Mis letras versadas

Mis letras versadas

lunes, 31 de octubre de 2011

Mi Eterno Otoño de Amor.

Los sollozos más hondos del violín del otoño son igual que una herida en el alma de congojas extrañas sin final. Una especie de silencio místico impregna el aire que sólo se rompe con la melodía del viento y de las hojas al caer. Una época para vivir el amor desde lo sublime de una nostalgia hasta la sorpresa enamorada de un beso. Feliz estación que se dibuja con los colores místicos de la divinidad !


 
Hay un sol que tengo en mis manos que brilla como si fuese la luz del mediodía, cada instante que pasa esta luz se hace más intensa
y siento que sale de mis manos y que abarca y llena el universo
y entonces puedo verlo todo claro, desaparece la duda, desaparece todo, porque ya no hay nada más que la luz y esa luz me reveló el misterio, y el misterio es que me enamoré de tí,
MI ETERNO OTOÑO DE AMOR...
Aún cuando caen tus hojas marchitas por la espera,
tú iluminas la Primavera que nacerá de nuevo en tu alma y en la mía.





Nada más que tu sonrisa.


Una mañana gris, invadida de niebla, despide el sortilegio de la noche, que ha quedado en su pretérito de sombras, dispuesta a desafiar entre penumbras el cielo que le ofrece un nuevo día. Callado el crepúsculo con sus tonalidades mágicas,  y el frío de un silencio que aterra y exaspera, nubes en el cielo danzando la melodía del misterio, chocando unas contra otras,  modelando figuras en el horizonte visible ante el espejo de mis ojos. Dibujo cada instante con el velo de la imaginación que inspira este episodio. Espectáculo del universo que desafiante no pone límites a sus fuerzas,  y lo domina todo y lo estremece todo, calmado y sosegado, como dueño absoluto de su trono.  Melodías de ramas que se tuercen y de hojas abatidas en su tristeza, que se desprenden sin poder evitar el cruel destino, acompañan el cortejo presagiando un toque de hechizos en una noche de Brujas.
 Entonces, te veo allí, impaciente, admirando todo lo que descubres en mi ingenio y destellando esa sonrisa en un instante, la misma que conoce cada espacio que ocupan mis devaneos y  delirios. Nada más que esa sonrisa y ese instante, para dejar que absorbas mi energía y la fecundes con tu sensualidad, en esa forma tan especial de cautivar lo más sensible que me inspiras. Mezcla perfecta entre tu seducción  y mi fantasía.
 Tú,  y esa sonrisa que no miente,
 que seduce y flirtea, que conquista y contagia, 
que enamora a la musa que se escapa del alma
 y transforma en poema la sublime esperanza,   
aliviando las penas  y allanando las cargas.


Nada como esa sonrisa para que nazca un nuevo verso  en la alborada gris entre la niebla blanca, de nubes que desfilan en esa alfombra mágica, que mis ojos dibujan con letras de mi alma. Nada más que tu sonrisa, para que resplandezca en el silencio la mirada helada, con matices de Otoño y nostalgias besadas .

sábado, 29 de octubre de 2011

Testigos de la noche.

Un convite mágico esta noche es mi destino, sueño divino en el místico espejismo de mi mundo , una luna de esperanzas  se vestirá de gala con mantos de luciérnagas  encantadas y luceros. El aura de mi estrella no será efímera esta noche, ángeles con céfiros dorados irradiarán de luces con sus danzas en torno a la musa enamorada. Hadas con polvo de hechizo y velos de sedas cortejarán  el séquito de estrellas que rendirán su culto a la luna y al lucero en el conjuro de amor ante mi musa.


Los versos serán testigos esta noche de amor y de misterio,
copularán de éxtasis en el sagrado encuentro con  halo de recuerdos,
y en un soplo de aliento escribirá mi musa el lírico embeleso,
y un sendero de rosas con pétalos del alma adornarán mis versos.

