Mis letras versadas

Mis letras versadas

viernes, 30 de septiembre de 2011

Lágrima entre sombras.

Hoy buscando en mis recuerdos, una lágrima salpicó mi corazón, quizás sentí el aliento de aquel vacío sin quererlo y sin pensarlo, pero estaba ahí, latente, perdido, como el que espera un soplo para sentirse vivo. 
Quise ignorar la lágrima, y un suspiro escapado, me preguntó al oído, ingenuo, sutil y presumido.
¿ Por qué huyes, y te escondes entre muros de olvidos  ?
¿Por qué tu lágrima se escapa húmeda y sin destino,
cual cascada que cae suavemente al vacío ?
Le contestó mi alma inspirada de sombras con la mirada de melancolía y nostalgia,  con elegancia secó la lágrima y cautelosa divinizó la magia de aquel suspiro suave e inocente, lo sofocó en silencios y cual sublime hechizo fue conquistando espacios en aquel enorme vacío. 
  Yo cerré la puerta de mis recuerdos fríos, sofocada de espantos, de tristezas y  hastío, y mi alma me hablaba con nobleza de olvidos y al suspirar nostalgias bendecía el sendero de luces entre sombras efímeras .
 Allá, al final del camino , en un punto lejano, suspiraba mi soledad vestida con luces del destino,  buscando en los recuerdos del pasado vivido, una quimera rota para llorar suspiros y convertir las nubes de mis blancos delirios en perlas de esperanzas, 
cual gotas de rocío que brillan en la noche,
 cuando el Sol se ha dormido.



martes, 27 de septiembre de 2011

Pensando en tí.


 
Pensando en tí, mi magia hoy escribe un poema ,
  me brota con la rosa callada de mis penas,
 y abro el universo de  sombras y tristezas
con silencio de estrellas y musa de poeta.


 
Del cielo de mis sueños, veo caer mil versos
 en cascadas de abismos, augurios de deseos
 que suaves acarician mi piel y tu silencio,
y te pienso en mis brazos y me besas discreto.


¿ Dónde encontrar la puerta para salir despacio ?
Pensar que soy paloma, soñar que voy volando
 al encuentro perdido,  de tu rincón vacío ,
y anidar en tu cuerpo desnudando el hastío.


 
Hoy escribo un poema cual luz de mi delirio ,
la soledad no es sombra en tu esplendor y el mío,
hoy dibujo tu aroma con pinceles  perdidos
 anidando en mi alma la rosa del suspiro,
y tú besas el monte que moja mi rocío.


Pensando en tí mi amor, escribo mis motivos
de entregarte el ocaso y amanecer contigo,
con la humedad callada de secretos vividos
en el rincón de amantes soñando un paraíso.



Cuando miro a tus ojos.


Cuando miro tus ojos, callados de esperanzas,
una emoción invade mi alma que se espanta,
el amor se debate entre dudas que pasan
y al estrechar tu mano, ya no me inspiras nada.

Cuando miro tu boca, tan seca de esperanzas,
me pregunto quien eres, si no calmas mis ansias,
siento sed en mi pecho, un frío que me apaga,
la añoranza de un sueño se escapa entre las sábanas.

Yo me enredo en el velo de un ángel que me alcanza,
al levantar mis ojos y buscar tu mirada,
te encuentro taciturno, buscando entre mis ansias,
un amor ya marchito sin pudor y sin alas.

Cuando miro a tus ojos ya no te miro el alma,
buscaré en este vuelo una mirada clara,
que me llene de nuevo entre sábanas blancas,
de esa pasión, de un sueño que domine mis ansias

y despertar de nuevo para sentirme AMADA.














Esa niña .


Esa niña que lleva mi alma en su mirada,
 inocente en la ingenuidad de una sonrisa,
no repara misteriosa en la agonía,
de aquel que su maldad lleva en su frente.


 Frágilmente me sostiene la palabra
 que brota sutilmente de mi alma,
cual manantial que en cascadas de esperanzas,
intempestivo rompe en lágrimas sus ansias.


Vuelve a mí esa niña que no pierde la ternura,
que se cubre del verdor de una mirada limpia.
Vuelve a mí, hastiada de besar la oscura cobardía
 para escribir en versos la magia de los días.


