Mis letras versadas

Mis letras versadas

martes, 31 de enero de 2012

Manantiales de estigmas.

Imposible es no quererte
con el verbo de mi vida,
imposible es no acercarme
con la ilusión que derriba,
el crepúsculo de ocasos
en manantiales de estigmas.

Las razones para amarte
no trascienden el enigma,
yo me acerco con donaire 
al arte que besa en rimas,
en lo soñado de amarte
cual manantiales de estigmas.

Dejan mis huellas vestigios
de imposibles despedidas,
mis versos besan tu aliento
en el éxtasis de vida ,
evocando en mis recuerdos
sutiles  melancolías,
si tu sonrisa divina
en crepúsculo de enigmas,
acompañan triste ocaso
cual manantiales de estigmas.




viernes, 27 de enero de 2012

Sangrando despedidas.


Tú descubres apariencias desvestidas
en la  rústica sonrisa de un fracaso,
tú sostienes fantasías excesivas,
que atenazan los estigmas del pasado.
 

¿Dónde está aquel filósofo obcecado
de magnánimos  valores desprendidos ?
¿Se ha dormido en las fronteras del ocaso
ó se pierde en sus absurdos laberintos?
 

Tú pretendes descubrir el apotegma
que sentencia cada estrofa de mi lira,
no es posible que en divina teosofía
tú te acerques a la esencia del enigma,
que atesora el universo de poemas
en el ónfalos secreto de mi vida.

Yo te ofrezco aquel caudal de mi agonía,
con el verso melancólico que ansía,
concebir la más romántica vigilia,
deshojando  tu soberbia entre mis rimas
sin las sombras del rencor y la mentira.

Mis preguntas hoy reflejan tu conciencia,
solo vistes de apariencias tus rutinas
y en tu alma suspendida va la esencia,
de aquel cáliz  profanado por la ira,
cual recuerdos, desangrando sus estigmas:
hoy condenan tu presente en despedidas.

miércoles, 25 de enero de 2012

Entre sábanas de halagos.


  
Desesperan mis sentidos tus requiebros lisonjeros,
cada vez que tú acaricias con palabras mis secretos.
Desesperan mis motivos tus constantes galanteos
insinuantes, presumidos y  atrevidos canturreos.

Yo te busco en cada línea de los versos que te ofrendo,
 susurrando mis malicias yo  te pienso caballero,
recorriendo cada fibra de tan  mágico embeleso,
entre sábanas de halagos salpicadas del misterio.

Desesperas cada instante de virtuales pensamientos,
tú me abrazas con las frases desafiantes de tus retos,
me seduces delirante y entusiasmas mis deseos,
de acercarme con las rimas al instante de tus besos.

Yo dibujo tus pasiones, te imagino tan intenso,
voy cubriendo en cada línea cristalina del anhelo
la traslúcida quimera que te acerca caballero,
a intimar todas las ansias en crepúsculo hechicero.

Desesperas cada línea con el éxtasis que dejo,
cuando pienso en esta entrega  de virtuales coqueteos
y en el arte de tu prosa tan ardiente del deseo,
te regalo mi talento tan besado por los versos:
entre sábanas de halagos y cortejos del silencio.



Entre sábanas de halagos, yo te beso con mis versos.

martes, 24 de enero de 2012

Romance de anhelos.



Romance de anhelos

Suspiro que se escapa cual éxtasis de un beso
robado entre las rosas bañadas del deseo,
amantes que se aferran al alba del anhelo
en clímax que desborda romance y desenfreno.


Delirio de la entrega con pétalos cubiertos,
el lecho que enternece la calidez de cuerpos,
aromas de sonrisas, galantes coqueteos,
pasiones que seducen el fuego del desvelo.


Insomnio bendecido, balance de los cuerpos
con cielo de caricias y brillo de luceros,
el penetrar sublime fascina el sentimiento
y súbita la entrega levita al mismo cielo.


Palabra en la mirada, oasis cual proemio
de entregas desafiantes y azares del silencio,
que anhelan placenteras los délficos jadeos
y ocupan los vacíos del corazón sediento.