Arrebato de anhelos, entregas que seducen, pasión y desenfreno,
cada verso es testigo del momento divino que dibujo en mis sueños,
y al ágape sublime yo llegaré en las nubes bordadas de deseos, 
con la musa dorada y el alma alucinando romántica entre versos,
para exhalar al viento el suspiro besado con rimas del silencio, 
cual alma que presagia sortilegio de luces en noche de misterios.


viernes, 28 de octubre de 2011

Un amor entre sombras.

Entre sombras llegó un día a tu camino,
desafiante, alucinando en su delirio,
y el azar los acercó sin dar detalles,
con el mágico elixir de un hechizo.

El tiempo inexorable en su desvelo
puso huellas de dolor en tus instantes,
sin motivos llevas cargas detonantes
de tristezas entre sombras de un misterio .

Por qué pones tu esperanza en cautiverio
por qué alejas de tu vida los anhelos?
Si el azar ha sido cruel en tus silencios,
no transfomes tu añoranza en un infierno.

No permitas que las sombras de un capricho
y el despecho de una ira congelada,
sacrifiquen el amor cual fiel testigo
y entre penas agonice tu esperanza.

Un amor en las tinieblas es deshonra,
no sometas tu fragancia entre las sombras,
dignifica lo sublime de tu aroma,
y tu alma brillará cual luz de aurora.

Si entre sombras llegó un día a tu camino
desafiante con el polvo de un destino,
entre luces darás vida a tus sentidos
no más sombras, ni misterios al vacío.

Vuela libre con tu amor al horizonte
deja huellas de ilusión en tu camino
y el pasado lacerante de reproches
quedará en tus recuerdos cual suspiro.



jueves, 27 de octubre de 2011

Persiguiendo quimeras.


La felicidad  es el Sol de la vida, es un camino constante de desafíos y retos,  es un lugar especial que busca un sitio en el corazón y me habla como niña impaciente que anhela volar hacia el horizonte con  sus propias alas. La felicidad conquista los espacios y se multiplica en cada sueño, no se puede comprar con dinero, ni canjearla,  hay que conquistarla en cada beso que se escapa y en  el secreto que guarda el corazón con el sello de una esperanza . Felicidad es esa flor silvestre que no pide permiso para adornar con su belleza  la orilla de un río ó para conquistar con su aroma la frescura del viento,  felicidad es la puesta del sol en el crepúsculo , es el misterio al despertar el alba en  cada amanecer con nuevos proyectos y retos que vencer, es la caída maravillosa del agua que enternece con su dulce melodía, es mirar siempre con ojos de niños la belleza en los detalles  que conmueven y  motivan. Mariposa viajera de utópicos delirios, arco iris  de luces matizando el cielo de colores que cautivan los sueños y los anhelos, vives ahí, en el instante mágico del rocío y en la caída misteriosa de las hojas en el otoñal hastío.  Estás  presente en las cosas sencillas que nos rodea, en aquello que con sutileza fortalece y enamora y  con elegancia y sin doblegarse, levanta la mirada cuando la tristeza sacude nuestras vidas.


 La felicidad me invita con su alma viajera
 a caminar con ella,  persiguiendo quimeras
 el camino es la vida, su secreto,  vencerlas
 desafiando caídas que entre sombras laceran.


 La felicidad  es nobleza que sacude mis penas,
 inspira de esperanzas  aquello que me aqueja,
 me toma de la mano con su alma bohemia ,
 y vive en cada verso de mi musa poeta.


La felicidad es mi rosa entre espinas de espera
acompaña el camino  y mis cargas libera
y hoy le escribo estos versos sin sombras de tristeza,
a ese sol de mi vida que motiva y me reta,
a caminar con ella persiguiendo mi estrella.

Siento tu necesidad: Mi Soledad.


