,
abrazan las sonrisas de luceros
y entregan al divino sortilegio,
la musa  cual crisálida de versos.



sábado, 18 de febrero de 2012

Huellas de unos versos.



Tú cuentas las historias, te busco en mi camino,
las huellas se han perdido, tú sientes que te olvido.
Tú encuentras mi sendero, yo beso mi destino
perdida en el ocaso del tiempo que se ha ido.

Tú sientes el fracaso, yo pienso mi aforismo,
sentencia que evidencia la magia del lirismo.
Tú buscas en mis ojos el éxtasis divino,
llenando tus vacíos mis letras si te miro.

Yo vivo mi pasado, disfruto sus secretos,
me baño del salitre marcando mis recuerdos.
Tú buscas mis memorias, reservas cada gesto:
evocas los instantes sensibles de mis tiempos.

Camina entre las olas, el Delfos de mi templo,
seguido por la musa que inspira mis decretos,
divina sintonía que encuentras en lo intenso
de cada melodía, con huellas de mis versos.

Tú sabes lo que habla mi cuerpo y su silencio
palabras no hacen falta, conoces cada intento.
Inspiro en mis ocasos el arte de tu ingenio,
con alas que vislumbran la luz de mi universo.

Tú buscas el sendero que besan mis recuerdos,
yo dejo en cada rima: tesoros  que discretos,
 revelan sus tristezas, contemplan los renuevos:
depuran espejismos robados del silencio;
y tú sigues las huellas dejadas por mis versos.





jueves, 16 de febrero de 2012

Los pétalos te lloran.


Los pétalos hoy lloran el duelo de no verte
tu alma se ha escapado, tu cuerpo yace inerte.
Tragedia que marchita la vida y que conmueve,
con lágrimas ahogadas de angustias impotentes.

Qué hacer ante la pena exánime y presente?
Qué hacer si se han cerrado tus ojos para siempre ?
  Y el que se dice hombre hoy tiembla ante la muerte
   tan bárbaro y cobarde, indigno e indolente,
mientras tu rosa amada sensible desfallece:
con sueños que susurran tristezas de perderte.

Irrita la deshonra del hombre que castiga,
indigna la vileza cual prepotente ira,
que socava conciencias,  manipulando vidas,
destruyendo el decoro y el alma  de la estima.

Dónde queda la esencia de su llamada hombría
si al profanar un cuerpo,  apagas una vida ?
Dónde queda la fuerza cual lábil cobardía,
si al levantar la mano degradas la hidalguía?.

Los pétalos te lloran, despiden tu nobleza.
Los ángeles bendicen tus rosas cual diademas,
y el ocaso sangrante de la inocencia plena,
hoy despide la brisa de la sonrisa tierna,
en aurora callada cual primavera eterna.

¡ Dios cobija tu alma con sonrisa de estrella,
que la paz te acompañe en su eterna presencia !


Dedicado a la memoria de Yudis Mata, a quien la vil violencia de un cobarde le cegó la vida el pasado sábado 11 de febrero en la ciudad de Montreal, Canadá .
No hay justificación para ejercer la violencia.
La vida es sagrada y el cuerpo es un templo que merece respeto y es indigno profanarlo.
Desde mi corazón, la trágica muerte de Yudis inspiró mis letras de este día.
Descansa en paz joven cubana !
 


martes, 14 de febrero de 2012

Si estás cerca.


   Se pierden mis palabras si estás cerca,
mutismo de expresión entre tus brazos
si al mínimo contacto de esos labios,
el verbo de tu amor llena mi esencia.


Se pierden los sentidos si el deseo
recorre mis riberas sin recato,
me pierdo en el contacto de tus manos
que arrancan las caricias del silencio.

Instantes que moldean nuestras almas,
en clímax  de sublime sortilegio,
encuentros bendecidos por el alba
cual halo de su mágico desvelo.


Se pierde en las fronteras del misterio,
la inercia de pasiones y delirios,
contempla en lo virtuoso del idilio
la mística leyenda de los sueños.

Susurran los suspiros del aliento,
en tierno amanecer de las pasiones.
 Exhaustos del romance van mis versos
con rimas de placer en su horizonte.

Te entrego el corazón en cada letra
perdida de mutismo en tu regazo.
Te escribo la virtud de ser la dueña
del beso que la lira me ha inspirado:
Si pierdo mis sentidos, si estás cerca
y entrego con el alma mis adagios.









domingo, 12 de febrero de 2012

Cuando beso tu silencio.