Suspiro que escapado revela al universo
el resplandor del aura que brilla entre los besos,
de los labios que ofrecen el néctar del deseo
aferrados al alba cual romance de anhelos.

lunes, 23 de enero de 2012

Con lírico misterio.


Dormida entre camelias, aroma de los sueños,
con nubes de inocencia y candidez del cielo,
dormida la doncella, cual perla en su embeleso
y trinan las alondras  idílicos misterios.

Hay pétalos de rosas y lirios en el suelo,
 el halo de zafiros se viste de luceros,
profunda es la armonía perfecta del talento,
de tierna melodía cantada por los elfos.

Su rostro se ilumina,divino y delicado
e inspira el sentimiento del íntimo arrebato,
tan mística contemplo la imagen que he soñado
que el pincel cual mi pluma de quimeras y encantos:
esculpe fantasías en versos de mis labios.

Dormida se sonríe con pícaro destello,
sinsontes armonizan melódicos sonetos
al son de una utopía, mis versos van discretos,
danzando con las musas en este viaje etéreo
entre lirios, camelias y aroma de algún sueño
trinando las alondras con lírico misterio.
 

sábado, 21 de enero de 2012

Inspirando caricias.



Inspirando caricias el crepúsculo llega
con matices divinos de un ocaso poeta.
Caballero galante que seduce y corteja
los idilios de luna, que arrebatan promesas.


En declive de luces embelesa romances
desatina delirios, en silencio de amantes,
vehemente es profeta que armoniza el instante,
en que besa gallardo la ilusión con donaire.


Es sublime la orgía con los silfos del aire
cual romántica entrega que enamora inefable,
los suspiros secretos de pasión y cortejo
de la dama que besa eminente al misterio.


Irreal, ilusorio, fabuloso y soberbio
inspirando pasiones y quiméricos sueños,
se aproxima a la dama seductora de versos,
intimista, coqueto, fascinando deseos,
incitando caricias en fugaz sortilegio.


Y la dama poeta, que cultiva sus versos
con la danza de rimas y visiones de anhelos,
natural y armoniosa, creativa de sueños,
ha entregado su néctar al crepúsculo intenso,
inspirando caricias al galán caballero.



viernes, 20 de enero de 2012

Esclavo del silencio.




Hoy mi alma es la musa del divino lirismo,
buscando algún idilio que suspiró su hastío
y se inspira en aquello que sin ser se ha perdido,
despertando entre sombras la oquedad del abismo.



Hoy revela intimista el bohemio vacío
 surtidor de pasados en senderos torcidos
de promesas lanzadas con traiciones y olvidos,
esclavas del silencio cansado y peregrino.



Hoy muere mi esperanza en profundo desvelo
de caricias fugadas cual fárrago de sueños
entre sábanas blancas de ancestrales recuerdos
con la escarcha en el alma, desnudando silencios.



El errante desvelo nigromante en su hechizo
cual suspiro anhelado se estremece genuino,
en la entrega sublime del amante espejismo
o en la etérea quimera ladronzuela de idilios.



Quizás tu amor cobarde sucumbirá mezquino,
callado y misterioso, infame en su destino,
entre nieblas de ocasos y amorfos laberintos
en tanto la osadía camina al precipicio.



Esclavo del silencio tu amor se fue del mío,
solo quedó su adagio: cual gota de rocío.

Mientras tanto la noche confabuló conmigo
y en clandestino arpegio se aventuró el capricho.

.

 
 





domingo, 15 de enero de 2012

De verde voy vistiendo mis anhelos.


De verde se ha teñido el universo
cual raro desatino de un romance,
perdido en el atávico sendero,
de algún idilio efímero y galante.

 
De verde se han teñido los empeños
en este día ajeno a los fracasos;
y siento en lo banal, el desconcierto
que oculta entre mis dudas los quebrantos.


Alquimia de mis sombras hoy de verde
contrastan con el gélido pasado,
que cubre el blanco etéreo de recuerdos:
pretéritos de ensueños congelados.