Siento la necesidad de algo que motive el crepúsculo matutino de un nuevo día, siento la necesidad de sacar todo aquello que  impida vagar mi soledad. Siento necesidad de mirar hacia el horizonte sin esperar más que la luz del amanecer, de lanzar al viento mis emociones y sentir que vivo en este tiempo y en este espacio que me pertenecen. Tú y yo, necesidad de mi silencio seremos compañeras eternas en este peregrinar que escogimos ambas. Bohemia de caminos sin regresos, eres ese sí absoluto de mis percepciones y desvelos. Siento ese deseo  inexplicable de entregarme toda a ti, de sentirte que solo en ti, soledad de mi alma, vive mi verso enamorado, que se libera cuando  el mundo se asoma a la ventana de mis ojos y me inspira ese amanecer que busco junto a tu, soledad suprema de mi tiempo. Siento la necesidad de romper con todos mis límites aquellos que me imponen y otros que mi propia existencia han hecho suyos, quiero alimentarme de todo lo que siento lejano, quiero apartar el sufrimiento, lavar con lágrimas todo aquello que consume mi tiempo, siento la necesidad de ser errante en tu destierro,  niña melancólica que acompañas sin demora cada verso. Siento necesidad de oler mi soledad, recrearme en ella, acercarme a los páramos de sus muros, invadirlos  con la luz de mi pensamiento, inspirarme de su aliento y de su orgullo. Y en esta necesidad de compartir contigo mi delirio, aventuro mi alma en un suspiro para paciente esperar  en dulce desafío,  que la luz del alba  nos convide a caminar nuestros destinos, yo bohemia de mi mundo en su alborada  y tú señora de mi tiempo sin retornos ni olvidos.

martes, 25 de octubre de 2011

Verso, espejo de mi vida.


Tú eres el espejo de mi vida, así , en la sencillez de la alegría y en la complejidad de la tristeza. Melancólico y místico, soñador de quimeras, espiritual  poeta de virtudes y  penas, que perdona y cultiva lo mejor de su esencia. Me miro cada día al despertar en el amanecer de tu sonrisa inquieta, travieso andarín de noches en vela y sediento siempre de encontrar algún motivo  que refleje todo lo que siento  y todo lo que espera, desde el amor incierto hasta una esperanza muerta. Eres  amante de  ilusiones  efímeras, te escondes fugaz en cada esquina de los recuerdos y solo buscas el espacio para sentirte vivo, esos instantes que marcaron sublimes momentos, aún en el dolor de algún destierro.  Ah, travieso duende de deseos secretos, te cubres con los matices insospechados de la esencia humana y después en mi reflejo ardiente ó callado te encuentras congruente en la mirada que seduce ó castiga, y siempre descubres lo que da vida y aliento, lo que puede llegar a cautivar el alma en el instante pleno de la gloria, ó en el caudal espiritual de la nostalgia, revelando  todo lo que vive en mi interior aún cuando el silencio es el caballero de mis días y noches.
Elfo osado de mi luna, conquistador de versos besados con mis letras, las atrapas , las besas y  le regalas  alas con luces de cometa. Quieres buscar el horizonte, llenarte de mi esencia, para mirar el suave parpadear en cada estrella. Quieres descubrir ese lucero que sólo me pertenece porque también me miro en él cuando tú duermes. Verso amado, novio eterno de la musa que me inspira, te tengo ante mí,  y me sonríes esperando una caricia del poema que se escapa silencioso de mi estrella, toco tu imagen y estás ahí con gloria de poeta, para mirar mi mundo a través de estas letras que me hechizan el alma con el polvo de estrellas. Lucero solitario de mis versos, me miro en el destello de tus sueños, ofrezco mi silencio entre las nubes cual  suave suspirar del universo, mirando en el reflejo de mi espejo, el sublime amanecer de su desvelo.

lunes, 24 de octubre de 2011

Amar .

Amar la estrella solitaria
del celeste manto del crepúsculo,
amar la rosa deshojada de tristeza
en el azul del alba que agoniza,
amar el árbol que desviste su grandeza
entre susurros del viento que lo azota
y amar aquello que se viste de nobleza
en el cansancio peregrino de mis sombras.

Amar el canto de la luna enamorada
cuando eclipsa de esperanza las estrellas,
como novia delicada de la noche
que conquista el universo sin fronteras,
amar la luz que se esparce de un cometa
si se escapa entre el silencio de la noche
y en la fuga aprisionada de mis besos
el hechizo será el eco de tu nombre.

Amar mi otoño que se empeña en conquistarme
y amar el frío despertar en el invierno,
como el oasis de pasión en el desierto
que la nostalgia alimentó en cada verso,
 amar el río que en las márgenes del tiempo
dibujaron las cascadas de mis sueños,
entre espumas de  añoranzas y desvelos.