Esa niña que lleva mi alma en mis angustias,
se viste de añoranza y en virginal desvelo,
espera en desafío, atávicos senderos
 luciendo el resplandor: cual ónfalos de sueños.


Esa niña que clama  genuina de esperanza,
 se mira en la mirada cansada de mis sueños,
ilusa en su renuevo, filigrana que alcanza,
auténtica  utopía: quimeras de mi estro.



Esa niña poeta, creadora de  versos,
que conquista las musas en el delfos de sueños,
dibuja los quijotes amantes de su templo
cual notas que seducen  melodiosos arpegios
con acordes del alma y el primor de los besos.




Pasión de tu universo.

He mirado intensamente tu universo
y mis sueños crepitaron al encuentro,
 he buscado clandestina mi lucero
o el amante talismán del pensamiento.

He  vagado en el cendal sin cautiverio
que ha velado en el epígono silencio
y buscando en el estigma del misterio,
encontré la gran pasión en tus deseos.

¡Qué misterio, qué emoción, mágico empeño!
He buscado aquella estrella de mis sueños
 afanosa, delirante en mis desvelos
y el amor trenzó mi aliento entre tus besos.

Dulce vuelo en la pasión, dulce destello,
miel y estrella van colmando los excesos.
Te he buscado en el anhelo de mi cuerpo
 y en el délfico placer del desconcierto.

Cuando cierro muy despacio los luceros
que acarician atinados los intentos,
yo disfruto en el aroma del espliego
la sublime intensidad en su denuedo.


En el clímax culminante yo te espero
atrevida y cenital cual apogeo,
atrapando en el rubor tórrido y pleno
al bohemio seductor de mi universo.






Amante de mis noches.


Puntualmente a la cita, el Otoño nos llega,
elegante  Señor de las hojas ya muertas,
coloreando los bosques, dibujando una estela,
con cristales de lluvia en alfombras de hierbas.

Amante de mis noches, vigía de esperanzas,
no mates mi ilusión en cada hoja muerta,
sutilmente perfumas con tu aroma de esencias ,
el amor que no muere en tu alfombra de hierbas.

Ocres pensamientos dibujan tu mirada
más allá de ese brillo que tu pincel irradia,
 suspirando al mirarte cuando el arte me alcanza
y hoy lo inspiras todo, hoy cautivas mi alma,
cual hechizo encantado que me acerca a tu magia.

Amante de mis noches, que arrullas mi esperanza,
que no duerme en silencio al nacer la mañana
y me invitas despacio a escucharte callada,
 escribiendo estas letras que me nacen del alma.


Puntualmente a la cita, llegastes con el alba !



Ustedes son mi historia de hoy.


Todos llevamos en nuestro ser esa luz tan especial
que nos hace únicos e irrepetibles en este mundo,
 cada cual con su forma distintiva de ver la vida,
de enfrentar las disyuntivas
y oportunidades que ella nos ofrece.
 Lo que sí nos une para siempre,
es el sentimiento de la amistad que crece cada día,
no importa la distancia ni el contacto visual ó físico,
este medio nos hace sentir que
somos importantes para quienes piensan
 en nosotros todos los días
y de una forma tan especial
nos guardan en sus corazones.
 Yo los llevo siempre conmigo ,
por esta bendición de saber
que todos forman parte de
 mi historia de hoy.





Hoy llegas a mí.

La inspiración hoy llega vestida de tristeza,
en gris melancolía  cual hielo en mis mejillas,
deslizando una lágrima  vacía de quimeras,
hialina y transparente,
con sombras de  suspiros y nubes de tinieblas.

En mi ventana asoma su trinar un rayo de esperanza,
lo quiero atrapar entre mis ojos y disipar mi angustia blanca,
la inspiración se turba,
no hay calma en mi conciencia alada  por ángeles del ánima,
 conspirando conmigo la infiel melancolía,
tejiendo en su agonía
cascadas entre las cumbres de lágrimas calladas.

Hoy, mi inspiración se viste con pétalos del  alba,
amaneciendo triste  junto a la niebla en calma,
con mis libros de sueños que arrebatan y escapan,
en el espacio etéreo de mi verso que  alcanza,
 la luz del horizonte del ocaso que atrapa,
el numen de la musa que al crepúsculo ama.



Hoy la inspiración deslumbra azares de mi alma.