Hoy yo miro en esos ojos tus deseos,
este amor habla con fuego sin palabras.
Hoy yo palpo con mis manos tus secretos
cuando besan mis pupilas tu mirada.


Me estremece el respirar de tu fragancia
el oxígeno del alma se arrebata,
elocuente de suspiros en su danza
y tú anhelas mi besar en tu mirada.


Enredados en pasiones sin palabras
van las rosas mitológicas y amadas,
tú: el Tristán de mi ilusión desenfrenada,
yo: la Isolda en su espera enamorada.


Hay un halo de esperanza en nuestras auras:
yo te miro y me desnudo sin palabras.
Tú te enredas con las rosas encarnadas
que entretejen indelebles añoranzas.


Y recorres las montañas y los vados,
yo me pierdo en el recóndito embeleso,
cual la novel aprendiz en mar anclado
en excelsa tempestad de los deseos.


Hoy yo miro en el marfil de tu sonrisa,
cada verbo que se escapa en el deseo.
Hoy yo enredo con mis dedos tus caricias:
cuando beso tu silencio con mis versos.


Imagen

sábado, 11 de febrero de 2012

Te extraño.



Extraño amor tus letras del silencio,
extraño tu soñar con mi sonrisa,
extraño en el aroma de ese beso,
 detalles que amanecen cada día.



 
Extraño en ese toque de las almas
  sorpresas que regalan su porfías,
de hablar este lenguaje sin palabras
cual mito del amor y  profecía,
  romance en el albor de la distancia
que  besa su nostalgia en poesía.




Extraño tu sublime atrevimiento
constancia que cautiva mis intrigas.
Extraño el universo del suspiro
que  deja el resplandor de una caricia,
en verbos que me atrapan y conquistan
cual vástagos: renuevos de mi lira. 


Extraño entre las olas de mis tiempos
relente de fugaz melancolía.
Extraño en el volar de las gaviotas
el beso de tus letras con las mías,
conjuro de salitre en cada estrofa 
versado por la excelsa melodía.


Señora del rimar de mis pasiones,
acordes de ese mar que la armoniza
en  toques que  acarician con la brisa
la tierna sensación de las pupilas,
perdidas anheladas añoranzas:
cual vuelo de nostalgia y despedida.






viernes, 10 de febrero de 2012

Ven Amor.



Ven amor ,
que inspiras mis enigmas,
cual mágica virtud de tu sonrisa.
Ven amor,
 anclada está mi alma si acaricia,
la noche de esta Luna con mi lira.

Crepúsculos arcanos hipnotizan
del cielo enamorado sus estrellas,
matizan las veladas más etéreas
y arrullan depuradas sus orgías.

Ven errante sibilino de mis noches,
es vástago este amor, que se deslumbra
anclado de neófitas huidas,
al mundo que alucina mi horizonte.

Ven amor,
 desnuda está mi alma de pasiones,
sedienta de requiebros y acertijos,
buscando cada noche al peregrino,
que besa con sus sueños ilusiones.

Furtiva la mirada que perdida
escapa en el ocaso de la noche,
insomnio del amor, magia del hombre
que embrolla la deidad en poesía.

Ven amor,
descubre cada vado que me inspira,
arropa con tu pecho mis caricias,
reserva cada instante que suspira
el mito de tu hombría en mis rincones,
 anclando tu simiente que alucina,
el mágico poder de mi horizonte:

¡Ven amor, ardid de  mis enigmas,
te espero en el misterio de esta noche !



jueves, 9 de febrero de 2012

La danza de la lluvia.



Veo caer la lluvia que danza en mi ventana,
amanecer de perlas caídas de las almas.
Veo caer la lluvia con pétalos del alba,
 humedece el vacío de ausencias en mi cama.

Oigo cantar al viento al ritmo de las ramas,
 tan secas y tan frías cual soledad helada.
Siento que se estremecen los ojos de mi alma
cuando fijos contemplan las perlas que delatan,
la danza de la lluvia rociando mi ventana. 

Veo caer las gotas azules de nostalgia,
visiones del rocío que inspira la mañana.
Aparece sensible, discreta cuando canta
arpegios melodiosos: romance de su danza .

Mi pluma me seduce, la lírica se escapa
entre montes de alburas en aljófar mojada,
por los hilos de plata con perlas hechizadas
que caen cual relente del alma enamorada.

Veo caer la lluvia ilusa en su alborada
y mágica me inspira los versos de mi alma.
Danzo sueños y acordes,  sonidos que delatan
la armonía que suave murmulla en mi ventana.