Amar la primavera que enamora los recuerdos
cuando florece en cada instante de mi historia,
cual sortilegio enamorado de la aurora
el verso amado en el candil de mi universo,
 amar callada cada rincón de los secretos
 que conquistaron el mundo oculto de mis sueños,
 en esa nube ineludible de silencios .





domingo, 23 de octubre de 2011

El llanto de la ausencia.




Ausencia de mi mundo romántico y divino,

cual raíces de historias en suspiros de mar,

azul de una ilusión guardada en las memorias

de un pretérito amado que ya no volverá.



El llanto que me ahoga entre otoño de penas,

suspirando la ausencia del aroma del mar,

de los sueños dejados cual huellas en la arena,

bañados por las olas que llegan  y se van.



El salitre de besos con aroma de encanto,

celestiales y ascetas en el caos del mar,

confundidos de anhelos ahogaron las historias

en lágrimas de ausencia y anárquico bregar.



El llanto de nostalgias, cascadas de mis sueños,

cual  lágrimas de intentos cegados por el mar

tentando en la presencia la infiel desesperanza,

velaron el destierro de un alma en soledad.



Ausencia que cautivas un mundo que ha callado

sumido en las tristezas de un mísero pesar ,

que el tiempo inexorable castiga en los vacíos

que solo en los recuerdos predican su verdad.



Caricias de gaviotas traviesas, peregrinas

en trino de esperanzas y ansiada libertad,

empeñan el sublime tesoro de tus costas

que el llanto de mi ausencia por siempre guardará.
 



 Ausencia de mi mundo, quijote del recuerdo

sorpresas y añoranzas que escrutan el  azar,

sarcasmo y desventura confiesan el destierro

mientras danzan mis sueños a la orilla del mar.

sábado, 22 de octubre de 2011

Quiero escribir tu nombre.


Quiero escribir tu nombre entre las rosas esta noche,
pétalos de escarcha en alfombra de hojas será nuestra cobija
quiero lanzar al viento los versos de mi alma sofocada, 
  en posada de amor, virtuosa en su espejismo,
 el tiempo sellará nuestro destino.

 Quiero escribir te amo con el brillo inefable de mi estrella, 
 alcanzar el cielo y perderme en el fuego de tus ojos,
 en el instante ardiente de la fluidez de tus deseos 
escribiré  un poema  exhausta de placer,
sobre la desnudez  cansada de mi anhelo.

Quiero adorar el suave hechizo de tu nombre junto al mío,
escribir el más enamorado verso de pasión y de lirismo,
sin mirar el tiempo que se fugó romántico
en el sollozo ingenuo  de un lamento,
sellando la candidez de  una sonrisa
con la etérea dimensión de mi universo.

Quiero escribir tu nombre en el cielo divino del horizonte egregio,
con la virtuosa pluma del enigma callado de un surtidor poético;
 y al lanzar hacia el viento cual mariposa excelsa  el místico deseo,
se esculpirá de estrellas el más enamorado  lucero de los sueños.

Añadir leyenda

jueves, 20 de octubre de 2011

Nostalgia peregrina de mis noches.



Nostalgia peregrina de mis noches,que te alejas cuando  sueño
y retornas a mi vida al amanecer,te siento distante en mis anhelos
maldigo tu regreso, cuando te he soñado lejos.

Nostalgia, triste marea en mi luna solitaria te apoderas de mis penas,
no te asusta el sorprenderme cuando pienso que te marchas para siempre.
 Te empeñas en deshojar las esperanzas que atesoro en los instantes del libro de mi vida, exfoliando todo lo que guardo con sigilo
en el rincón seráfico del alma.

 Nostalgia, infernal y perversa,
dantesca y pavorosa
en tu esencia marchita de quimeras,
te viste el negro oscurecer de las tinieblas
y entre sombras me persigues,
dejando rastros de dolor cual tristes huellas.

Me cuestiono al demandar mis desafíos,
cuando arribas a mi día en el silencio,
si no sientes que me ahogan tus lamentos
y  te oprimo entre sollozos y suspiros. 