 
El verde natural de la esperanza
repele al esotérico quebranto;
y en la meditación plena y divina
vistiendo de matices el ocaso,
inspira con teosófica caricia
aquel sendero púdico y soñado.

De verde voy vistiendo los anhelos,
los surto con la esencia que armoniza
la fresca sensación de mi universo:
renuevo que transforma en poesía,
la mística expresión de aquel sendero
que esconde entre las sombras luz de vida.

jueves, 12 de enero de 2012

Amando en la distancia.



Amando en la distancia quimérico deseo
en esta tarde densa de un invernal anhelo.
Sé que estarás leyendo la estela de mis versos
y soñarás mi nombre con sombras de un: Te Quiero.
 
 
Distancia confinada de ardiente desenfreno
al saber que adoramos ideales encuentros,
de mi mundo en poemas y platónicos besos
y esa rosa del sueño que suspira el desvelo.
 
 
Yo siento que eres mío galán de mi silencio,
tu amor es la energía y el silfo de mi aliento.
Yo siento que acaricias mi nombre con tus besos,
cuando vives conmigo la intensidad de un verso.
 
 
Amando en la distancia la historia de dos tiempos,
vividos por dos almas gemelas cual luceros.
Tú brillas en ocaso con lirios de recuerdos
y yo entrego la musa que amanece en mi cuerpo,
cuando pienso tu nombre susurrando mis versos.
 
 
En el sublime instante que inspira el embeleso
de la eclosión callada de nuestros sentimientos,
sé que estarás besando la alquimia de este  encuentro:
con la añoranza plena de que mi amor te entrego.
 
 
 

miércoles, 11 de enero de 2012

Profecía.


Profecía que danzas con la tierna sonrisa,
vaticinio de amor salpicando la brisa,
ella viste de gala con el alba de vida
y aureola de azahares en cabellos de ninfa.

En sus mágicas manos de terciopelo brilla,
el agua como espejo de su sensual  figura,
en sus ojos las joyas como diademas finas
parecen dos luceros amantes de la luna.

Oráculo sublime que en doncella nos llegas,
 prediciendo  misterios del ónfalo en su diestra,
evocas las memorias pasadas y epopeyas
en líricas semblanzas y poesías épicas.

Tú llegas con el alba y en el ocaso dejas
el brillo de las fábulas que quedarán suspensas,
y en el augurio místico de una ilusión viajera:
volverás salpicando la brisa mañanera,
con la tierna sonrisa de celestial doncella.



Confidente del alma.


Silencio profundo, hoy me faltan palabras,
las siento aquí en mis versos: marchitas, apagadas,
hoy calla la tristeza sutil de la añoranza;
 sintiendo que en mi cuerpo la brisa  me arrebata:
la intimidad de amar el eco de mis ansias.


Susurro de la luna en la noche dorada
el silencio guardado de miedos con escarchas,
hay nieve en mis pupilas y en la gélida danza,
me brotan las palabras con hielo de nostalgia.


Me dice en su susurro la luna enamorada:
que el silencio es aliado de la fiel esperanza,
me dice que destruya las  barreras  que atrapan,
la magia de las diosas de sublimes palabras,
que inspiran a las musas en las rimas besadas.


Silencio del amor, espiritual enigma
que con hilos de luna inspiran nuevas rimas,
que llegan misteriosas al suspirar el alba
cual pétalos de rosas, confidente del alma.



martes, 10 de enero de 2012

El poder del amor.



 
El poder del amor
 
El poder del amor no se esconde en los labios
ni en oscura mentira del enigma guardado,
el poder del amor no se esconde en fracasos
ni en frustrados intentos o en soñados abrazos.
 
El poder del amor reverdece en la vida
es un soplo de aliento en las almas perdidas,
el poder del amor no sofoca algún llanto
y alimenta el perdón sosteniendo el ocaso.
 
El poder del amor es leal, no traiciona
es renuevo y esencia con fragancia de aurora,
él alcanza besar los instantes de gloria
desafiando el dolor solitario que brota,
cual torrente de penas en sublimes historias.
 