Veo caer las gotas  rociando mi ventana
y te siento, te pienso, te deseo callada.
Me trastornan los toques que susurran y halagan
este don de soñarte, de aferrar nuestras almas
al idilio de amarte en la absurda distancia.



miércoles, 8 de febrero de 2012

Aquí te escribo hoy




Aquí te escribo hoy con la gracia del tiempo,
sentada entre rosas dejadas por tu ausencia.
 Aquí siento que llega el aire que respiras
y pulmones de amor acarician tu hombría.
Develo con tus ojos mi sonrisa de antojos,
tú sabes que te sueño en cada Sol que adoro,
aún en el invierno tan frío estoy amando
cada rincón que llenan tus versos tan osados.

Aquí te escribo amor, tu cielo está conmigo,
 hoy es blanca la escarcha que amaneció en mi nido,
pero con tantas rosas que escriben tu sonrisa,
te busco en el mensaje con perlas de caricias.
Despido en esta prosa de extraña poesía,
indelebles las huellas que marcan mi porfía,
 de aferrarme a tus sueños y vivirlos al día 
en el vasto universo que me acerca a tu vida.

Cada frase que dejas me cautiva y me inspira,
hay cascadas de amor que seducen mi lira,
cuando dices: mi Luna, y me besas en rimas,
yo me siento la estrella que se acerca y suspira,
 más allá de tu nombre: tu vigor me hipnotiza.
Aquí te escribo hoy y te extraño de nuevo,
en cada amanecer te busco en mi silencio.
Y leo tus mensajes, te imagino perfecto
con aroma del hombre que seduce mi cuerpo,
cual palabras de nácar, desnudando misterios.



martes, 7 de febrero de 2012

No eres tú el de mis versos.



No hay derecho si piensas que eres tú mi promesa,
el que inspira mis días y sofoca mis letras.
No hay derecho que creas que eres tú quien libera,
el caudal de mi río desbordando poemas.

Soy ilusa, es cierto, soñadora de mundos,
soy también la bohemia que suspira al desnudo,
cuando el alba me toca con su musa de estrella
y susurra la luna mis arpegios de letras.

No hay derecho de hallar en mis rimas tus tiempos.
¿Quién te ha dicho que eres mi utopista del sueño?
No es sendero tu ego en mi atávico lecho,
ni tus ojos robaron este amor que viajero,
siempre busca en sus labios el besar de mi verso.

Ese Sol de mis tiempos, protagónico dueño,
es visión de mis ojos en su mágico beso,
ese amor pertenece idealista y bohemio,
al eclipse versado con las rimas que pienso,
cuando toca mi Luna ese Sol con mi verso.

No hay derecho que invadas mi silencio supremo,
no eres tú quien inspira mis cascadas de versos,
ni el quijote que danza con mi cuerpo deseos,
altruista del alma, seductor de mis tiempos:
ese Sol es mi amante que bendice el silencio.


¡No hay derecho que creas, que eres tú el de mis versos !

lunes, 6 de febrero de 2012

Nigromante de sueños.



De nuevo te imagino amante de mis tiempos,
en mi mundo desnudo cual silencio y anhelo
soñando tus caricias, nigromante viajero,
ocupando vacíos de sublimes deseos.


En mi lecho de rosas creativo de versos,
con la imagen tatuada en mi mente y mi pecho
de tu nombre sangrando mi dolor con tus besos,
yo me embriago de amarte, nigromante de sueños.


En mi manto de seda tan azul cual mi cielo
 yo te pienso, te siento, te deseo y te beso
alquimista de ansias, yo respiro tu aliento
tan cercano a mi alma, hechicero del tiempo.


Delicadas las rosas en mi azul desenfreno,
cual rocío que moja el delirio del cielo
y susurran mensajes evocando en sus versos
 poesía del alma, eclosión de mis tiempos.







domingo, 5 de febrero de 2012

Relente del deseo.



Relente de tus besos a mi alma
hoy llegan cual suspiros de la luna,
amado sol que invade mis nostalgias
besadas de pasión por tu locura.


Relente del deseo del misterio
salpica cada fibra de mi aurora,
relente de pasión, fuego de historias
con pétalos osados del silencio.


Relente del albor de tu llegada,
eclipse tan soñado del encuentro
que oprima con sus besos estas ansias,
de amar cada universo de tu cuerpo.


Relente del suspiro que me habla
con éxtasis del eco de tu alma,
me llega en la distancia que separa
el cielo de tu beso, entre mis sábanas.


Relente del deseo en la mirada
que opaca el brillo intenso de la luna,
alcanza la ilusión enamorada
besando con mis versos tu locura.