No quiero amanecer nunca contigo,
si el otoño es tu guarida, márchate lejos,
que en verde  primavera mi rocío,
fecunda con su amor toda mi esencia.

Cuando alejas tu ropaje de mis ojos,
en solemne despedida cuando sueño,
es el rojo de pasión quien llega ardiente
liberando la ilusión del cruel destierro.

Hoy escribo mi poema y tú, Nostalgia,
acompañas las tormentas, los delirios
más mis letras que se fugan sin sentido
añorando el sortilegio de otro sueño,
en la noche velarán mientras yo duermo.

Nostalgia peregrina  de mis noches , te alejas y me cautivas sin permiso.




miércoles, 19 de octubre de 2011

El anhelo de mi alma.

El anhelo de mi alma vuela inspirado. Delicado  se asoma a la ventana de mis ojos, y aspira la fragancia del encanto que amanece en el sensible mundo de mis sueños. Moldea con sus manos de poeta, una primavera  dentro de mi ser en este otoño gris de hojas muertas. Germina una esperanza que al crecer, esparce el fruto del amor, en la esencia glorificada de la vida, que es Sol entre poemas y Luna enamorada de quimeras . Sonrío frente a mi espejo y aunque una lágrima se escape de mis ojos, siento que es importante sentir que hay un universo sin límites para mis letras. Toda mi alma se vuelve poesía en mi sonrisa, dibujo un arco iris en cada espacio que lleno con mis versos, siento infinito el horizonte que se pierde en  mis recuerdos, y el llanto muerto de un pasado, es solo eso. Estás en mí, es tan cierto como ese oxígeno que purifica mi existencia , como el viento que con fuerza sacude los árboles sin tregua, como el pincel que dibuja los colores con la magia que inspira mis poemas, y lo recreo todo en mis pupilas, porque estás ahí, en mi existir de hoy, tal como siento revivir mi primavera.


Y el anhelo de mi alma  vuela
en dulce inspiración de hojas y letras,
se escapa de un suspiro enamorado
relente del hechizo de un poema.
 

Y allí en el horizonte que se pierde
 el inmenso laberinto de quimeras,
espera la fugaz  melancolía,
la etérea soledad y la tristeza.


Yo miro en el abismo de ese espejo
 reflejo congruente de mis sueños :
 divino amanecer del sortilegio,
suspiro universal de mis desvelos.






martes, 18 de octubre de 2011

Poesía.



Poesía, niña amada de mis días y noches,
consentida de mis tardes de deambular bohemio,
contemplando emotiva aquello que en su esencia,
perturba y enamora,  me consterna y cautiva.

Poesía, confidente de todos mis pesares,
cofre sagrado de amor y desventuras,
esperas de nostalgias postradas de penumbras
y sombras de un delirio alucinando dudas.

Poesía, amante callejera de sueños,
cazadora incansable de promesas
fugadas en la  noche, donde llueve estrellas,
inefable maestra de mis letras,
que te escapas  sutilmente y  que regresas
con alma enamorada y sueños de doncella.

Traslúcida me llamas en mis horas inciertas,
sensible de añoranzas mezcladas entre tus letras,
moldeas de ilusiones el cielo de esa estrella
que se fugó en la noche  con  magia de promesas.

Poesía, tu misterio me atrapa, quiero tenerte toda,
pero siempre te evades en subjetiva alianza,
con elfinas doradas para cazar nostalgias,
soledades y penas, estrellas no fugadas
y  conquistar amores de quimeras soñadas .



lunes, 17 de octubre de 2011

Me enamoran tus versos.

Me enamoran los versos que escribes en tu espacio, son diluvios de emociones en mis sombras sin rostros ni recuerdos. Llegan a mi mundo cada mañana , y cada noche,  como una adicción que me arrastra a ese reencuentro con las letras perdidas que bendicen tu nombre. No conozco de ti nada, tan solo tus versos,  elocuentes y tiernos,  congruentes en el universo alado de un poeta que persuade y conmueve, que estremece y conspira , que se entrega y se pierde , que enamora y suspira.  Hay algo que me atrae a tu paraíso perfecto, definitivamente excelso, divinamente etéreo, me acerco sin presentarme y me deleito en cada verso tuyo que suspira de anhelos.