El poder del amor reconoce la espera,
no quebranta, ni humilla, no ofende, ni lacera
y agradece el prodigio de la excelsa belleza:
que se mira en el alma de los ojos que besan.
 
El poder del amor no es cegar la nostalgia,
es sembrar cada día la ilusión con el alma,
es silencio en las noches y es la magia del alba,
es decir con los ojos lo que ahogan las ansias.
 
El poder del amor no es mezquina promesa
es el genio de dar virtud en la tristeza,
no se engaña, no miente escalando quimeras,
no se esconde entre sombras de utopías siniestras.
 
El poder del amor no es un falso contrato,
es sentir que la vida nos ofrece el regalo
cual romántico edén en vergel deseado,
que no esconde falacias, ni sumidos quebrantos.
 
 

sábado, 7 de enero de 2012

Huellas del olvido.


Hoy yo busco el fiel camino de un regreso
 del estrecho laberinto de las dudas,
hoy yo busco en mis paisajes  cual ilusa,
 el instante que me remonte a viejos tiempos.

El retorno se hace axioma en mis delirios,
el presagio del dolor cobra mi llanto
hoy yo busco en el regreso a mi pasado,
el tesoro del primer beso robado.

Se recrean en el sendero las historias,
en el gris de la ilusión fría y perdida
y no siento en el azul las fantasías,
que llenaron las sonrisas de mis días.

Verde tú, verde mi tiempo de esperanza
en la utópica señal de algún hechizo,
para así poder soñar en mis instintos
pinceladas evocadas de mi alma.

Idealista soñador,  fiel visionario
te presentas cual quijote del destino,
y te busco allá a lo lejos del camino
ilusorio, imaginado, irrealizable,
en la absurda ingenuidad de lo ficticio,
y en la genuina castidad de lo loable.

Yo te busco en el sendero legendario,
del reencuentro de lo mágico vivido
y atesoro en el fantástico glosario,
el quimérico retorno del suspiro.

Aforístico, casi habitual, notorio y típico
se vislumbra ese sendero conocido,
 el olvido no hizo presencia en las memorias
y se ha marchado entre el silencio de las sombras.

Hoy yo busco aquel camino pleno y castizo,
no lo encuentro, se ha esfumado, todo se ha ido
y el pretérito del tiempo ya vivido,
no regresa en las penumbras de un camino,
que han dejado solo huellas del olvido.







viernes, 6 de enero de 2012

Intensidad


Intensidad de amar los sueños con instantes
intensidad de dar pasión cuando se siente ,
sin preguntar jamás siquiera, si al amarse
recibirás consciente la entrega  que mereces.

Intensidad del roce eterno de tus labios
que al  beber la pasión, de amor abre sus fuentes,
 intensa la ocasión prendida de placeres,
contacto de las almas con fuego que estremecen.

Intensidad de un sueño rebuscando el remanso
romántico, sutil y amado en otros tiempos,
gemelos al contacto de un abrazo besado
e intenso en la alborada celosa de los cuerpos.

Intensidad que busca senderos en lo arcano,
 crepuscular partida  que expira en el ocaso,
 apasionada, intensa en el albur delira
pregonándole al alma  lo sensual de su lira. .

Intensidad de amar egregio cada sueño
 descubriendo el milagro excelso de misterios,
 idealizar la esencia vital de su secreto
en la intensa caricia : manantiales de versos.

Y al besar el aroma que ha dejado el instante,
en el piélago amado de tus genuinos sueños,
adorarás la magia de las almas errantes
peregrinas gaviotas: bohemias de silencios.

jueves, 5 de enero de 2012

Un sueño conspirado.


Sentados en la arena los dos juntos
bañados del salitre tan distante,
mirando al horizonte en su conjuro
tocarse con el cielo en beso amante.

Los dos en tierra amada y sofocantes,
tan llenos de misterios desbordantes,
anclamos entre la espuma de las ansias
con éxtasis de dar todo del alma.