Me enamoran tus versos,
son espejos de almas,
quimeras y deseos,
estrellas de la nada
en  utópico vuelo,
que brillan para darme
 la fuerza de tu aliento
solitario y poeta,
 hechicero de sueños.


 
 Me enamora el oasis
en mi mundo desierto
 de tus versos que llegan
en diluvio de anhelos,
 esta noche soñada
de sombras sin recuerdos.
 para decir te amo
en silencio de versos.


Hoy quiero amarte.


Hoy quiero amarte entre las hojas de mi hastío,
quiero desenredar el mundo entre tus besos,
hoy quiero andar cada segundo de mi tiempo
y respirar la candidez de mis silencios.

 Hoy quiero entrar en los rincones de tu alma,
 escudriñar cada cajón de tus recuerdos,
 abrir la puerta del abismo de los sueños
 y amarte así tal cual eres, tal como siento.

 Hoy soy cielo de espumas entre tus brazos,
quiero surcar las olas de mis mares en tus pupilas,
quiero anidar en tu pecho y ahí quedarme
 y cabalgar los dos juntos  hacia mi luna.

Hoy quiero alcanzar el horizonte de mi cielo, 
levitar con sutileza al universo y en vigilia sofocada 
cual  ténue manto de arrullos y de besos,
humedecer  la candidez de este desvelo
en el alba apasionante de tu cuerpo.

Venus de amor quiero entregarte en esa estrella,
cuando susurro sensualmente, sin remilgos
y vas  penetrando al surtidor de mis gemidos 
bendiciendo la dulce miel de mil suspiros.

Hoy quiero amarte en este otoño peregrino,
quiero allanar con luz de hechizo los abismos
y en el ocre despertar, húmedo y tibio
ya no habrá más soledad si estás conmigo.

domingo, 16 de octubre de 2011

El alma salió a su encuentro.

El alma salió a su encuentro este amanecer. La evocación  de momentos efímeros rozaban fugazmente su etérea figura velada de colores tenues y confusos. Miraba su reflejo en el gris mar del cielo infinito viendo reflejada una  imagen de tristeza melancólica y fría, cuando apenas buscaba una luz esplendorosa, sensual, apasionada, que iluminase su horizonte con el frenesí de la pasión, aún  en el lugar más recóndito de todo el universo sensible de su ego.
 El alma languideció ante tal reflejo , convulsionó en la reminiscencia de su añoranza azul, ella se entrega y desea con la exquisita fuerza mística de la unión absoluta de sus fortalezas, nada trivial puede empañar el sortilegio de sus sueños y proyectos.
Ella tiene pureza y candor, inocencia e integridad, cual doncella de un ideal que alcanza elevarse por encima de las tempestades,  para brillar en el resplandor de su mundo amado. 
El alma salió  a su encuentro crepuscular, anhelando encontrarse a sí misma, como esa criatura universal y amorosa, sin rencores ni recelos, pretendiendo revelar todos sus misterios, moldeando con la intensidad de su añoranza una tenue sonrisa iluminada con el más sublime candor de su universo.   Ella lo hace todo perfecto y absoluto, conquista los espacios vacíos con mis versos, libera la inercia pasiva de la apatía que la hace esclava de recuerdos inútiles, dejando atrás toda vanidad y egoísmo, para contemplar la gloria de la vida, más allá de una soñada utopía de batallas sin héroes.
El alma salió a su encuentro vespertino aún entre sombras,  atrapando el lucero extraviado de sus sueños con el gris del horizonte de sus ojos,  y con la luz del sol cautiva entre sus manos de poeta,  para escribir el más enamorado verso de amor.