Tú invades mi silencio cautivante
y entregas en la rosa tu delirio,
de amar en cada pétalo el idilio
y así robarme el beso en ese instante.

Te beso con la furia del deseo,
evoco en el placer suave de amarte,
la extraña sensación de conocerte
en raro sortilegio nigromante.

El mar, monte de espumas nos invita
a entrar en su vaivén lleno de encantos,
y el rostro del placer tienta el espacio
de entrega de mi mundo entre tus brazos.

El cielo es fiel testigo que conspira,
y el mágico deleite del abrazo,
sumerge el movimiento de los cuerpos
mojados  en el clímax tan soñado.

Te dije tantas veces que te amaba,
que extrañaba en mis anhelos tu sonrisa,
y en esta dimensión  de almas perdidas
gemelas en los senderos de la vida,
te entrego la ilusión de mil abrazos,
y el sueño de este amor puro y sagrado.

 
Despiertas y sofocas el silencio,
ha sido solo un sueño conspirado
y en la cruda distancia del ocaso,
platónica de instantes tan amados,
haremos del idilio  deseado:
la eterna comunión de amarnos tanto.


Yo pienso que en algún momento de nuestras vidas así será. Sabes que estaré siempre para ti. Tu eterna novia y amante de los sueños. Haremos el amor todas las veces que tu alma, tu mente y corazón se conecten con mi dimensión. Solo tienes que sentirlo y desearlo: y el universo conspirará para que la entrega sea plena.
Ya ves, amaneció hoy en mi cama, la rosa que con sus pétalos besaste tú mi alma.

miércoles, 4 de enero de 2012

Y despertó la Musa.


Había despertado la musa en su crepúsculo. Arúspice hechicero  profetizó el destino de aquella que dormida , presagiaba el éxtasis de su arrebato pleno. Y había despertado del letargo su genialidad y la elocuencia que inspiraban su gracia y sus memorias. Bella e iluminada por los rayos de la sabiduría y la inmensidad de su universo, con el velo del amor y el sendero abierto ante sus ojos, panorama del esplendor del nuevo reto que despertaba de la inocencia de los sueños.
El camino se abría con la vehemencia de su fascinación,  el ímpetu de aquella experiencia única y deslumbrante, en una alfombra suave y blanca, con lirios y camelias enternecidas y enamoradas de sus aromas a seducción y nobleza, bendecidas por los matices enigmáticos del despuntar del alba.


Había despertado en la fragancia
con la rima de sus versos  inspirados,
conquistando los  espacios de silencios
en las ninfas seductoras de su alma.

 Buscaba al Apolo de sus sueños
y a la lira abandonada de sus ansias,
quizás en el Olimpo del deseo,
o en la mística revelación de la esperanza.

 
A lo lejos el esplendor del universo,
poderoso inspirador en su alborada
como el ónfalos del Delfos del misterio,
que a la lira del amor besa su alma.

Va la musa con su genio y con su gracia,
mistifica la epopeya con su magia:
y en la rima celestial llegan las letras
con los versos que se inspiran con el alba.

Hoy el ángel del Apolo de sus sueños
le susurra la pasión de su extravío;
y ella siente el suave aliento del suspiro,
cual sublime evocación de su delirio.

 Y  despierta, va la musa en su destino,
 no se inquieta por constantes desafíos,
ella siente que entre lirios y camelias,
llegará al centro mismo de su Olimpo,
donde espera el seductor de sus promesas :
el Apolo que besó luz de suspiros.

A través de su ventana.