sábado, 15 de octubre de 2011

El lenguaje de tu amor



El lenguaje de tu amor es sencillamente difícil de entender. Escasas son tus palabras, difícil poder entrar en el muro invisible que pone barreras a lo que sientes. Te escondes detrás de una muralla de fortalezas, que lo ahoga todo, que lo suspende todo, en una cuerda frágil de melancolía y depresiones que pretendes esconder en tu mundo interior. Llegarte a comprender es conjurar la magia del crepúsculo al amanecer, es pretender tocar el  etéreo vuelo de un ángel, así como beber el elixir del alquimista oculto de tus pensamientos, es pretender absorber la energía vital del astro rey desde el  mundo amado de mis versos.
El lenguaje extraño de tus ojos, no expresa nada, solo un vacío esotérico que se reserva  para sí, cual subjetiva mirada que se aleja y se contempla solo a sí misma, solitaria y alejada, en el inescrutable espacio de un enigma que aleja a tu mundo escéptico de mi mundo espiritual.  Contemplativa observo cada gesto de tu rostro cuando duermes, ó cuando alcanzo cruzar fugazmente mis ojos con los tuyos, en un instante  ineludible que pueda  atrapar entre mis versos todo aquello sublime que callan tus palabras.  Incomprensible y extraña, divinamente excelsa esa contradicción de amarte y de entender el lenguaje de tu amor, tus escasas palabras y la ternura apasionante de tus besos, que me enloquecen y atrapan en el secreto reservado de ese mundo del universo que solo tú conoces,  y que yo puedo sentirlo en la mágica entrega de mi cuerpo. El lenguaje incognoscible de tu amor,  me habla en el místico instante de tus besos.

Aroma de engaño.


Me llegaron tus rosas con  aroma de engaño,
delicadas y bellas, ingenuamente hermosas
me llegaron calladas en silencio apagado
y tu postal sellando un suspiro  en mi espacio.


Enigmáticos, suaves, sus pétalos dorados
con  aroma de engaño inefable y seráfico,
me llegaron las rosas en el gris reservado
de la inercia forzada de un misterio escapado.


 No sentí tu  presencia al tener en mis manos
 la suavidad virtuosa del dorado regalo,
 el amor no se compra con aroma de engaño
 y el dolor se condensa, el perdón no ha llegado
 si tus rosas son solo un camino frustrado.


En la línea aparente de mi horizonte alado
tus rosas me sonríen esperando el milagro,
que un azar venturoso, inefable y romántico
cicatrice la herida que el dolor me ha dejado.

Hoy recibo tus rosas con aroma de engaño,
divinidad sublime con atractivo encanto
y mi universo triste, poeta y solitario,
cual venus de lirismo, bendice con mi llanto
los versos que te escribo con pétalos dorados.



jueves, 13 de octubre de 2011

¿Qué esperas de mí ?

¿Qué esperas de mí en medio de la noche,
si el hoy y mi mañana se esfuman sin tu luz?
¿Qué esperas de mí, en medio de la nada,
si mi canto no escuchas al susurrar mi voz ?


Lentejuelas que caen en cascadas de luces
y su brillo marchitan al mirar mi interior,
sufrimientos negados debilitan mi alma
 esperando que escuches mi plegaria de amor.


En medio de la nada claudica la derrota,
la pasión se desborda en mar de incomprensión
y en medio de la noche que castiga mis sombras,
el pánico de amarte se torna una obsesión.


No espero en la alborada que calmes mis tristezas,
tu complejo ha vencido, la traición nos golpeó,
mientras velan  penumbras  solitarias las brechas,
sin pensar que en mi llanto se fugaba el amor.


¿Qué esperas de mí ahora, cuando el duelo flagela,
sollozando nostalgias obcecada  ilusión?
Si al quemarse  en la hoguera aleladas laceran,
espejismos de anhelos conspirando dolor.


Aceptar la derrota  sin rencor ni venganzas
esperando en el alba renacer la humildad,
 del endrino crepúsculo caballero en la alianza
que comparte bohemio su divina verdad.

¿Qué esperas de mí ahora implorando un regreso
 si el presente es mi vida y el ayer fue una historia?
Desafío tu hombría, tu arrogancia simplona
y aunque sola camine, no hay retorno a las sombras.



 Yo te ofrezco cansada el sublime poema
pedestal de mi historia, surtidor de mis penas,
 no puedo nada más, solo escribir las letras
que brotaron calladas sin esperar respuestas.