Cuentan los que la conocieron y supieron de su existencia extraña y emotiva, que todos los días sus ojos se perdían en las distancias. Cuentan que la mirada a veces inerte y  otras tantas, angelical y pura, buscaba a lo lejos esperanzas a través de su ventana desnuda, atrapando en sus pupilas todo lo que pudiera inspirar el arte de su alma, en notas melodiosas , quizás conciliando esa divinidad matizada de meditaciones con  la iluminación interior de su inspiración teosófica y llena de contradicciones.
Cuentan del encanto de sus letras, otros de las locuras invisibles de sus rimas, de la vitalidad que en cada nota  evocaba sus tristezas en melodías.
Y sus ojos seguían desnudando el mundo, no había algún rincón que no encontrara traslúcidas , sensibles y fluídas las rimas consonantes de sus ojos, moldeando con sus letras la melancolía, la puesta del Sol y sus matices, y el rocío de la luna en su ventana.
Lo más trivial, insípido y pueril,cobraba alma de artista entre sus manos,
 adornaba con pétalos la languidez y la avaricia, sutiles artimañas conquistaban espacios y la melodía surcaba el horizonte a través de la ventana, endulzando de placer a las estrellas y a las nubes que cubrían las montañas.



Cuentan que nunca faltó entre sus manos una rosa,
no importaba el color de sus mañanas,
allí con sus  versos entre las sombras
deshojaba las promesas de su alma,
con las notas de sublimes partituras,
escapadas a través de su ventana.

Y hubo rimas  de sutiles melodías
con el eco del talento y de la gracia,
la destreza de su genio y la armonía,
dibujaban el primor  de la esperanza.

Y de aquellos que contaron la existencia
de la rosa y del enigma en la ventana,
se quedaron extasiados con el eco
melodioso y arrullador de la tonada.

Todos dicen que entre sombras en la ventana
se contempla con su rosa aquella dama,
cual elfina misteriosa en luz de vela
y el encanto de su voz llena de magia,
atrapando en suave luz de las estrellas
la belleza que se escapa en las distancias.







martes, 3 de enero de 2012

Con anhelos de sonrisas.


 
Si al alcanzar un sueño me domina,
de espléndidos colores la mañana,
quiero sentir la brisa con el alba
danzando mis anhelos entre sonrisas.

Si el despertar de vida centellea
con rayos de esperanzas mis mañanas,
haré brillar la luz de sus diademas
gozando los placeres de mi alma.

Si el alcanzar estrellas me cautiva
el sueño que amanece en la alborada,
disfrutaré la alfombra que cobija
los pétalos que añoran su fragancia.

Si el perdonar alivia la desdicha
que ahoga entre las lágrimas la honra,
no habrá ningún rencor entre las sombras
que impida que ilumine una sonrisa. 

Si al descubrir sublime poesía
mis versos se estremecen de nostalgia,
solo el amor hará brotar del alma
la magia que dislumbra maravillas.

Si al alcanzar mis sueños voy deprisa
venciendo los obstáculos callados,
no habrá silencio  ajeno en el ocaso
que nuble el resplandor de una caricia.

Si al perseguir la brisa entre sonrisas
despido los olvidos de un pasado,
será como el crepúsculo que amado
defiende en el regazo su sofisma.


Si al defender mi empeño me castiga
la insensatez que guarda la mentira,
no habrá fuerza que ahogue la utopía
de un sueño con anhelos de sonrisas.

lunes, 2 de enero de 2012

Memorias.

Mis memorias guardadas en las hojas del tiempo,
 en páginas de sueños, cansancio y devaneos.
Mis memorias contadas con fuego de silencios,
cual seda entre mis  manos y espinas de secretos.
 
Mis memorias son parte del caminar despierto,
fueron brotes de hazañas en un mundo de miedos,
de sutiles venganzas en estéril desierto,
de inconclusas palabras y recuerdos eternos.
 
Mis memorias arrullan el lirismo que siento,
revelando sublimes añoranzas del tiempo,
manifiestan mi rabia y el perdón a lo incierto
y la eclosión callada de mi amor en los versos.
 
Mis memorias las guardo cual tesoro discreto
en el cofre del alma que respeto y venero,
sensible a la esperanza de comenzar de nuevo
en la excelsa plegaria quijotesca de empeños,
auténtica entre  sombras, genuina en el silencio
con seda entre mis manos y espinas de secretos.



Mis memorias del alma no son solo misterios
con pétalos marchitos en páginas del tiempo,
son espectros de ocasos y alboradas de intentos
del romance callado cual egregio embeleso.